Libisosa, 25 años desde que comenzaron las excavaciones de una joya íbera, romana y medieval en Albacete

Cultura Castilla-La Mancha

El yacimiento arqueológico de Libisosa se encuentra en el ‘Cerro del Castillo’ del municipio albaceteño de Lezuza. Localidad del Campo de Montiel, en el occidente de la provincia. Está situada sobre un alto promontorio que ha sido testigo desde la prehistoria del paso de diferentes sociedades y culturas.

El alcalde de Lezuza, Alfonso Avendaño cuanta que en el año 1992 se comienzan a hacer prospecciones y es el año 1994 cuando se empiezan a llevar restos a ser analizados. Aunque no es hasta 1996 cuando las excavaciones toman protagonismo. “Este año cumplimos 25 años desde que las excavaciones de Libisosa comenzaran”, añade. A través de ayudas desde las instituciones el yacimiento no ha perdido su actividad en cuanto a las exploraciones y el trabajo de laboratorio.

En Libisosa dejaron sus huellas tres etapas de la historia: la íbera, la romana y la medieval. Los romanos llegaron a esta próspera ciudad en el año 180 a.C. atraídos por el río y por su valor estratégico y defensivo.

La ciudad era el paso desde la Meseta hacia Andalucía y de Levante a Extremadura y Portugal. Este cruce de caminos era vital para que Roma emprendiese la conquista del sur de la península. Después de amurallarla, el Imperio declaró a esta población colonia romana Libisosa Forum Augustana.

Actualmente el yacimiento ocupa alrededor de 30 hectáreas que aglutina restos desde el Bronce Final hasta la Baja Edad Media donde es presidida por la torre vigía que es la que da nombre al cerro. Además, le corresponde un edificio de órdenes militares.

De la época romana destaca la muralla tardorrepublicana y el foro de la colonia romana. La excelente conservación de los materiales y las estructuras de la etapa iberorromana de Libisosa se debe al “efecto sepultura” provocado por su destrucción precipitada y sistemática. Esto ha permitido llegar a estos días como una imagen congelada de su estado previo a la devastación, objetos en perfecto estado. En este sentido, constituye una mina para la investigación de la Hispania republicana y del Ibérico Final y, en su en su mayor parte todavía por descubrir.

Yacimiento visitable desde hace 11 años

A raíz de su aniversario se llevarán a cabo diferentes actividades en el mes de diciembre en el marco del parque arqueológico de Libisosa. Un yacimiento que lleva alrededor de once años siendo visitable con un servicio de Turismo.

“Tenemos una colección museográfica que cuanta con una amplia variedad de piezas que te ayudan a ver y entender la importancia del yacimiento. Esto es por donde empezaría la visita. Desde aquí se visitaría el cerro para apreciar sus estructuras donde se encuentra el sector 127 con la torre vigía. Un edificio que cuenta con objetos en un estado impecable. En este lugar también se puede observar una cuba de plomo que solo tiene una réplica en Pompeya”, cuenta el alcalde. Al ser un lugar de tránsito, Libisosa cuenta con muchos descubrimientos de la antigua Roma.

Tras el parón de la pandemia, el parque arqueológico retomaba su actividad con visitas y eventos como antes de la crisis sanitaria. Abierto de miércoles a domingo en horario de mañana y tarde se puede visitar para apreciar las maravillas de este yacimiento. Además, cada año se realizan jornadas de puertas abiertas durante el otoño al finalizar la temporada de intervención arqueológica.

Libisosa, declarada sexto Parque Arqueológico de Castilla-La Mancha

El Ejecutivo autonómico hacia publica la noticia el pasado mes de octubre. Una decisión basada en cuatro hechos: la ubicación estratégica de Libisosa a lo largo de la histórica, desde época Ibera hasta la baja Edad Media; la importancia de los restos oretanos localizados, que se conservan casi en su estado original; los restos romanos que hay en el yacimiento; y, finalmente, por su inclusión dentro del paisaje y el control de los yacimientos que se encuentran alrededor.

Libisosa fue la primera ciudad de la actual Comunidad Autónoma que tuvo la categoría de colonia romana, fue la llamada ‘Libisosa Forum Augustana’.

El alcalde de Lezuza indica que es todo un orgullo recibir este reconocimiento y que Libisosa tenga la distinción de Parque Arqueológico de Castilla-La Mancha. “Una muestra más de la importancia que tiene este yacimiento.

Además, es gratificante que se reconozca el trabajo de todos los que me han precedido en el puesto, ya que han sido muchos años de esfuerzo, sin olvidarnos de todas las personas que han trabajado en cada una de las excavaciones. Entre todos hemos trabajado en la misma dirección hasta que lo hemos conseguido”, dice Alfonso.

Hay que destacar que esta distinción no solo es importante para el municipio, también lo es para toda la provincia de Albacete y la región. Un regalo al coincidir con el aniversario. “Estamos enclavados en una comarca que tiene mucho que ofrecer y esto es un eslabón más de la cadena para potenciar el turismo. Un atractivo que se suma al potencial de la Sierra de Alcaraz y Campo de Montiel. Además, el Museo Etnográfico de una de las pedanías, Tiriez es de los mejores de Castilla- La Mancha para hacer un especial recorrido por la historia”, añade el alcalde.

El alcalde aprovechaba la entrevista para animar a toda la gente a visitar el yacimiento de Libisosa y a que conozca el turismo de interior de la comarca porque es una maravilla lo que alberga.

“Seguimos trabajando en el yacimiento para hacerlo más accesible e incorporarle otros servicios y mejorar otros”, concluye el alcalde. Además, se está trabajando en el diseño y desarrollo de la virtualización del recientemente declarado Parque Arqueológico de Libisosa. La inauguración oficial será la primavera del próximo año 2022, para esas fechas todo estará listo en este emblemático yacimiento.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats