eldiario.es

9
Menú

El rostro de la violencia

La exposición 'Mujer. Todos somos una', que se exhibe hasta el 27 de abril en Aiete, recoge 38 fotografías de mujeres de diferentes partes del mundo que sufren la violencia, y la vulneración de sus derechos.

La muestra es obra del fotógrafo y reportero gráfico Francisco Magallón que no quiere que sea "un conjunto de retratos bonitos", sino que sean "los rostros de las diferentes violencias que las mujeres reciben solo por ser mujeres".

- PUBLICIDAD -
Fotografía tomada en Afganistán en 2010.

Fotografía tomada en Afganistán en 2010.

38 miradas que esconden las historias de otras tantas mujeres captadas por el objetivo de Francisco Magallón componen la exposición ‘Mujer. Todos somos una’ que se exhibe en Aiete Kultur Etxea hasta el 27 de abril.

El trabajo del veterano reportero gráfico que desarrolla  su carrera en TVE desde 1982, le ha llevado a los más diversos lugares del planeta como Sudán, Congo, Mauritania, Guatemala, Siria, Irán, Japón… la lista es larga. Sus viajes, cámara en mano, le han convertido en testigo directo de conflictos internacionales en los que las mujeres son siempre las más damnificadas.

Según los datos que ofrece Acnur, organizadora de la exposición, de los más de 45 millones de personas refugiadas y desplazadas en el mundo, el 80% son mujeres y menores. Miles de ellas sufren a diario persecución por motivos de género que pueden revestir distintas formas: el matrimonio forzoso, los crímenes de honor, la mutilación genital, la trata con fines de explotación, la violencia y esclavitud sexual como arma de guerra, la violencia doméstica, la violencia por orientación o identidad sexual, entre otras.

Magallón ha sido testigo de muchas de estas historias, por eso el objetivo de su cámara se fija siempre en las mujeres y los niños. “Siempre son los que más me han llamado la atención, sus miradas, su disposición a ayudar, a trabajar. Paradójicamente en aquellas culturas se entiende que el hombre es el fuerte, pero allí ves como el hombre vive bajo el trabajo de la mujer”, explica. Todas las historias que se esconden detrás de los rostros fotografiados por Magallón en Egipto, Mauritania, Afganistán o en España, esconden una tremenda historia que como recuerda el reportero “no es la historia de una mujer, la víctima somos todos, porque un acto de violencia de género es un acto contra los derechos humanos más fundamentales que se ejerce contra toda la sociedad”.

Mindi fue salvajemente atacada por su marido. Murió asesinada poco después de denunciar su situación. Guatemala 2010.

Mindi fue salvajemente atacada por su marido. Murió asesinada poco después de denunciar su situación. Guatemala 2010.

Mientras evoca cada una de las fotografías, Magallón resalta la historia de Mindi, una joven de Guatemala que fue salvajemente atacada conun cuchillo por su marido y quedó desfigurada. Mindi se atrevió a denunciar, lo hizo en el programa ‘En portada’ de TVE, “cuatro días después de que nos fuéramos, Mindi fue secuestrada, violada y asesinada”, relata Magallón, “su denuncia, al final le llevo a la muerte”.

A pesar de haber recorrido todo el mundo, el cámara insiste en que no es necesario irse lejos para ver los dramas humanos que tenemos al lado, “no me hace falta irme al Congo, solo hay que darse una vuelta por Madrid y ya lo ves. En los asentamientos rumanos, o en La Cañada, los niños juegan entre ratas”, afirma con contundencia.


Por eso Francisco Magallón está dispuesto a “seguir dando la tabarra”, porque insiste que la igualdad es una responsabilidad de todos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha