Acdesa critica que el Consell renuncie a la aplicación de una tasa a las bebidas azucaradas

Gobierno vasco no estudia implantar un impuesto sobre bebidas azucaradas "ni por motivos de salud ni fiscales"

La Asociación Ciudadana para la Promoción y Defensa de la Salud del País Valenciano (Acdesa) ha criticado la decisión del la Consell del Botànic, "recientemente publicada", de renunciar a la aplicación de una tasa a las bebidas azucaradas. Las razones, según denuncian, serían: la "presión" de las empresas productoras; la duda sobre si el impuesto generaría un aumento de ingresos a las arcas públicas; el impacto electoral; y la incertidumbre sobre el efecto real en la salud de la población.

Según explican desde este colectivo, hay "evidencia científica" de que con un incremento del precio final de las bebidas azucaradas su consumo se reduce alrededor del 20%, y apuntan que hay muchos países que lo han implantado, y en España, en Catalunya lleva poco más de un año con resultados provisionales "esperanzadoras".

En 2013, la revista BMJ publicó un análisis exhaustivo sobre la "bondad" de estas medidas de salud pública que: "mejoran la salud de la población, sobre todo de los estratos más vulnerables". Los países donde se ha implantado, sostienen desde Acdesa, han recogido información positiva sobre el impacto sobre la obesidad y la salud general de la población. "Este debe ser el argumento más relevante, a la hora de impulsar políticas progresistas que benefician a la mayor parte de la población, principalmente a la más vulberable, razón por la que renunciar a dicha tasa nos parece una decisión, cuanto menos, desacertada", apuntan.

Desde Acdesa afirman: "ya sabemos que la presión de las compañías productoras va a ser muy fuerte, pero no entendemos que el Gobierno del Botànic pueda ser influido por estos 'lobbies' hasta el punto de retrasar o abandoner esta medida". Así, sostienen que hay evidencia "a lo largo de la historia de la presión de la industria tabaquera, farmacéutica, alimentaria, tecnológica, etc... para imponer sus objetivos que, con la excusa de que este tipo de medidas públicas regulatorias no consiguen los objetivos que se proponen y en cambio pueden tener como consecuencia la desaparición de puestos de trabajo, al dejar de ser amables este tipo de productos".

"Las campañas de propaganda y la utilización de los medios de comunicación afines o cooptados para la ocasión -aseguran- se han desplegado en todos los países que se han atrevido a regular estos consumos perjudiciales". En su opinión, "está claro" que su influencia es enorme y obliga a las fuerzas progresistas a "hacer pedagogía" entre la población para conseguir el máximo consenso social para implantar estas medidas.

Desde Acdesa exigen al Consell del Botànic que se plantee de nuevo este tipo de medidas con el compromiso de llevarlas a cabo y a la Conselleria de Sanidad que sea la "abanderada" de las políticas de salud pública en el Gobierno, ya que tienen como objetivo "la mejora de la salud de la población valenciana, tal y como recoge el actual plan de salud".

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2018 - 13:00 h

Descubre nuestras apps

stats