eldiario.es

Menú

El PP recupera la alcaldía de Alicante gracias a una tránsfuga de Podemos

La concejal expulsada de Guanyar Alacant, Nerea Belmonte, quien pedía un sueldo para darle su voto a la socialista Eva Montesinos, se ha abstenido

Los ocho concejales del PP, partido más votado en las pasadas elecciones, le han dado el gobierno municipal al popular Luis Barcala

Ciudadanos y su tránsfuga Sepulcre se apoyan a sí mismos para evitar respaldar un ejecutivo de izquierdas

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El PP, con Luis Barcala, arrebata al PSPV la Alcaldía de Alicante

Luis Barcala, del PP, con la vara de mando de alcalde de Alicante. EFE

Vuelco en Alicante. El hasta ahora portavoz del grupo municipal del Partido Popular, Luis Barcala, es ya el nuevo alcalde de la capital de provincia gracias a la abstención de la concejal tránsfuga Nerea Belmonte. El PSOE de Eva Montesinos había logrado recabar los apoyos de Compromís y Guanyar Alacant, pero necesitaba de un respaldo más, el regidor número 15, para seguir en el poder. Finalmente la tránsfuga de Guanyar, Nerea Belmonte, ha inclinado la balanza a favor del PP. Su abstención ha permitido al PP volver al poder tres años después de que lo hiciera la última alcaldesa popular, la procesada Sonia Castedo, investigada por amañar el PGOU en favor del empresario Enrique Ortiz.

Belmonte reclamaba disponer de un sueldo como concejal, cuestión que hasta el último momento estaba en el aire pues las tres fuerzas de izquierdas se habían comprometido con ella a modificar el Reglamento Orgánico del Pleno (ROP) para incluir esta demanda a cambio de recibir el apoyo de la exedil de Podemos. Sin embargo, Nerea Belmonte exigía que estuviera por escrito, algo que no había sucedido y ha optado por la abstención.

Por su parte, Ciudadanos ha preferido votar a su portavoz Yaneth Giraldo, la cual ha cosechado cinco votos. De esta forma, el partido naranja se ha desinhibido de dar cobertura al gobierno de derechas que proyectaba el PP, como si hizo en 2015. Por último, el otro concejal tránsfuga salido de las filas de Cs, Fernando Sepulcre, se ha votado también a si mismo pero lo ha hecho "a boli", según ha relatado en el recuento de votos el secretario, quien lo ha declarado "nulo".

Barcala permite al PP recuperar una de sus tradicionales plazas. Alicante había estado gobernada durante los últimos 20 años por distintos gobiernos conservadores. En 2015, el PSOE de Gabriel Echávarri pactó un ejecutivo local con Guanyar y Compromís pero el doble procesamiento del socialista -por presuntamente trocear contratos en el área de Comercio por valor de 190.000 euros; y por posteriormente despedir a una funcionaria interina por represalias contra el PP, como él mismo reconoció, ya que se trataba de la cuñada del líder de grupo municipal popular, Luis Barcala- hizo estallar el tripartito primero, propició la  salida de Echávarri el pasado 9 de abril y ahora la vuelta del PP.

Durante estos tres años de inestable gobierno socialista también han visto mermar sus filas los grupos municipales de Guanyar Alacant y de Ciudadanos. El primero se vio obligado a  expulsar al grupo de nos los adscritos a su concejala de Acción Social y Vivienda después de que se supiese que había concedido varios contratos menores a la empresa de comunicación de dos compañeros de partido. Cs también abrió un expediente a su concejal  Fernando Sepulcre tras detectarse que había intentado pasar facturas de gastos de su vehículo al grupo de la formación naranja en la Diputación de Alicante donde es diputado. En el organismo provincial, ya como tránsfuga, ha venido dando su respaldo al PP de César Sánchez, cuyo voto permite a los 'populares' seguir gobernando. Ahora, Sepulcre y Belmonte también han dado vía libre a otro gobierno del PP en la segunda ciudad de la Comunidad Valenciana. 

Tras el nombramiento de Barcala como nuevo alcalde, Echávarri le felicitaba a través de su perfil de Twitter.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha