Exigen la paralización del “atropellado” proyecto de renovación de los quirófanos del hospital del Bidasoa

Representantes de la plataforma Osasun Bidasoa este martes

La plataforma Osasun Bidasoa ha solicitado a la consejera de Salud del Gobierno vasco, Gotzone Sagardui, que paralice el proyecto actual para renovar los quirófanos del hospital del Bidasoa, por el cual se trasladará todo el servicio al Onkologikoa de Donostia mientras se lleven a cabo las obras. La paralización la exigen, al menos, hasta que el proyecto se debata junto con los ayuntamientos de los municipios afectados —el hospital del Bidasoa da servicio a las comarcas del Bidasoa y Bortziriak (Navarra)—, los trabajadores, sindicatos y la plataforma, en la que se reúnen diversos agentes sociales de la comarca para “garantizar el futuro sanitario del hospital del Bidasoa de una forma responsable y transparente”.

Los sanitarios de un hospital de Gipuzkoa plantan cara a las obras que llevarán los quirófanos a 20 kilómetros

Los sanitarios de un hospital de Gipuzkoa plantan cara a las obras que llevarán los quirófanos a 20 kilómetros

Según ha informado Osasun Bidasoa, la directora general de Osakidetza, Rosa Pérez, firmó la resolución de adjudicación del expediente para la reforma del bloque quirúrgico del hospital del Bidasoa el pasado 15 de diciembre, tan solo cuatro días después de una manifestación en la que miles de personas se unieron para reivindicar la “necesidad de reflexión para buscar la solución óptima para la mejora y renovación del bloque”. No obstante, se adjudicó un contrato por valor de 4.785.522 euros a la empresa Construcciones Adolfo Sobrino S.A. y en dicha resolución, tal y como incide Osasun Bidasoa, “se hace hincapié en que se formalice el contrato en el plazo de cinco días a partir de que se cumplan los recursos establecidos en la Ley de procedimientos contractuales”.

La plataforma ha recalcado además, que, en la mesa sectorial de Osakidetza del pasado 23 de diciembre, la gerencia del hospital del Bidasoa “no supo contestar” cuestiones planteadas por los sindicatos. “El gerente tiene un discurso muy bonito que habla de ampliar: todo va a ser más grande, más cantidad, todo enorme, pero en los mismos metros cuadrados. Se le preguntó cómo piensan hacer eso, cómo piensan solucionar el tema del espacio y de los traslados de los pacientes y directamente no contestó”, ha señalado una representante de Osasun Bidasoa. Por otro lado, la plataforma se cuestiona por qué en el caso de las obras del hospital de Zumarraga se paralizó el proyecto y se revirtió “en la misma línea” de las reivindicaciones y no se hace lo mismo en el caso del hospital del Bidasoa: “No entendemos por qué lo que se puede hacer en el hospital de Zumarraga no se puede hacer en el hospital del Bidasoa. ¿Son rencillas políticas?”.

Por ello, Osasun Bidasoa pide a la titular de Salud que paralice el proyecto y “escuche de una vez por todas a profesionales y sindicatos tanto del hospital del Bidasoa como de Onkologikoa, que desde un primer momento han dado una valoración negativa de este proyecto, calificándolo de inviable”. Con el objetivo de poder desarrollar las obras “sin traslados innecesarios” de una población de alrededor de 100.000 personas a las que da servicio, piden al departamento que cree una mesa de diálogo en la que participen los ayuntamientos afectados, el personal del hospital y la propia plataforma para “analizar diferentes propuestar para dotar al nuevo hospital con las necesidades técnicas y sanitarias para las próximas décadas”. Así, Osasun Bidea ha asegurado que seguirá esforzándose para que se conozca “la verdad sobre este proyecto y su inviabilidad, sobre su proceso oscuro, improvisado y atropellado” y ha anunciado que convocarán nuevas concentraciones.

En noviembre, la parlamentaria de PP+Cs Muriel Larrea preguntó a la consejera sobre el proyecto, a lo que Sagardui respondió que el cuidado de la salud [de la ciudadanía de las comarcas del Bidasoa y Bortziriak] estaba garantizada mientras se lleven a cabo las obras de renovación del bloque quirúrgico. Además, explicó a Larrea la “inviabilidad” de mantener el hospital abierto y ejecutar las obras en diferentes fases y añadió que la decisión de cerrar todos los quirófanos y dejar al hospital sin uno de urgencia se tomó porque “no había forma de encajar un circuito de bloque quirúrgico adecuado y porque la seguridad del resto de la actividad se veía comprometida”. Asimismo, Larrea incidió en la “necesidad” de la ciudadanía de “saber qué es lo que va a pasar para tener la certeza y saber que va a seguir siendo atendida sin dificultades”. Sagardui aseguró que se dirigiría a la población afectada para explicar cómo se llevará a cabo la remodelación.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats