Rajoy: "Es un día triste para todos los seres humanos decentes"

Rajoy agradece la lealtad de los partidos ante la unidad contra el terrorismo

El presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que el día de hoy es "triste para todos los seres humanos decentes, la mayoría de las personas, y ha ofrecido al Gobierno belga toda la ayuda que pueda necesitar desde España para localizar y detener a los presuntos autores de los atentados en Bruselas.

En una declaración institucional en la que no se han admitido preguntas realizada en el Ayuntamiento de Ayamonte (Huelva), Rajoy ha señalado que ya ha transmitido al Ejecutivo belga la solidaridad del pueblo español, a la vez que ha entendido que el terrorismo "no se puede justificar en la religión", para concretar que, en el caso del yihadista, "la mayoría de las víctimas son musulmanas".

"El pueblo belga sabe que nos tienen a su lado, y puede contar con la colaboración de nuestro país para localizar y detener a los asesinos", ha dicho.

Han sido algo menos de cinco minutos de declaración en los que el presidente español ha sufrido algún lapsus, como agradecer al alcalde, Alberto Fernández, "su visita", y en la que, tras firmar en el libro de honor del Ayuntamiento, ha dicho que ha podido conversar con el primer ministro belga, Charles Michel, "al que he transmitido el pesar de todos los españoles y me he puesto a su disposición para ayudarle en todo lo que necesite de nosotros".

No ha habido grandes titulares en el discurso escrito del presidente, que ha expresado "el sentimiento de dolor y consternación del gobierno y todas las personas de bien", así como ha mostrado "mi condolencia a los familiares y allegados de todas las personas asesinadas", para desear una pronta recuperación a los herido.

Octra vez contra la tesis de Aznar del 11-M

Rajoy ha vuelto a escribir en Ayamonte una página del distanciamiento que mantiene con el expresidente del Gobierno, José María Aznar, en relación a la autoría de los atentados del 11-M en Madrid. Mientras Aznar mantiene, al menos en público, su discurso de que "los autores intelectuales del 11-M no están en desiertos remotos", Rajoy ha sido tajante al hablar de que nadie está a salvo del terrorismo yihadista: "Hoy ha sido Bruselas, en otras ocasiones Londres, París, Madrid y tantas ciudades del mundo. Es una amenaza contra la libertad y los derechos humanos en cualquier parte del mundo, y no existe religión que lo ampare. De hecho, la mayoría de víctimas son musulmanas en cualquier parte del mundo".

"Todos debemos luchar conjuntamente contra el yihadismo", ha dicho, para indicar que en España, con respecto a Bélgica, "ya colaboramos desde el pasado y estamos dispuesto a más si cabe".

En este punto, ha agradecido "la responsabilidad y lealtad de los distintos grupos políticos de la oposición", para indicar que el Gobierno "se compromete a mantenerlos puntualmente informados de la evolución de los acontecimientos y agradece la disposición que han mostrado".

"La seguridad absoluta no existe"

El presidente del Gobierno ha destacado la labor de las fuerzas de seguridad del Estado "y de inteligencia, con una labor discreta y constante para proteger a los ciudadanos españoles", aunque "la seguridad absoluta es un concepto que no existe, ni contra el terrorismo ni en ninguna faceta de la vida. La lucha contra el terrorismo, que es muy difícil, nos exige a todos perseverancia, dedicación, colaboración dentro y fuera de España, y nos exige inteligencia. Nuestro país no regateará ningún esfuerzo en esa labor", ha concluido.

El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, y el alcalde ayamontino, Alberto Fernández, han acompañado a Rajoy durante su visita al Ayuntamiento. En un segundo plano estaban el vicesecretario de Política Autonómica del PP, Javier Arenas; la ministra de Empleo en funciones, Fátima Bañez; el presidente del PP onubense, Manuel Andrés González, y el Delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz.

En principio iba a ser una convocatoria de prensa al uso, pero se convirtió, tras los sucesos de esta mañana, en una declaración institucional sin preguntas. Luego, se ha mantenido su agenda "social" en el municipio.

Con algo de retraso, Rajoy, acompañado de su esposa, Elvira Fernández, llegaba a la Plaza de La Laguna, donde está el Ayuntamiento. Selfies con los vecinos y besos para subir las escaleras del consistorio, con banderas a media asta.

Antes de salir del Consistorio, en su planta baja, Rajoy ha visitado la III Muestra de Arte Cofrade y ha saludado a los miembros de la Agrupación de Hermandades y Cofradías que este año celebra su 75 aniversario.

En un municipio como el ayamontino, con una Semana Santa declarada de Interés Turístico Nacional, el presidente se ha dirigido a pie a la Iglesia de San Francisco, para ver la salida de la procesión de la Hermandad de la Lanzada.

Sin saber si su agenda de ocio en Semana Santa será alterada por los sucesos de Bélgica, Rajoy tiene previsto pasar unos días de descanso con su familia en el Parque Nacional de Doñana.

Etiquetas
Publicado el
22 de marzo de 2016 - 20:14 h

Descubre nuestras apps

stats