Salud admite a los familiares de una residencia de Vitoria que los internos no tendrían que haber sido confinados en sus habitaciones

La residencia San Prudencio de Vitoria

La asociación Babestu Araba, que agrupa a familiares y usuarios de residencias y centros de día alaveses, ha denunciado que el centro San Prudencio de Vitoria, de titularidad municipal, ha aplicado medidas "inhumanas" ante la posibilidad de que se produjera un brote entre los mayores a raíz del contagio de una profesional y que el Departamento de Salud nunca las validó. "La gestión en esta residencia ha sido arbitraria y, en ningún caso, se ha primado el bienestar de las personas residentes en esa planta de la residencia San Prudencio", se puede leer en un comunicado de esta agrupación.

Euskadi empieza a dar citas de vacunación a las personas nacidas en 1944, 1945 y 1946 tras la llegada de una nueva remesa de Pfizer

Euskadi empieza a dar citas de vacunación a las personas nacidas en 1944, 1945 y 1946 tras la llegada de una nueva remesa de Pfizer

Babestu asegura que los gestores del centro comunicaron a las familias -"todo por teléfono, nunca por escrito"- el confinamiento individual preventivo en las habitaciones de los usuarios de toda una planta, la de Psicogeriatría, y que alegaron que seguían las directrices "ordenadas" por Salud. La asociación, sin embargo, esgrime un escrito de la Delegación Territorial de Salud de Álava en el que se puede leer que esa medida "NO" (en mayúsculas en el original) no estaba prevista en el protocolo vigente en residencias, que lógicamente ha ido adaptándose a todas las fases de una pandemia que se ha cobrado más de 1.000 vidas y 14 en San Prudencio, aunque nunca se incluyeron en las estadísticas de la Diputación de Álava. Todos ellos estaban vacunados, habían dado negativo en la PCR y tampoco estaban contagiados en la segunda.

"Se establece el modo en que debe hacerse el confinamiento, siempre con la seguridad suficiente y, a la vez, el menor perjuicio para los mayores confinados. En definitiva, este protocolo trata, por un lado, que se apliquen las pautas de prevención en relación con la COVID-19 y, por otro, que se maximice el beneficio en la salud física y emocional de las personas residentes", explica Salud, que "agradece" el "interés" de la asociación en la defensa de los derechos de los mayores.

En las residencias de Euskadi hay un único brote activo. Es el del centro San Juan de Segura, en el Goierri guipuzcoano. Suma 24 casos activos, si bien el último fue notificado el 9 de abril. Los contagios los originó un profesional que contrajo el Sars-Cov-2. Todos los mayores afectados estaban vacunados y, merced a ello, ninguno ha desarrollado síntomas de gravedad. Aunque su estado de salud era bueno, fueron derivados por precaución a la planta sociosanitaria del hospital de Eibar.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
Publicado el
12 de abril de 2021 - 21:09 h

Descubre nuestras apps

stats