Vitoria inaugura este martes el Memorial en honor a 1.453 asesinados y a 4.977 heridos por el terrorismo en España

Vista exterior del edificio del antiguo Teatro Principal y del Banco de España que alberga ahora el Memorial

El jefe del Estado, el rey Felipe VI, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, el lehendakari, Iñigo Urkullu, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, y el embajador en España de la República Francesa, Jean-Michel Casa, inaugurarán este martes en Vitoria el museo del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo. Está ubicado en el centro de la capital vasca y rinde tributo a 1.453 víctimas reconocidas en España desde 1980 tras la reciente actualización por el asesinato de los reporteros David Beriain y Roberto Fraile en Burkina Faso y a 4.977 heridos de diferente consideración.

Euskadi reorienta su plan de convivencia hacia la gestión de la "diversidad" aunque asume que hay "asignaturas pendientes" a pesar del final de ETA

Euskadi reorienta su plan de convivencia hacia la gestión de la "diversidad" aunque asume que hay "asignaturas pendientes" a pesar del final de ETA

La idea del Memorial emana de la ley de reparación de las víctimas aprobada en septiembre de 2011 en las Cortes Generales, un mes antes de que ETA anunciara el cese de su actividad armada. Ya entonces se tenía claro que su sede tenía que estar en Euskadi aunque abarcaría también el yihadismo y otros fenómenos terroristas. En 2015, se creó la fundación que gestiona el museo, a cuyo frente está el periodista e investigador Florencio Domínguez. El patronato lo preside de manera honorífica Felipe VI y en él están presentes los Gobiernos central, vasco y navarro, entre otras instituciones. El proyecto tiene dos patas. Una está vinculada al archivo, a la investigación y a la divulgación y la otra es la parte expositiva, siguiendo el modelo del Memorial del 11-S en Nueva York, aunque en este caso con gestión enteramente pública y entrada gratuita.

Este museo está en un antiguo edificio del Estado en Vitoria. Fue la sede del Banco de España durante décadas y ha sido reformado no sin las dificultades propias de un edificio antiguo y de una peculiar fisonomía. Antes, hasta un incendio en 1914, albergó el Teatro Principal. Se pueden leer aquí más datos sobre los teatros históricos de Vitoria en los últimos siglos. Las obras han acumulado retrasos y se completan con una reforma integral de la manzana que rodea al edificio, algo que todavía no está colmatado.

El Memorial homenajea todas las víctimas del terrorismo desde 1960 siempre que el atentado se haya producido en España, sea cual sea su origen, pero también a ciudadanos españoles asesinados en cualquier lugar del mundo o incluso a extranjeros asesinados fuera de España si la organización responsable era española. Varios ejemplos: los ecuatorianos asesinados por ETA en la T-4 de Barajas o los turistas de Las Ramblas en agosto de 2017 están en la lista, como también víctimas del GAL en Iparralde. En datos, descontando los dos asesinatos recientes en Burkina Faso, ETA ha generado 853 muertes y 2.597 heridos, el yihadismo 288 y 2.021. El GRAPO se cobró 92 vidas, el GAL 27 y otros grupos de extrema derecha 62.

El enfoque del Memorial no ha estado exento de polémica. La asociación de víctimas del 3 de marzo de 1976 –cuando la Policía Armada franquista mató a tiros a cinco trabajadores en el barrio vitoriano de Zaramaga- y otros sectores vinculados a la izquierda abertzale han denunciado la ausencia de víctimas de la violencia policial. De hecho, el mismo día de la inauguración hay convocada una protesta. Este colectivo está reconocido por otra ley, en este caso autonómica y de 2016. De hecho, se anuncia ya un homenaje para el 26 de junio. En cuanto a las víctimas del franquismo, es la ley de memoria histórica la que regula su protección. ¿Y el GAL? Los crímenes de esta organización terrorista sí tienen un espacio destacado junto con los de ETA, el GRAPO, Terra Lliure, el Batallón vasco Español o los más recientes casos del yihadismo. De hecho, no se oculta que fue una banda impulsado desde el Gobierno de Felipe González.

En todo caso, este Memorial coexistirá en Euskadi con otras iniciativas. El Gobierno vasco tiene constituido desde hace un lustro el Instituto de la Memoria, llamado Gogora. Después de haber llevado por una veintena de localidades una carpa llamada Plaza de la Memoria -no sin polémica por su gestión económica-, se va a instalar en la sede de Bilbao un espacio expositivo definitivo que abarcará a las mismas víctimas que el Memorial sumadas las de violencia policial y las de la Guerra Civil y la dictadura. El Gobierno vasco, que presentó este viernes su último plan de convivencia, también promueve otro centro específico para el 3 de marzo de 1976 precisamente en la iglesia en que se produjeron los hechos. Y se impulsará el museo de Gernika dedicado al bombardeo de 1937. No se descartan nuevas iniciativas específicas en Gipuzkoa. 

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats