El Parlamento reitera su acuerdo para integrar Onkologikoa en la sanidad pública

Este repetitivo debate ya ha sido celebrado hasta en tres ocasiones en la Cámara vasca y siempre, incluida esta última ocasión, con el mismo resultado: que el centro privado de San Sebastián pase a estar integrado en la sanidad pública vasca. Esta propuesta, impulsada desde las filas socialistas, cuenta con el apoyo de EH Bildu y UPyD. Los 38 votos que suman estas formaciones -frente a los 37 de PNV y PP, grupos que se manifiestan en contra- han permitido que salga adelante la iniciativa. El Parlamento vasco ya se posicionó a este respecto pero el Gobierno no ha cumplido de momento el acuerdo de la Cámara vasca. A juzgar por el discurso mantenido por el grupo nacionalista no parece que se vayan a producir cambios en su apuesta por mantener el convenio y evitar la absorción por parte de Osakidetza del centro sanitario privado de Donostia.

Los socialistas han insistido en su petición -"para disipar dudas y aclarar posiciones"- y han solicitado de nuevo que Onkologikoa – perteneciente a la Fundación Kutxa- quede incorporado a Osakidetza como ocurrió en su día con el hospital de Basurto y el del Alto Deba. “Sería una garantía de presente y de futuro que velaría por la supervivencia del centro”, ha declarado Blanca Roncal. La portavoz socialista ha recordado que el Parlamento ya se posicionó a este respecto. “Se ha hecho caso omiso a este Parlamento que ha pedido la integración del Oncológico en el sistema público. El consejero se toma los acuerdos a beneficio de inventario. Lo dijimos hace 20 meses, lo repetimos hace tres semanas y lo ratificamos ahora para que quede claro”, ha reiterado Roncal.

Los socialistas consideran que esta medida se evitará que en el sistema público “se cuelen aires privados. “Reconocemos la importancia de la concertación pero las empresas de gestión privadas no deben ser sostenidas con dinero público y cuando es así deben de ser integradas en el sistema público”, ha sugerido Roncal. La portavoz socialista ha explicado que las alarmas se han disparado cuando se ha visto que el oncológico no tiene suficientes con los ingresos actuales y busca, para sostener el centro, otras líneas de financiación que nada tiene que ver con el tratamiento oncológico. "El patronato de Onkologikoa ha aceptado alquilar distintas áreas del instituto para prestar servicios diferentes a los oncológicos, desvirtuando la función y misión al servicio de los guipuzcoanos". PSE, EH Bildu y UPyD se muestran recelosos ante estos movimientos ya que se corre el riesgo de que el concierto público renovado entre el departamento de Salud y la propietaria de Oncologikoa sea utilizado por empresas privadas con intereses privados. "Nos da miedo dejar todo en manos privadas y luego con dinero público garantizarle a esa empresa privada su negocio", ha explicado la representante de EH Bildu.

Seguir el ejemplo de Basurto

Blanca Roncal ha sugerido que se suscriba un pacto con Kutxa para que asuma las deudas contrarias hasta el momento y "a partir de ahí Onkologikoa pase limpio al departamento de Salud, como pasó con Basurto".

Al PNV y el PP les sigue sin parecer una buena opción. Apuestan por dar continuidad a la colaboración público privada. Sobre la desconfianza mostrada sobre las nuevas líneas de financiación impulsadas por el centro privado dejaban claro que es lícito y normal por su parte. "No podemos criticar que el oncológico pretenda completar sus ingresos con otras actividades parlamentarias", ha expuesto la popular Laura Garrido.

Los nacionalistas y los populares no creen que el centro mejoraría por pertenecer a Osakidetza y insisten en que el camino es la colaboración entre los dos centros. Kerman Orbegozo, del PNV, ha asegurado que el acuerdo de renovación del convenio ha dotado de estabilidad económica y garantiza la continuidad del centro y de sus trabajadores.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats