La portada de mañana
Acceder
El bloqueo de Orbán al embargo al petróleo ruso agrieta la unidad de la UE
La “COVID incidental” limita la vuelta a la normalidad de los hospitales
'El aborto y la renovación del CGPJ y del Constitucional', por Javier Pérez Royo
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Equo dice que el TTIP es un “peligro que se negocia de espaldas al ciudadano”

Equo dice que el TTIP es un "peligro a nivel democrático, social y  ecológico que se negocia de espaldas al ciudadano"

El portavoz de Equo en el Parlamento Europeo, Florent Marcellesi, ha afirmado que el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión (TTIP por sus siglas en inglés) es un “peligro a nivel democrático, a nivel social y una amenaza a nivel ecológico, que se negocia de espaldas a la ciudadanía”.

En un encuentro-debate titulado “La lucha contra el TTIP: que se cuece en los pasillos de Bruselas”, Marcellesi ha recordado que se trata de acuerdo entre EE.UU. y la Unión Europea, y que “seguramente es el tratado más transparente que se está negociando entre la UE y otra zona económica”, gracias a la “presión de la sociedad civil” y de grupos y partidos políticos en su contra en el Parlamento Europeo.

Ha afirmado que el TTIP es un “peligro a nivel democrático, a nivel social y es un peligro a nivel ecológico”. En el ámbito democrático, ha asegurado que adolece de una “falta total de transparencia” y que el TTIP se “está negociado de espaldas a la ciudadanía”, dado que el “90% de las relaciones de la Comisión Europea con la sociedad civil ha sido con grandes lobbys y grandes multinacionales, porque los que tienen realmente interés en el TTIP son las grandes corporaciones alimentarias, energéticas o de salud”.

“Secretismo”

Sin embargo, Marcellesi ha dicho que la “falta de transparencia” y el “secretismo” del TTIP se “está figurando, porque ha habido una presión enorme”, que hizo que la Comisión Europea publicara el documento y “ahora se ven obligados a correr detrás de los colectivos, de los partidos que damos más información a la Comisión Europea”.

Ha indicado que el TTIP no busca suprimir las barreras comerciales tarifarias, sino las no tarifarias, las normativas, para “armonizar dos legislaciones diferentes, como son la de EE.UU, y la de la Unión Europea.

Marcellesi ha afirmado “no estar en contra del libre comercio, si va a responder a las necesidades de las personas, dentro de los límites del planeta, luchando contra el Cambio Climático, dando de comer a las personas y más trabajo”, pero el TTIP no es un “tratado de libre comercio”, sino un “tratado que permite a unas pocas empresas tener más beneficios a costa de la gran mayoría de las personas en EE.UU. y Europa”.

En ese sentido ha dicho que el “TTIP permite tirar hacia abajo legislación laboral, legislación cultural, ambiental o de protección de los animales”, por lo que los productos que vamos a comer o disfrutar en Europa pueden “ser productos que no respeten la legislación ambiental y la legislación social en Europa”.

El representante de Equo ha afimado que “la propuesta que está detrás del TTIP dice que a más crecimiento, más bienestar”, lo que según ha dicho es “falso”, porque, “por encima de cierto umbral, no existe ninguna correlación, ni negativa, ni positiva entre aumento del PIB y aumento de bienestar”.

Contra compromisos

Ha afirmado que “venden un tratado que ahora mismo esta yendo en contra de los compromisos de la Unión Europea, de los compromisos de Naciones Unidas y en contra de lo que dicen los científicos internacionales” y “no es una herramienta que permita luchar contra el Cambio Climático, que va a afectar al bienestar más básico de cualquier persona”.

Por ello, ha afirmado que “hay que ir un paso más allá y decir que es un problema de modelo y de futuro”. A este respecto, ha indicado que se ha conseguido, a través de una recogida a nivel europeo, 1.500.000 firmas en toda Europa contra el TTIP, lo que dice que “realmente, ya hay un sector importante que se está movilizando y la Comisión Europea lo reconoce”. “Reconoce que no ha sabido vender el TTIP, que no han sido transparentes y que han perdido la batalla en las redes sociales”, ha concluido.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats