eldiario.es

Menú

La Iglesia exigió a las empresas donaciones para obtener contratas en la visita del Papa

El Arzobispado de València exigía por contrato una donación que sí aparecía estipulada, mientras no aparecía el precio total de la contratación

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El Papa Benedicto XVI con Francisco Camps y Rita Barberá.

El Papa Benedicto XVI con el Arzobispo de València, Francisco Camps y Rita Barberá.

Una donación a la Iglesia obligatoria dentro del contrato para participar en la organización de la visita del Papa Benedicto XVI en 2006. Este es el diezmo que tenían que pagar las empresas que obtuvieron alguna de las contratas organizadas por la Fundación V Encuentro Mundial de las Familias, según avanza el diario El Mundo, y que consistía concretamente en 'descontar' una cantidad de dinero del precio total que valía la contrata.

Esta era una de las cláusulas que se incluía en los contratos firmados por las empresas que participaron en la organización de la visita y que fue exigida por el Arzobispado de València, una de las cuatro patas de la organización junto a la Generalitat Valenciana, el Ayuntamiento de València y la Diputación de València. Con esta práctica, se calcula que la cuantía pudo llegar a los 2 millones de euros.

Esta cláusula podría vulnerar la legalidad ya que, pese a que desde la organización del evento liderada por el Arzobispado afirman que no se estaba sujeto a las normas de contratación pública y que podían actuar como una fundación privada, la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la Policía, la Abogacía de la Generalitat y la Intervención General del Estado entienden que sí debió regirse por las normas que obligan a la administración pública. Actualmente, se calcula que el coste de la visita del Papa a València se situó sobre los 22 millones de euros.

Entre las empresas destacan algunas también implicadas en el caso Gürtel de presunta financiación ilegal del PP. Además entre los casos destaca una donación de Acciona al Arzobispado de 550.000 euros a cambio de un contrato de 2,6 millones para instalar urinarios públicos. Unos  urinarios que finalmente tuvo que pagar la propia Generalitat Valenciana.

Otra de las contratas fue la de FCC para construir el altar-escenario para acoger los actos centrales. El contrato no incluye la cantidad final del proyecto, pero sí la cláusula del diezmo que los estipulaba en 360.000 euros en concepto de "donación dineraria a la Fundación".

Pero una de las características de las contratas fue el 'troceo', pues también para construir el escenario Pavasal SA obtuvo su parte. En ese caso, la donación fue de 240.000 euros (el precio final de la obra tampoco aparece en el contrato). Finalmente, uno de los contratos al que también ha tenido acceso el periódico es el del suministro eléctrico otorgado a Iberdrola, por el que tuvo que donar 120.000 euros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha