Un concejal cántabro se cuela desnudo por despiste en un pleno municipal retransmitido por streaming

Bustillo en una imagen de archivo de un encuentro con militantes socialistas.

0

El despiste de un concejal cántabro ha hecho que Torrelavega se convierta en el primer ayuntamiento que retransmite un pleno con un desnudo integral incluido.

El próximo pleno municipal de Torrelavega lleva camino de batir récords de audiencia, después de que en la última sesión celebrada el pasado día 30, y retransmitida por internet, se colara un concejal desnudo en las pantallas. Se trató de un despiste, como ha reconocido el propio protagonista, pero cuando el edil socialista Bernardo Bustillo salió del baño como vino al mundo, y convencido de que había apagado la cámara de su ordenador, la tecnología le jugó una mala pasada: el resto de concejales, con el alcalde a la cabeza, así como la decena de espectadores que seguían la emisión se habían quedado mudos.

El pleno estaba acabando después de varias horas de debate. El turno de ruegos y preguntas finalizaba también y el también secretario general de los socialistas de Torrelavega, que había comparecido completamente vestido hasta entonces, tenía que irse a trabajar. Así que desconectó la webcam de su equipo, dejando el audio mientras se afeitaba y duchaba. En estas estaba cuando oyó que se hacía mención al Conservatorio de Torrelavega y, sin más contemplaciones, salió del aseo y se dirigió a su ordenador.

No todos los concejales ven a todos sus compañeros durante una retransmisión. Depende de qué imágenes se elijan al emitir y de los equipos que utilicen los que observan; algunos ven a más ediles y otros solo a cuatro, pero quien sí vio a Bustillo fue la concejal del Partido Popular Olga Quintanilla quien no pudo evitar dar la de alarma. El alcalde, Javier López Estrada (PRC), suspendió momentáneamente el pleno, en el que estaba interveniendo el concejal Iván Martínez (ACpT) a la espera de que Bustillo se acomodara una toalla. La escena no pasó desapercibida para algunos espectadores, que no pudieron recogerla en su integridad.

En la reanudación López Estrada pidió que se borraran las imágenes de la sesión. "Si alguien tiene grabada la sesión, que sea consciente de que esas imágenes no debieran transmitirse", se le oye decir en el único fragmento superviviente de la anécdota y que está colgado en Twitter.

Puesto al habla con este medio, el concejal Bernardo Bustillo, informó que pensaba que nadie le estuviera viendo. Había apagado, o eso creía él, la webcam de su ordenador antes de dirigirse al baño y él fue el más sorprendido de todos cuando supo, ya demasiado tarde, que la cámara seguía funcionando perfectamente. "Ya estaba acabando el pleno y tenía que irme a trabajar -explicó en referencia a su trabajo como gestor de una piscina en Torrelavega-. Estaba afeitándome cuando oí que hablaban del conservatorio y salí".

Desde entonces, el edil socialista recibe comentarios de todo tipo en la ciudad. Por lo general se los toma con sentido del humor y otros, no tanto, aunque reconoce que la torpeza fue suya.

Etiquetas
Publicado el
1 de julio de 2020 - 14:40 h

Descubre nuestras apps

stats