eldiario.es

Menú

Ximo Puig asegura que defender la Constitución es defender su reforma

El president lamenta que algunas instituciones actúen de "forma desleal" y no estén representadas "como debían" en el acto celebrado en Alicante

El presidente de las Corts, Enric Morera, pide una "urgente y necesaria" reforma de la Carta Magna para adaptarla a la actual realidad social

- PUBLICIDAD -
Ximo Puig: "Defender la Constitución hoy, es defender su reforma"

El president de la Generalitat, Ximo Puig, durante el acto celebrado en Alicante EFE

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha sostenido que defender la Constitución hoy es defender su reforma, y ha reclamado un "patriotismo constitucional" que sirva como "un grito contra el inmovilismo" que culmine en un cambio "como respuesta al miedo".

Así lo ha afirmado Puig, en su discurso, en el acto de celebración del Día de la Constitución que la Generalitat ha desarrollado esta mañana en la Ciudad de la Luz de Alicante.

Sobre ese "patriotismo constitucional", ha concretado que se refiere a que uno se identifique "con los derechos humanos, la libertad y la igualdad" y que pueda convertirse en "una virtud única renovada" que haga frente a "los viejos fantasmas que van recorriendo las naciones".

Para Puig, la Constitución es "el mayor hito político de una sociedad fracturada demasiado tiempo", pero, sin embargo, supone un contrato social que "nunca es infinito".

"Es un error pensar que el éxito de la Transición obliga a no modificar nada, porque esa inacción va en contra del espíritu de la propia Constitución", ha opinado.

Así, ha incidido en que "la sociedad española y su contexto han cambiado mucho" desde hace cuatro décadas, lo que hace "indispensable" su actualización.

En ese sentido, ya en declaraciones posteriores a los medios, ha urgido a modificar el texto constitucional para ponerlo "al servicio del interés de la ciudadanía", sobre todo tras "el problema grave de la crisis económica, política y territorial" de los últimos años.

En concreto, ha hablado de cuestiones relacionadas con la igualdad de hombres y mujeres, con el Estado Social y de Bienestar y con "un nuevo encaje territorial de las distintas nacionalidades en un proyecto común".

Sobre este último punto, ha abogado por aplicar "una mirada federal abierta que admita la pluralidad de nuestro país y garantice "la igualdad entre ciudadanos y la singularidad entre territorios".

Según Puig, el estado autonómico "debía desembocar, de alguna manera", en un Estado Federal y, aunque el primero "ha dado sus frutos, necesita una profunda transformación".

Así, se ha referido al sistema de financiación, del que ha vuelto ha criticar que "no funciona" y hace que "no todos los españoles sean iguales", al tiempo que ha aseverado que, "sin una financiación justa, el Estado de autonomías se hunde".

Para lograr todo esto, cree necesario "superar el frentismo político", y ha puesto como ejemplo al actual gobierno de la Generalitat, donde "la diversidad política ha producido un mejor espacio de diálogo".

"Urgente y necesaria" reforma constitucional

El presidente de las Corts Valencianes, Enric Morera, ha pedido una "urgente y necesaria" reforma de la Carta Magna que adapte el texto de 1978 a la actual realidad social "sin marginar a los valencianos".

"Los valencianos perdimos el tren en la redacción de la Constitución de 1978 y en la transición política hacia la democracia. Prueba de esto es que no fuimos por la vía del 151 y esto supone que estamos reconocidos como nacionalidad en nuestro Estatuto pero no por el Estado, porque el papel y el protagonismo de los valencianos en esa transición fue pobre", ha planteado Morera.

El presidente de las Corts ha reivindicado por ello "un protagonismo del pueblo valenciano, que tiene que ser reconocido en la segunda transición, que acontecerá con un proceso de reforma constitucional que cada día es más evidente y necesario".

Actuar "de manera desleal"

Ximo Puig ha lamentado que algunas instituciones hayan actuado "de manera desleal" al no estar representadas "como debían" en el acto de celebrado en la Ciudad de la Luz de Alicante.

Así lo ha manifestado al ser preguntado por la decisión de la delegación del Gobierno en la Comunitat Valenciana de celebrar el 38 aniversario de la Carta Magna en un acto en la sede de Capitanía General en Valencia.

"Cualquier ciudadano puede entender que la fiesta de la Constitución es una fiesta para unir", por lo que, "si se actúa de manera desleal entre instituciones es la peor pedagogía posible", ha opinado.

En esa línea, ha asegurado que no entiende el por qué de esa actitud ni por qué instituciones como la Diputación de Alicante no estaban representadas como deben, en referencia a la ausencia del presidente, César Sánchez.

"Yo siempre he estado, cuando estaban en la oposición, en este tipo de actos y no entiendo por qué no se apoya que la Generalitat esté implicada en la celebración de la Constitución Española, cuando hay otras autonomías que no lo están", ha agregado.

Puig ha defendido la "bicapitalidad" de la Comunitat, así como la importancia de que las instituciones estén "muy territorializadas" para hacer "una labor por coser" el territorio valenciano.

"Aquí se hace un esfuerzo por la convivencia y, desde luego, quien no aporta nada tendrá que explicarlo", ha afirmado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha