eldiario.es

Menú

Retoman unas obras paralizadas durante dos años en Donostia

Los vecinos de Loiola han sufrido un parón de dos años en los trabajos de desdoblamiento de la línea del topo a su paso por el barrio, así como el proyecto integral que incluye la construcción de la nueva estación, el viaducto y la reordenación urbana del entorno.

Desde la Asociación de Vecinos se muestran  “contentos de que por lo menos se está avanzando”, sin embargo, no quita que estemos “al tanto para que no se vuelvan a paralizar, porque tenemos ese miedo”.

Asimismo, le han pedido al viceconsejero de Transportes el compromiso de que “esté quien esté en el Gobierno se hagan las obras”.

- PUBLICIDAD -
Estación provisional del topo que se construyó en 2010 y cuyas obras han estado paralizadas hasta ahora.

Estación provisional del topo que se construyó en 2010 y cuyas obras han estado paralizadas hasta ahora.

El barrio de Loiola en San Sebastián es uno de los más afectados por la crisis en la ciudad. En 2010 comenzaron las obras de construcción de una nueva estación de Euskotren, ya que la actual causaba perjuicios a los vecinos por el ruido. Además, las vías están sustentadas por un doble muro que separa el barrio en dos y quita mucho espacio a toda la zona. El presidente de la Asociación de Vecinos de Loiola, Igor Alonso, asegura que la gente estaba “muy ilusionada”, pero de repente esto se convirtió “en un obstáculo más”. Tras las elecciones de 2012 se produce el cambio en el Gobierno vasco y estas obras quedan completamente paralizadas. De hecho, durante esos dos años de obras se construyó toda la estructura de una estación provisional para desviar el topo mientras construían la nueva estación. Alonso critica que “se suponía que nos iba a eliminar un muro y nos ponen dos”.  

Este nuevo muro ha traído inconvenientes como la falta de plazas de aparcamiento y molestias para algunos vecinos que tienen “ese mastodonte” en las ventanas de casa. Alonso explica que, tras la paralización, se pusieron en contacto con el Gobierno vasco y después de varias protestas el viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, acudió a una reunión a explicar que “no había ninguna partida presupuestaria consignada” para ese ejercicio y desconocía si estaba previsto incluir este proyecto en las cuentas de 2015. Finalmente, en el presupuesto de este año se ha incluido una partida presupuestaria de 8 millones de euros de los 22,2 que costaría la obra total.

Esta semana se publicaba en el Boletín Oficial del País Vasco (BOPV) la aprobación definitiva del estudio informativo de la nueva estación de Loiola. Desde el Gobierno vasco apuntan que este estudio se enmarca en el proyecto Loiola-Herrera, actualmente en construcción, e incluye las obras entre el barrio de Loiola y la estación de Herrera, la nueva estación en Intxaurrondo ya en servicio desde 2013 y un nuevo puente sobre el río Urumea. Asimismo, define la solución "óptima" de la nueva estación de Loiola, así como la permeabilización de la calle Urbia, mediante la sustitución de la actual estación y la ejecución de una nueva con doble vía en viaducto en el tramo comprendido entre la boca del túnel existente y la sustitución de la actual estación sobre el talud. Tras esta fase, se culminará la redacción de un proyecto constructivo que se remitirá al Ayuntamiento donostiarra para su informe y aprobación.

Comienzo de las obras

Alonso señala que en estos momentos han visto que están haciendo toda la parte del desdoble y la colocación de vías para poder desviar el topo. Asegura que desde la Asociación “sí que estamos contentos de que por lo menos se está avanzando”. Sin embargo, no quita que estamos en comunicación constante con el departamento de Transportes para que “no se vuelvan a paralizar, porque tenemos ese miedo”. Este vecino recuerda que “antes también se nos prometió que se iba a hacer y se paralizó”, por lo que “nos toca estar pendientes de los plazos para que no nos la vuelvan a dar con queso”.

Desde la Asociación de vecinos de Loiola le han pedido a Aiz el compromiso de que “esté quien esté en el Gobierno se hagan las obras”, ya que todo esto está demorando otros proyectos como la bulevarización de la variante que divide al barrio. “Aunque no sabemos si una cosa demora la otra o es la excusa perfecta para más de uno para decir que como está eso no se mueven”, denuncia Alonso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha