eldiario.es

Menú

Simap denuncia que Ribera Salud incumple su contrato con la Generalitat

Denuncian que mientras la Conselleria paga 14.5 millones de euros más que en 2011, la gestora privada "recorta progresivamente en prestaciones sanitarias a la población"

El sindicato explica que ser ha producido un incremento del 9,5% en cuatro años, pasando de recibir 620 euros por habitante en 2011 a percibir 678 euros en 2014 (+58 euros por ciudadano)

Aseguran que se han suprimido un 50% de médicos de guardia en el tramo nocturno en seis centros sanitarios o critican los "continuos colapsos y hacinamiento" en Urgencias del Hospital al cerrar 47 habitaciones

- PUBLICIDAD -
Hospital Alzira

El Hospital de la Ribera, emblema del Modelo Alzira

El área de Salud de la Ribera no es un departamento de salud como otros en la Comunitat Valenciana. Ribera Salud, empresa que gestiona la asistencia sanitaria pública en esta zona, tiene un contrato con la Administración Valenciana que le obliga a cumplir determinadas claúsulas, según explican desde el Sindicato de Médicos de Asistencia Pública (SIMAP).

En concreto, las claúsulas tercera y cuarta del contrato de gestión de servicios públicos firmado entre la Conselleria y el concesionario Ribera Salud el 31 de Marzo de 2003 remiten al pliego de condiciones administrativas particulares dónde los artículos 17.1 y 19.1 reflejan obligaciones en cuanto a una prestación de calidad del servicio público por un lado; y el cálculo de una prima por habitante de la Ribera que garantice la correcta financiación de las prestaciones sanitarias y evite tener menores recursos por otro.

Según denuncia el sindicato, la gestora "ha ido recortando en la asistencia a los usuarios de la comarca cuando la Conselleria ha ido subiendo cada año el pago por su atención sanitaria". Por ejemplo, explicaban que en 2011 la prima abonada fue de 620 euros por habitante de la Ribera y este año 2014 ha pasado a ser de 678 euros. Una diferencia en tres años de 58 euros por habitante dando lugar a una subida del 9,5%, y que se traducen en 14.5 millones más de euros, teniendo en cuenta que la Ribera cuenta con unos 250.000 habitantes.

"Las consecuencias de la gestión de una empresa con ánimo de lucro a la que sus inversores le exigen beneficios ha dado lugar a que en los últimos tres años se incumplan muchas de las obligaciones contractuales que la hizo adjudicataria de la gestión de la sanidad en el departamento de la Ribera", han señalado desde Simap.

El Sindicato de Médicos de Asistencia Pública ha denunciado, reiteradamente, las carencias asistenciales de Ribera Salud, como "la supresión del 50% de los médicos de guardia en el tramo horario nocturno en seis de los diez centros sanitarios de la comarca dónde se atienden urgencias (Alzira, Benifaió, Algemesí, Carlet, Cullera y Sueca); el cierre de centros de salud por las tardes en época estival junto al recorte de horarios en el dispositivo de playas o los continuos colapsos y hacinamiento de pacientes en el Servicio de Urgencias del Hospital resultado de cerrar hasta 47 habitaciones para evitar contratar personal sustituto en verano".

Pero las deficiencias asistenciales han asegurado que no quedan ahí. Alrededor del 40% de las habitaciones del Hospital de la Ribera (unas 130 habitaciones de las 300 totales) están ocupadas habitualmente por dos pacientes, "cuando el espacio fue diseñado inicialmente y así se contemplaba en las claúsulas contractuales, para un solo paciente. Es el resultado de la afluencia de pacientes de fuera del área y de aseguradoras sanitarias que se suman a la atención de los habitantes de la Ribera".

Los niveles de calidad asistencial "se están degradando progresivamente sin que el Comisionado, responsable de la Administración, que debe controlar e inspeccionar la concesión, haga nada por hacer cumplir las cláusulas establecidas en el pliego de condiciones y si es necesario sancionar a la empresa concesionaria".

Además, aseguran estar sorprendidos por las declaraciones del conseller de Sanidad, Manuel Llombart, en las que negaba recortes en la sanidad de la comarca y aseguraba que de existir estos recortes habría que solventarlos, porque la concesionaria estaría obligada a ello.

Desde el Simap han afirmado que los recortes existen, "llevamos denunciándolos desde 2012, y que como bien ha dejado claro el Conseller de Sanidad, no hay ninguna justificación de falta presupuestaria para que estos se produzcan sino el afán de lucro de los gestores privados".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha