La portada de mañana
Acceder
La inmunidad salva a Juan Carlos I de fraude fiscal, blanqueo y amenazas
Las montañas submarinas son parte de los océanos que necesitan protección
"Este artículo no lo puede escribir una Inteligencia Artificial", por Isaac Rosa

La tubería manchega, en funcionamiento en el primer trimestre de 2023 pero el Gobierno advierte: “Los trasvases no son la solución”

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, se reúne con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán.

Carmen Bachiller


0

La tubería manchega que permitirá enviar agua desde la cabecera del Tajo hasta el Alto Guadiana, en la provincia de Ciudad Real, entrará en funcionamiento en el primer trimestre de 2023. Lo ha anunciado el el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, durante una jornada organizada por la Confederación Hidrográfica de esta cuenca en Alcázar de San Juan bajo el lema 'El alto Guadiana, una responsabilidad de todos'.

La nueva planificación para el Alto Guadiana: “El problema real es que no va a haber agua y tendremos que lidiar con lo que tenemos”

La nueva planificación para el Alto Guadiana: “El problema real es que no va a haber agua y tendremos que lidiar con lo que tenemos”

Ha desvelado que en estos momentos se están acometiendo las últimas inversiones de puesta a punto de la infraestructura que estuvo varios años en desuso y sin rematar sus obras. 

En este punto ha aprovechado para recordar que la tubería manchega supondrá en la práctica derivar agua desde la cuenca del Tajo a la del Guadiana, pero ha incidido en que “ambas están en una situación similar” en alusión a sus recursos hídricos. Por esta razón ha pedido “una reflexión” porque en su opinión “muy poco más van a poder aportar unas cuencas respecto a otras” y ha descartado más trasvases en España. “Esa no es la solución”.

Ha insistido en la posición del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico respecto al problema del agua en España. “Cuando se habla de que la solución pasa por trasvasar de unas demarcaciones a otras, pediría que estudiasen la situación de las cuencas, semana a semana, y que pudiesen decir de cuál a cuál se puede derivar agua”. No lo ve factible.

“Si queremos dar certidumbre, tenemos otros dos ámbitos de actuación”, decía, para referirse tanto al papel de la actividad agraria como a la iniciativa para recuperar los valores ambientales del territorio. Y aquí ha citado expresamente a las Tablas de Daimiel, en Ciudad Real. El humedal pasa actualmente por uno de los peores momentos de su historia. “Si no damos sostenibilidad al espacio para que recupere el ciclo del agua, cualquier idea de disponibilidad de recursos fracasará. Necesitamos rescatar la estabilidad de este espacio ambiental único en Europa”. 

250 millones para el Alto Guadiana, con condiciones de reparto que pasan por el consenso

Después, decía, “en paralelo, hay que dar respuesta al sector agrario que es fundamental e insustituible en la región”. Ha anunciado que el Ministerio está “en condiciones” de aportar “en el corto y medio plazo” una inyección económica al territorio del Alto Guadiana de 250 millones de euros “que hay que gestionar de forma consensuada entre todos” y eso, añadía, “requiere compromisos compartidos”. 

El Gobierno de España ha mostrado su disposición a poner presupuesto, planificación y gestión pero reclama que el Ejecutivo castellanomanchego haga lo propio con la planificación agraria que, aseveraba, “debe caminar de la mano de la hidrológica”. 

Ha desvelado que su departamento y la Consejería de Agricultura castellanomanchega llevan “meses” de reuniones y ahora reclama también compromiso por parte de las corporaciones corporaciones locales y de los distintos sectores sociales y económicos. “Sí o sí hay que incorporar el diálogo con la ciudadanía porque todas las voluntades deben ser compatibles”. 

Castilla-La Mancha pide delegación de competencias en agua

Durante la inauguración de las jornadas el vicepresidente regional ha sugerido al Gobierno de España la posibilidad de “delegar competencias” a las comunidades autónomas en materia de agua para “agilizar” los expedientes relacionados con la actividad agraria y empresarial. Y no solo en el Alto Guadiana, decía José Luis Martínez Guijarro, sino en el ámbito de todas las confederaciones hidrográficas españolas. 

Morán ha descartado la posibilidad y ha recordado que ya en 2018, al hacerse cargo de la gestión del ciclo del agua, se analizó la disponibilidad de recursos humanos y presupuestarios en las confederaciones hidrográficas. “ En los últimos 10-15 años habían perdido en orden de un 40% de recursos humanos”, ha explicado.

A partir de ahí, ha dicho, se diseñó un plan de dotación de recursos humanos que está ya “culminado y confiamos en conseguir que las confederaciones tengan suficientes para atender las necesidades de la ciudadanía”.

La reactivación del Consorcio del Alto Guadiana

En julio de 2013, durante el Gobierno de Dolores de Cospedal en Castilla-La Mancha, la Secretaría de Estado de Medio Ambiente publicaba un convenio de colaboración con la Junta de Comunidades para la disolución y liquidación del Consorcio para la gestión del Plan Especial del Alto Guadiana.

Este miércoles se ha confirmado que se va a reactivar esta herramienta. Minutos antes de la inauguración de las jornadas, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha avanzado su intención de que las negociaciones en cuanto al nuevo Plan del Alto Guadiana lleguen a buen puerto antes de fin de año y culminen con la vuelta del Consorcio aparejado, en forma de “plataforma de entendimiento para gestionar el rescate de agua suficiente mediante adquisición de derechos que ha de suponer la regularización y que empezó hace años”.

El presidente regional se ha reunido de forma previa con el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ya ha asegurado que la intención es “acabar lo que se empezó” hace años y dar “solución a la gente”.

“Y, para que no haya discusión, hay que ser sensibles a las novedades personales y societarias que han tenido lugar desde la paralización”, ha abundado, subrayando que la intención es atender “al cien por cien”.

En este punto ha agradecido la “sensibilidad” del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con el sector, augurando que se llegará a un consenso “en un contexto de absoluta tranquilidad y normalidad y hablando con el sector”.

“Ponemos a disposición de este Consorcio que va a renacer la posibilidad para acortar plazos en las tramitaciones burocráticas que requieren”, ha incidido.

“Creo que podemos considerar fructífero la reactivación del Consorcio. Hacemos un llamamiento a la participación de los actores del territorio y que, con diálogo, demos una respuesta consensuada y lo más pronto posible”, decía después Hugo Morán a los asistentes a las jornadas. 

Pedía además activar ese diálogo “ya” porque la ejecución de los 250 millones de euros procedentes de los fondos europeos de recuperación deberá hacerse “rápido”, siguiendo el estricto calendario marcado por la Unión Europea. “Quiero pediros que entendamos que para un acuerdo final todos tienen que ceder para que todos podamos ganar” porque reconocía que la respuesta al Alto Guadiana “nunca debió esperar tanto tiempo. Esto no es el final de nada, sino el principio de una cooperación a las expectativas de todos y de todas”, zanjaba. 

Confederación del Guadiana: “Es hora de cerrar el cuestionamiento permanente a la planificación”

“No hay atajos para hacer sostenible el Alto Guadiana. El objetivo del organismo de cuenca es atender y dar seguridad al conjunto de actividades y a los usos del agua: ambientales y socioeconómicos”, ha asegurado Samuel Moraleda, presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

“El organismo no va a renunciar a la recuperación del equilibrio hídrico entre el hombre y el humedal más emblemático de la reserva de la Mancha Húmeda”, decía, en alusión a las Tablas de Daimiel. “Es único en Europa y posiblemente el último representante de los ecosistemas de tablas mundiales”.

Tampoco vamos a renunciar, matizaba, al aprovechamiento hídrico en una zona especialmente agraria. “En este territorio medio ambiente y economía están íntimamente relacionados de tal manera que alcanzar y mantener el buen estado de nuestras aguas, da seguridad a las explotaciones agrarias. Solo desde una gestión racional de estas explotaciones podremos recuperar el equilibrio perdido”. 

El descenso de los niveles piezométricos, la desconexión de las aguas subterráneas y superficiales de los sistemas asociados y los niveles de explotación muestran una tendencia clara y están poniendo en serio peligro el desarrollo del territorio

Samuel Moraleda Presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadiana

Este principio, decía, “no puede quebrarse con la presentación de supuestos estudios científicos que crean expectativas en el territorio sobre un recurso más abundante, para aumentar dotaciones de agua y para nuevos usos agrarios. Así lo avala una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de hace dos días”, en alusión al pronunciamiento del Alto Tribunal extremeño.

En su opinión, “es hora ya de cerrar este capítulo de cuestionamiento permanente a la evaluación de recursos hídricos que se realizan desde el organismo de cuenca, en los órganos de planificación hidrológica”. Lo ha justificado en el “descenso” de los niveles piezométricos, la desconexión de las aguas subterráneas y superficiales de los sistemas asociados y los niveles de explotación “muestran una tendencia clara y están poniendo en serio peligro el desarrollo del territorio”. 

A eso hay que añadir “un fenómeno que ya nadie cuestiona y que es el cambio climático” que tiene como uno de los “vectores más sensibles” al agua. La Confederación Hidrográfica del Guadiana ya lo ponía de manifiesto hace un año en unas jornadas similares: no va a haber agua. Hoy Moraleda ha insistido. “Habrá menos recursos y tenemos que adaptarnos a la nueva situación, con medidas para mitigar los efectos”. En su opinión, “lo más importante será racionalizar las demandas” y eso pasar “por tomar conciencia de que el recurso es escaso y hay que ahorrar agua, además de potenciar la eficiencia”. En este aspecto ha pedido “trabajar juntos” tanto para ofrecer “certidumbre” al sector agrario regional (que consume un 89% de los recursos disponibles) y a Europa, cumpliendo los compromisos ambientales asumidos. 

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats