La portada de mañana
Acceder
Estados Unidos, incapaz de controlar las armas pese a otra masacre de niños
Un propagandista de Putin aterriza en la nueva Ejecutiva de Ayuso
Opinión - 'Arrimadas y Feijóo muerden el anzuelo', por Neus Tomàs

El PRC cree que el Puerto de Santander sería “inseguro” sin concertinas

Concertinas en el Puerto de Santander

Rubén Alonso


0

El PRC considera que el Puerto de Santander sería “inseguro” si no tuviera instaladas las polémicas concertinas alrededor de buena parte de su perímetro para evitar la intrusión de polizones albaneses. En este sentido, el grupo parlamentario regionalista ha pedido al Gobierno de España más Guardia Civil antes de proceder a la retirada de las cuchillas.

El Puerto de Santander paraliza la instalación de nuevas concertinas en su perímetro

El Puerto de Santander paraliza la instalación de nuevas concertinas en su perímetro

Así, el portavoz del PRC en la Cámara autonómica, Pedro Hernando, ha presentado este lunes una Proposición No de Ley (PNL) por la “falta de respuesta del Estado”, que tiene la competencia de seguridad en el Puerto, ante las “continuas peticiones de más medios personales, económicos y técnicos desde la Autoridad Portuaria de Santander (APS) y el Gobierno de Cantabria”.

“Esta iniciativa pretende que el Puerto sea una garantía fronteriza para la UE y que siga siendo seguro para las empresas que operan en él y no se ponga en peligro su continuidad, pues la actividad portuaria es un activo básico para la región y representa en torno al 11% de su PIB”, ha manifestado Hernando.

De esta forma, para el PCR, el aumento de efectivos de Guardia Civil y la dotación de más presupuesto para medidas complementarias de seguridad sería lo necesario para poder retirar esta polémica medida aplicada por la Autoridad Portuaria. Y es que los regionalistas, según Hernando, están “en contra de las concertinas, pero a favor de la seguridad del Puerto, que correría el riesgo de ser inseguro” sin ellas.

Para sostener esta afirmación, el portavoz del PRC ha señalado que pese a las concertinas se han producido 33 intentos de saltos en cinco días, mientras que durante el año 2021 se registraron 2.500 intrusiones, por lo que ve necesario “tomar medidas para que estos polizones, que tratan de 'colarse' en los contenedores para llegar a Reino Unido, no terminen afectando al futuro del puerto y a la economía regional”.

“Se quiere evitar que las empresas duden si seguir operando en el Puerto ante el incremento de intrusos, como ocurrió el año pasado”, ha dicho. “Hablamos de gente que intenta cometer una ilegalidad que va a perjudicar al conjunto de ciudadanos de Cantabria. Eso no lo podemos permitir”, ha sentenciado Hernando, que cree que las concertinas “tienen que ir desapareciendo, pero de la mano de la implantación de otras medidas”.

Según ha indicado, tras colocarse esta medida se ha detectado un “trasvase” de los intentos de salto, que antes se producían en lugares por donde era más fácil entrar -en los que se han instalado las concertinas-, a otros más cercanos al centro de la ciudad donde hay más control y es más fácil detener a los polizones.

Además de esta herramienta, el Puerto ha invertido en los últimos tres años más de tres millones en contratar seguridad privada, colocar vallas más altas, cámaras infrarrojas, sensores de movimiento, etcétera, a pesar de que “no hay duda” de que es competencia del Estado reforzar la seguridad.

Antecedentes

Desde que la colocación de concertinas en el Puerto trascendió al debate político y social tras la información de elDiario.es, colectivos sociales han manifestado su repulsa solicitando su retirada e incluso han llevado al Parlamento más de 40.000 firmas con ese objetivo.

La delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones, cuestionada sobre este asunto en numerosas ocasiones, ha manifestado su posicionamiento contrario a las cuchillas, pero ha subrayado que la competencia recae en el Puerto, cuyo presidente es el exconsejero regionalista, Francisco Martín, quien ha anunciado recientemente que paraliza la instalación de nuevas concertinas.

Y aunque este método, que ha sido retirado en las vallas de Ceuta y Melilla, provoca daños irreversibles para las personas y atenta contra los derechos humanos, el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, cuestionado por este asunto en una entrevista con este medio, señaló que no tenía claro si es el más idóneo. “A fin de cuentas, quien no quiera saltar no se va a romper las manos con la concertina”, dijo, tras afirmar que esperaba que “se medite y se estudie”. Días más tardé reclamó “más policías” y manifestó que “no le gusta poner impedimentos que lesionen a la gente”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats