eldiario.es

9

La culpa es de Oltra

No sé cómo lo hace Mónica Oltra. Siempre tiene la culpa. Esta vez es Hosbec la que, de una manera poco acertada, ataca directamente a la consellera de Igualdad y vicepresidenta del Consell pidiendo su cabeza por decir en una entrevista que, “a lo mejor, debemos repensar nuestro modelo turístico de masas. Ver si es sostenible”.

Y yo me pregunto: ¿Qué fue lo especialmente hiriente o desafortunado de la frase de Oltra que llevó a la patronal hotelera a tener esta salida desmedida? ¿Expresar que nuestro modelo “arrastra fenómenos como las Kelly a las que maltrata tanto salarialmente como en condiciones de trabajo”? ¿Quizás fue la calificación del modelo como “de masas”? ¿Acaso lo que ha dicho la Vicepresidenta no es obvio? ¿Acaso lo dice solo ella? Veamos.

Libro Blanco para una Nueva Estrategia Turística de la Comunidad Valenciana (Universidad de Alicante, 2018). Tras la introducción del secretario autonómico de la Agencia Valenciana de Turismo, Francesc Colomer, nos encontramos en la página 49 que “el mayor problema de la Comunitat Valenciana que podemos derivar de los datos de Eurostat en comparación con el resto de destinos turísticos de Europa es la excesiva concentración turística en las zonas costera. De hecho más del 90% de la demanda turística de la Comunitat se encuentra en poblaciones con salida al mar… y que deja el turismo rural en apenas anecdótico”. La desproporción entre costa e interior es la mayor de todo el Estado español.

Mónica Oltra no ha dicho por tanto nada nuevo o hecho ningún planteamiento que se desvíe de la fotografía que hacen desde la UA o desde la propia oficina estadística de la Unión Europea. Qué digo, desde el propio Consell. Compromís lleva incorporando a sus programas electorales propuestas enfocadas desde lo profesional, lo académico, la solidaridad y la ética desde su creación. Cuando hablamos de turismo lo hacemos desde la sostenibilidad, social, ambiental y laboral. Hablamos de turismo inteligente. Hablamos de colaborar con los municipios para que apliquen la nueva Ley de Turismo, ¡pactada con el sector! Hablamos de dotar especialmente a los pequeños de ayuda técnica para elaborar planes de ordenación de recursos turísticos. Hablamos de regular y delimitar los recursos turísticos a través de la ordenación urbanística, de luchar contra el intrusismo y los apartamentos turísticos irregulares... Hablamos del Código Ético del Turismo, firmado por cierto por Hosbec, y por tanto hablaremos siempre a favor de cambios y mejoras para los trabajadores en un sector que se sostiene con pagas miserables a mujeres que limpian los hoteles.¿Así que de qué habla Hosbec cuando acusa Oltra de “pobreza intelectual”?

Exponer unas ideas o un pensamiento sin insultos no puede llevar a la descalificación a la que ha recurrido la patronal hotelera. Todo es discutible. No hay un único camino. El actual modelo turístico valenciano está vinculado a actividades de bajo valor añadido que compiten a través de los precios. Las tres comarcas con más riesgo de pobreza de la Comunidad Valenciana son precisamente las que más han desarrollado su vertiente turística, sea desde los hoteles o el turismo residencial. Son la Vega Baja, la Marina Alta y la Marina Baixa, de acuerdo a la última encuesta de condiciones de vida de la Generalitat Valenciana. Cuando hablamos de turismo, no hablamos de destruir; hablamos de reconstruir. Cuando una conselleria dirigida por Compromís como es la de Rafa Climent hace un decreto para que empresas de menos de 50 trabajadores puedan incluir en sus Expedientes de Regulación de Empleo Temporal a los y las trabajadoras fijas discontinuas a coste cero para la sociedad, claro que sabemos qué tipo de empresa hostelera tenemos en nuestro territorio. Nosotros cuando hablamos de turismo no solo hablamos de las grandes ciudades o de Benidorm o Gandia.

Tengo la impresión que la susceptibilidad mostrada por hoteleros, empresarios y algunos sectores de la política no habla de ninguna gestión, sino del debate que está por venir: qué medicina aplicaremos en el futuro para salir de esta crisis sanitaria en la que estamos inmersos. ¿Las mismas recetas del 2008? ¿O podemos empezar una nueva senda con el esfuerzo de todos?

O construimos un sistema equilibrado y equitativo, compatible con la vida y el planeta, o viviremos al límite constantemente. Descarbonizar la economía, la introducción de una fiscalidad ambiental, la reorientación de la movilidad o la economía circular deben ser los pilares sobre los que se sustente este nuevo escenario. Y, ¿qué papel juega el turismo de masas en este apartado? Pues a simple vista no parece muy sostenible un modelo de negocio basado en parte en la precariedad laboral, la temporalidad y la privatización de nuestras ciudades. Quizás, como dice Oltra, deberíamos incidir en superar este modelo y virar hacia un modelo basado en el valor añadido, la calidad y la diversificación; un modelo amable con nuestro entorno y con nuestros recursos naturales, en el que se recuperen los centros de nuestras ciudades para sus habitantes y que ayude a frenar la curva de la especulación de los alquileres. Ver una ofensa en esto denota una cierta pobreza de miras. O un ataque gratuito. De estos últimos veremos más, seguro. Porque la culpa siempre es de Oltra.

Aitana Mas es portavoz adjunta de Compromís en las Corts Valencianes.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha