eldiario.es

9

OPE DE OSAKIDETZA

Y al séptimo día dimitió Jon Darpón

Urkullu y el consejero de Salud pactaron su salida del Gobierno y el relevo por Nekane Murga el pasado jueves y han diseñado la transición ordenada de la mano

Son las irregularidades en la OPE las que han tumbado a Darpón como antes a Múgica y a Soto pero el PNV insiste en que no hay pruebas y ve "mentiras, manipulaciones y engaños"

El Gobierno Vasco no ve "ningún problema" en comer anchoa, pero no cruda

Jon Darpón EFE

A las 12.45 horas de este jueves 14 de marzo el Departamento de Salud ha comunicado por escrito la "dimisión irrevocable" del consejero Jon Darpón, al que la crisis de las oposiciones del Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) se ha llevado por delante. En las horas anteriores este giro de los acontecimientos era poco menos que un secreto a voces. En puridad, Darpón y el lehendakari, Iñigo Urkullu, habían acordado esa decisión el pasado jueves y ya el viernes, de la mano, habían buscado una sustituta. La elegida es Nekane Murga, cardióloga, que aceptó el encargo desde el primer momento. Con ella se mantiene una tradición, la de contar con un facultativo al frente de la Sanidad vasca y se rompe otra, por vez primera una mujer asumirá la cartera con más presupuesto de la Administración (y hará que este gabinete sea el más femenino de la historia).

Murga (Bilbao, 1963), actualmente directora de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitarias en el organigrama de Darpón, no es afiliada del PNV. Ello obligó a Urkullu a comunicar su nombramiento al Euzkadi Buru Batzar, el máximo órgano ejecutivo de su partido, que le dio el visto bueno. Esa reunión tuvo lugar el lunes. Darpón y Urkullu, siempre de manera coordinada, han preparado la transición con reuniones continuadas esta semana. El conjunto del gabinete se ha enterado del secreto mejor guardado este mismo jueves, según las fuentes consultadas. 

En la nota oficial que confirmaba la dimisión, de seis párrafos, no hay alusiones explícitas al motivo real de la salida de Darpón del Gobierno de Urkullu, el fraude en las oposiciones médicas y la consiguiente investigación judicial ya iniciada en Vitoria y que podría acabar con imputaciones de altos cargos.  Simplemente se dejaba caer el reconocimiento de que "la actual coyuntura política y la confirmación de la presentación de una proposición no de ley de reprobación el próximo 21 de marzo", que iba a ser aprobada en el Parlamento por toda la oposición, hacían insostenible mantener el foco en esta crisis en puertas de una doble cita electoral.

En verdad, todo han sido sobreentendidos en los últimos meses. Entre bambalinas, desde que este periódico publicó la existencia de denuncias de fraude en la OPE de Osakidetza 285 días, 22 horas y 45 minutos antes del cese de Darpón, el reconocimiento de que las irregularidades eran ciertas era implícito. Y no sólo en los exámenes del pasado año. El propio Darpón, aunque en variadas ocasiones repitió que no había "elementos objetivos" que demostraran una realidad que le mostraban con insistencia tres anestesistas del hospital del Alto Deba, una pluralidad de sindicatos (hasta el corporativo SME) y portavoces de la oposición, adoptó algunas decisiones que daban por probado el pucherazo, como ordenar repetir algunos exámenes. 

Es más, había articulado una ronda de contactos con la oposición para mejorar el modelo de futuras convocatorias. La última reunión tuvo lugar el miércoles en el Parlamento con el PP como interlocutor. Frente a los parlamentarios Laura Garrido y Carmelo Barrio tomó la voz cantante una directora del equipo del consejero. Nadie imaginaba que 24 horas después, esa mujer que entró y salió discretamente del Parlamento mientras los medios de comunicación buscaban a Urkullu o Darpón iba a convertirse en su sustituta. Murga tomará posesión en Ajuria Enea el miércoles, ya que el Consejo de Gobierno semanal se aplaza a ese día por la festividad de San José.

El consejero que todos quisieran tener

Pero en las comunicaciones oficiales del Gobierno y del PNV sobre la salida de Darpón -comunicada al socio en el Ejecutivo, al PSE-EE, con la debida antelación- nada se asemeja a la autocrítica o al reconocimiento de que algo no ha funcionado en Osakidetza. "Los resultados avalan su gestión", ha destacado de él Urkullu en una comparecencia extraordinaria en el Parlamento Vasco en la que no ha admitido preguntas de los periodistas. Y ha añadido: "Su gestión ha supuesto una evidente mejora en los estándares de salud y bienestar de la ciudadanía vasca". Hay más frases del lehendakari que contradicen su decisión de firmar un decreto para separar a Darpón de su cargo como "la labor del consejero ha sido intachable" o "es difícil encontrar más honestidad en el ejercicio de una responsabilidad pública que la demostrada por el consejero Jon Darpón". 

¿Por qué ha dimitido entonces el titular de Salud? La nota oficial del PNV no da más pistas. "No es responsable de nada", interpreta el grupo parlamentario nacionalista, que acusa abiertamente a la oposición de realizar una "campaña destructiva" de "acoso y derribo", una "ruin estrategia" que está "llena de mentiras, manipulaciones y engaños para dañar la imagen del Gobierno vasco y, en particular, la del 'sailburu' Darpón. Han alimentado la sospecha sin pruebas", se puede leer en el documento, redactado antes del anuncio oficial de la dimisión.

El PNV ha reforzado su defensa de Darpón con una comparecencia del portavoz parlamentario, Joseba Egibar, que ha alabado la "integridad, honestidad y profesionalidad" del consejero. Ha explicado que el "cinismo" de algunas formaciones políticas aleja a los políticos "honestos" de la primera línea. "Me parece injusta la situación", ha apostillado Egibar, que ha minimizado el escándalo a tres facultativos que rompieron una cláusula de confidencialidad frente a un total de 1.200 integrantes de los tribunales de todas las categorías. "¿Quién es el responsable político? El consejero. Pero es el responsable, no el culpable", ha remachado Egibar.

A esas voces se ha sumado el propio presidente del PNV, Andoni Ortuzar, para quien todo es culpa de una "oposición a la española". "Jon es el consejero o ministro que cualquier Gobierno del entorno quisiera tener. Aquí, una oposición vengativa y ramplona le ha hecho la vida imposible. De manera totalmente injusta. La oposición en Euskadi solo se junta para destruir. Su objetivo no es Darpón: es el Lehendakari y es el PNV", ha manifestado en redes sociales.

"Quiero una OPE limpia"

El propio Egibar ha rescatado una frase que se atribuye a Darpón cuando puso en marcha el proceso selectivo del pasado año. "Quiero una OPE limpia", se dice que pronunció el exconsejero cuando presentó algunas novedades respecto a años anteriores. Además de ser un reconocimiento implícito de que las convocatorias anteriores estaban sucias, trajo también un cambio en el sistema de confección de exámenes. La gran novedad de esta OPE es que se 'externalizó' la elaboración de la parte teórica de las pruebas al Instituto Vasco de Administración Pública (IVAP), precisamente para lograr más garantías.

Pero este organismo no contaba con expertos en medicina y acabó tirando de miembros de la propia Osakidetza para hacer las preguntas. Muchos de los opositores con mejores notas son colegas de trabajo de los autores reales de las pruebas. La Fiscalía, tras su investigación preliminar, señala a tres cargos de Darpón, el ya dimitido Juan Carlos Soto, responsable de Recursos Humanos, su 'número dos', Xabier Balerdi, y el director de Asistencia Sanitaria, Andoni Arcelay, como los que entregaron al IVAP la lista de facultativos que harían los exámenes. La crisis también se ha llevado por delante a la directora general de Osakidetza, María Jesús Múgica.

Darpón en Twitter: "Osakidetza aurrera!"

Ni Soto ni Múgica ni ahora Darpón han dado explicaciones públicas sobre sus dimisiones. Darpón, en cambio, ha compartido en Twitter tres mensajes agradeciendo la confianza del lehendakari, de sus compañeros de gabinete, de los profesionales de Osakidetza y de PNV y PSE-EE, los dos partidos que conforman el Gobierno vasco.

¿Comisión de investigación?

La oposición en el Parlamento, EH Bildu, Elkarrekin Podemos y PP, tenía ya decidido aprobar la próxima semana la reprobación de Darpón merced a sus 38 votos frente a los 37 de nacionalistas y socialistas. Las noticias de última hora han llevado a la proponente, Cristina Macazaga (Elkarrekin Podemos), a retirar ese punto del orden del día. No obstante, EH Bildu mantiene su propuesta de crear una comisión de investigación en torno a este caso, como la que existió hace dos décadas cuando se detectaron graves anomalías en la primera convocatoria de acceso al recién creado servicio autonómico de Salud. Según ha valorado la portavoz sanitaria de la coalición abertzale, Rebeka Ubera, "el cambio de caras no es suficiente" porque es necesario modificar el modelo de OPE y la política de personal en Osakidetza.

La clave, de nuevo, estará en el papel del PP, que en la anterior ocasión en que se planteó esta iniciativa optó por no apoyarla al darse por satisfecho con la dimisión de Múgica. No hay una confirmación oficial pero fuentes 'populares' subrayan que ya existe una investigación judicial abierta. En cuanto a Elkarrekin Podemos, Macazaga entiende que Urkullu ha "disfrazado" una destitución como una dimisión y ha lamentado que se haya tardado tanto tiempo en actuar cuando existe un "modelo corrupto" instalado en Osakidetza al que, en estos meses, se ha tratado de "dar carpetazo cubriendo con un manto todas sus vergüenzas".

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha