La portada de mañana
Acceder
La coalición de gobierno entra en una grave crisis
Crónica - El último choque de Calviño y Díaz (al cierre de esta edición)
Opinión - El Régimen del 78 se embarra en un pantanal, por Rosa María Artal

Sánchez pide a los presidentes autonómicos que los cierres de colegios se consensúen con Sanidad y las comunidades limítrofes

Pedro Sánchez en la conferencia de presidentes telemática acompañado de los ministros Salvador Illa, María Jesús Montero y Carolina Darias.

Tras semanas de acusaciones de inacción en la preparación de la vuelta al colegio y un acuerdo de mínimos suscrito por Educación y las comunidades autónomas, Pedro Sánchez ha reclamado a los presidentes regionales que exista una suerte de pacto tácito para que el hipotético cierre de colegios por rebrotes de coronavirus se haga de forma consensuada con el Ministerio de Sanidad y las autonomías limítrofes. Ese ha sido uno de los asuntos abordados en la conferencia de presidentes que se ha reunido este viernes de forma telemática durante la pandemia. Sánchez ha reclamado que se abandone la "lucha partidista" mientras los presidentes del PP han reclamado unidad de acción en la respuesta a los rebrotes.

El acuerdo alcanzado entre Gobierno y comunidades para la vuelta al cole la semana pasada establecía una guía de recomendaciones genérica, pero no especificaba la forma de proceder en caso de que la expansión del virus en las escuelas obligue a tomar medidas drásticas. La intención del Gobierno es que exista una cierta unidad de acción entre territorios. Así, Sánchez les ha pedido que no actúen de forma "unilateral" dado que toda decisión en una zona "afecta a otros territorios". No obstante, ha querido mandar un mensaje de calma respecto a la vuelta al colegio. "No existe riesgo cero pero trasladan mensaje de razonable seguridad a la comunidad educativa -ha señalado-. Vamos a tener un momento crítico a partir de la próxima semana pero los acuerdos refrendados la semana pasada trasladan esa necesaria tranquilidad". 

VÍDEO | Illa, sobre el cierre generalizado de colegios en algunas Comunidades: "Tendremos que hablarlo entre todos"

Torra pide un compromiso para la baja de padres con niños en cuarentena

El presidente catalán, Quim Torra, no ha secundado la resolución que ha planteado el Gobierno por la negativa del Ejecutivo a incluir su propuesta sobre una prestación por incapacidad temporal a los padres y madres que tengan que hacerse cargo de menores en cuarentena, según ha informado la Generalitat. Torra había advertido a Sánchez de que no firmaría esa propuesta si no incluía el compromiso "explícito" de que los padres y madres que tengan a hijos en cuarentena por contacto estrecho con contagiados puedan acogerse a un permiso o baja retribuidos. Las medidas de conciliación han sido uno de los debates clave sobre la vuelta al colegio sin que el Ejecutivo haya dado una respuesta concreta al respecto, a pesar de que es una reivindicación de colectivos y algunos grupos parlamentarios.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguró hace un par de semanas que la posibilidad de una baja para que los padres se encarguen de niños confinados se estaba estudiando. El vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, ha asegurado que se pondrá en marcha y que el Ministerio de Trabajo ya está trabajando en ello mientras que la portavoz, María Jesús Montero, dijo que ya hay fórmulas -baja en caso de enfermedad y flexibilidad de jornada en casos de necesaria conciliación- y dejó para más adelante, en función de la evolución de los acontecimientos, el desarrollo de ese tipo de medidas concretas.

La ministra de Política Territorial, Carolina Darias, ha restado importancia a la reclamación de Torra y ha explicado que se han dejado fuera aquellas propuestas que no habían sido abordadas en la conferencia de presidentes "en aras del consenso". En una rueda de prensa tras el encuentro, Darias ha explicado que "se está trabajando" dentro del Gobierno en la fórmula y ha precisado que seguramente requerirá un cambio normativo.

Consejo de Política Fiscal y Financiera clave para los presupuestos

Pero no solo la vuelta al colegio ha estado sobre la mesa de la conferencia de presidentes en la que Sánchez ha vuelto a desgranar las cifras económicas en relación a las comunidades autónomas después de meses de tensiones con los gobiernos regionales, que se quejaban de falta de medios. "Las comunidades han recibido por parte del Gobierno de España 119,419 millones de euros, casi un 30% más de recursos económicos", ha señalado Sánchez, que ha asegurado que supone un "esfuerzo importante" para el Estado. El Ministerio de Hacienda, que ya trabaja en la elaboración de los presupuestos y, con ellos, de las cifras relativas al techo de gasto y los objetivos de déficit, pretende convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera en las próximas semanas, antes de que acabe septiembre, según ha prometido Sánchez.

Además, se ha comprometido a involucrar a las autonomías a la hora de solicitar los fondos europeos. La negociación de esos proyectos comenzará el 15 de octubre, por lo que les ha dicho que el Gobierno contactará con los ejecutivos regionales antes de esa fecha y que se celebrará también una conferencia de presidentes para abordar ese asunto. "Estamos trabajando en las grandes líneas del mismo y espero que a finales de este mes podamos presentar a las comunidades algo sólido", ha dicho sobre el plan que España presentará ante la Comisión Europea. "Habrá una comisión interministerial, una unidad de seguimiento de ese fondo de recuperación, una conferencia sectorial también para el mismo y será liderará la ministra de Hacienda. Se promoverán Comités de alto nivel en distintas áreas para poder tener contacto con las empresas. La clave no solo es absorber los recursos económicos sino el efecto arrastre de inversión privada que puedan traer consigo", ha rematado.

Ha planteado a los líderes autonómicos que se cree un grupo de trabajo sobre la vacunación de la COVID-19. Su cálculo es que las primeras vacunas estén autorizadas a lo largo de 2021, aunque en el Ministerio de Sanidad confían en que las primeras dosis lleguen a España en diciembre. Además, Sánchez ha trasladado la necesidad de priorizar grupos de población para distribuir la vacuna "teniendo en cuenta la disponibilidad va a ser paulatina". Fuentes del Ministerio de Sanidad explicaron a elDiario.es que lo lógico es que primero se vacune a mayores y personas vulnerables y después al resto de la población. "Sería positivo que pusiéramos en marcha grupo de trabajo técnico operativo donde participen expertos, también de las comunidades, de sociedades científicas para abordar estas cuestiones", ha aseverado.

Sánchez se ha comprometido a que en los próximos dos años haya 3.700 millones de unidades de material sanitario, lo que ha considerado un "esfuerzo bastante grande". La falta de material fue una de las primeras batallas en el inicio de la pandemia y el Gobierno aseguró que trabajaría en una reserva estratégica para el futuro. El presidente ha recordado que se han destinado a las comunidades 213 millones de unidades de material sanitario. Esa dotación forma parte de un acuerdo marco que ha suscrito Sanidad con todas las comunidades, a excepción de la valenciana, que cuenta con sus propia reserva.

Además ha comunicado que el total de efectivos de las Fuerzas Armadas que se dedicará a labores de rastreo ascenderá a 2.650. En total doce comunidades han reclamado ayuda al ejército, que se desplegará en Canarias y Melilla en primer lugar. Las siguientes serán la Comunidad de Madrid y Murcia. "Los efectivos de las Fuerzas Armadas no es una solución permanente ni obvia que las comunidades tengan que incrementar la solución de rastreo, solo sirven para complementar es esfuerzo que haga cada Comunidad", ha recordado Sánchez. Igualmente, les ha pedido que suscriban los protocolos de la aplicación Radar Covid para que el 15 de septiembre esté en marcha en todo el país. Por ahora está operativa en diez comunidades. "Me parece decisivo y determinante", les ha dicho.

La intención del Gobierno es seguir haciendo estudios de seroprevalencia sobre la incidencia que ha tenido el coronavirus. La próxima oleada para ese análisis se realizará en el mes de octubre y el presidente ha apostado por que se hagan al menos otras dos muestras -una a final de 2020 y otra a mediados del próximo año-. Respecto a los cribados masivos que han realizado algunos territorios, Sánchez ha asegurado que es un "instrumento útil para controlar la pandemia", aunque ha instado a que vayan acompañados de un "seguimiento activo de las cuarentenas" por lo que ha planteado que se elabore un protocolo de actuación en el marco del consejo interterritorial de salud.

Madrid acumula el 34% de los contagios

Sánchez, que mostró su preocupación por la situación epidemiológica en la Comunidad de Madrid y el descontrol en la expansión de la COVID-19, ha trasladado a los presidentes autonómicos que la región acumula el 34% de los casos diagnosticados. "Nos preocupa estado de salud pública y la evolución de la epidemia en Madrid", expresó el presidente en una entrevista el martes después de que la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, acusara al Gobierno de "ensañamiento" con la región. En esta nueva cita con los presidentes autonómicos y tras meses de batalla, especialmente con el PP, ha vuelto a reclamar que se rebaje la confrontación. "En esta segunda parte de la gestión de la epidemia hagamos lo posible por apartar la lucha partidista de la discusión de la epidemia", ha sentenciado.

Precisamente la presidenta de Madrid ha convocado a los de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, a una reunión el próximo lunes para trabajar conjuntamente ante el coronavirus. Ayuso toma la iniciativa, tras la presión de las Comunidades limítrofes por la expansión del virus y alto índice de contagios en Madrid. Page llegó a decir esta semana que la Comunidad madrileña era una "bomba radiactiva vírica" y que el 80 por ciento de los contagiados en su territorio tenían conexión directa con Madrid.

La aprobación de los Presupuestos, prioritaria para Urkullu

El lehendakari. Iñigo Urkullu, se marcó como prioridad evitar el colapso económico. De ahí que aludiera a la "prioridad económica", para considerar que se debe "convivir con el virus evitando el colapso económico y protegiendo a las personas, familias y empresas en situación más vulnerable". Recordó así que Euskadi cuenta con un Plan de Reactivación económica y Empleo "que implica a todos los niveles institucionales" y que remitió en agosto a Pedro Sánchez. En este ámbito, ha insistido en la necesidad de la prórroga de los ERTE, mientras se siga la exposición a los efectos de la covid, y ha propuesto articular medidas de apoyo específico a sectores tractores que atraviesan una situación "delicada", como el aeronáutico, la automoción o la máquina-herramienta. También cree "urgente" agilizar la tramitación de las ayudas sociales acordadas y aprobadas antes del verano, y "estratégico" acordar un eje de acción coordinado para activar los Fondos Europeos Next Generation.

"No son la solución completa, pero sí son una parte importante del proceso de soluciones para evitar el colapso socio-económico", ha asegurado. Por ello, la aprobación de estos proyectos "está entre las prioridades del nuevo Gobierno Vasco". "Contamos ya con un planteamiento general. Nuestra voluntad y ofrecimiento se centra en participar en el proceso de toma de decisiones, tal y como planteaste en la reunión que mantuvimos el pasado 31 de julio", ha afirmado a Sánchez. Luego, llamó a evitar el colapso educativo y ha destacado que su Ejecutivo ha preparado un protocolo para que el coronavirus "no impida la educación presencial de forma generalizada y facilite un retorno a las aulas ordenado, preventivo y sostenible".

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, por su parte manifestó su desacuerdo con el reparto del fondo educativo covid, dotado con 2.000 millones de euros. Y, aunque puso en valor la partida en cuestión, defendió que no tiene en cuenta algunos costes como el transporte. También pidió acuerdo "explícito" para abordar las situaciones de brotes en los centros. y conocer las previsiones económicas para 2021, con el fin de poder avanzar en el diseño de los presupuestos, que por ley deberían comenzar su tramitación parlamentaria antes del 20 de octubre. También reiteró su interés en que se modifique la Ley orgánica de Salud y anunció que enviará una propuesta tanto al presidente del Gobierno como a las Cortes Generales para su tramitación. A su entender, es necesario "modificar la legislación sanitaria para tener "los instrumentos más eficaces para hacer frente a la pandemia".

Los presidentes del PP reclaman ahora unidad de acción

En la misma línea de queja por el reparto de fondos intervino el presidente de Murcia, Fernando López Miras, para quien la suya es la Autonomía que menos ayudas ha recibido de por habitante del fondo no reembolsable. “El reparto de fondos europeos debe ser en base a criterios objetivos y que estén perfectamente definidos”, reclamó después de exigir una flexibilización del déficit gasto relacionado con el Covid19, así como una prórroga de los ERTE en el sector hostelero hasta Semana Santa y una reducción al 4% del IVA, dos iniciativas que también defendió Moreno Bonilla. Respecto al inicio del curso escolar, pide que se valore la flexibilización de los currículos, ya “es importante para que los docentes de toda España puedan adaptar los contenidos a esta situación extraordinaria y excepcional” y que el arranque de las clases se aborde desde la coordinación y la colaboración, y no con 17 respuestas diferentes. Murcia sí asumirá la declaración en materia educativa pero quiere que se refleje un compromiso presupuestario para 2021. "La solución a la situación del aumento de contagios solo puede abordarse desde la coordinación, trabajo conjunto y colaboración entre administraciones. Pero también es importante transmitir a la población la realidad: no se puede transmitir un mensaje de normalidad porque no es así", sentenció López Miras, quien cree que "la cogobernanza debe ser real".

El andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla apeló por su parte a la búsqueda de un clima de "entendimiento y sosiego" entre Autonomías y Gobierno "sin enfrentar territorios ni culparse unos a otros por el COVID-19". Tras manifestar su preocupación por la evolución de la pandemia, recordó que este comienzo de curso escolar es el más complejo de los últimos cuarenta años y “si queremos generar confianza tenemos que actuar con unidad ya que lo que más incertidumbre puede generar es que no haya igualdad de acción entre los territorios". En este sentido, defendió la necesidad de un criterio común ante el absentismo en las aulas ya que “no sería bueno tomar decisiones aisladas o descoordinadas”. También ha solicitado que la financiación del Gobierno por el COVID no sólo abarque el primer trimestre del curso sino todo el curso 2020-21.

En cuanto a los fondos europeos ha calificado de “jarro de agua fría” las noticias de Sánchez de que hasta mediados de 2021 no se liberarán los fondos en Europa, por lo que ha solicitado que el Gobierno estudie fórmulas de anticipos, dadas las expectativas que se han generado en la ciudadanía y las empresas. Sánchez se ha comprometido, después, a estudiarlo.

Los socialistas, por su parte, se alinearon con Sánchez en la necesidad de reforzar la unidad política y la institucionalidad en estos momentos críticos. El primero en hacerlo fue el valenciano, Ximo Puig, para quien es urgente contar ya con unos Presupuestos del Estado que tengan el máximo respaldo, renovar los órganos constitucionales y reforzar la cogobernanza con propuestas como la de la declaración parcial del Estado de Alarma, "que no significa confinamiento". El presidente de la Generalitat valenciana apostó después por aprobar un procedimiento exprés de contratación, bajo el paraguas de la emergencia sanitaria y económica, "para que sea mucho más ágil la contratación de proyectos vinculados al Plan de Recuperación financiado con recursos europeos". Su opinión es que las instituciones públicas tendrán "un valor crucial en los próximos meses como motor de la economía, por lo que es preciso que exista una nueva normativa que agilice y de rapidez a los procedimientos de contratación para ganar en eficiencia. Todo el control, pero toda la agilidad”, dijo.

Ximo Puig también ha subrayado la necesidad de contar con protocolos comunes de seguridad relacionados con la movilidad en Europa y contar con un espacio único europeo: “Puede ser cualquier norma que acordemos, como test a la salida y a la llegada a los destinos, lo importante es que haya unas únicas normas que garanticen la seguridad a los ciudadanos cuando transitan por el espacio común europeo”. Luego, puso en en valor el esfuerzo realizado por la Comunitat Valenciana de cara a la preparación del curso escolar con la contratación de 4.300 profesores y 3.000 auxiliares y el desarrollo de unos protocolos de seguridad acordados con toda la comunidad educativa.

En línea con la intervención de muchos de sus homólogos, el castellano-manchego Emiliano García Page defendió una estrategia nacional frente a la pandemia porque lo contrario es "lío y caos" y apostó por un acuerdo nacional que ayude a tener unos Presupuestos para 2021. "Si las autonomías formamos parte de la arquitectura de acuerdo vamos a ayudar y es lo que sigo comprometiendo y pidiendo", afirmó antes de pedir una previsión "realista" de los fondos europeos

Etiquetas
Publicado el
4 de septiembre de 2020 - 10:02 h

Descubre nuestras apps

stats