Un empleado público saca los colores a Page sobre el Bono Térmico: “Dice que duplica las ayudas pero no lo hace”

Calefacción

Esta semana el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, comentó que su Gobierno iba a “doblar” el presupuesto destinado al Bono Social Térmico, beneficiando a 85.000 familias. No es la primera vez que lo hace y esta vez ha provocado que un técnico especializado en la tramitación de estas ayudas haya criticado, y difundido públicamente, que haga anuncios que “no se corresponden con la realidad”.

No es la primera vez, dice. “Van tres veces”. Y las tres las ha comentado ya con el propio García-Page a través de un espacio en la web de la Junta de Castilla-La Mancha denominada 'El presidente responde'.

El Bono Social Térmico es un programa de ayudas puesto en marcha por el Ministerio para la Transición Ecológica con el objetivo de compensar los gastos térmicos ocasionados a los consumidores más vulnerables por el uso de la calefacción y el agua caliente o cocina. Se creó por Real Decreto en octubre de 2018 con el fin de complementar la ayuda percibida en concepto de Bono Social Eléctrico por los consumidores vulnerables, para la energía destinada a calefacción, agua caliente sanitaria o cocina, independientemente de cual sea la fuente utilizada.

Felipe Alfonso Rodríguez, empleado público y técnico del Bono Social Térmico, se refiere en su protesta al último anuncio de Page esta misma semana, en el que indica que el Consejo de Gobierno iba a “decidir doblar las ayudas que se dan para el esfuerzo energético” y que, en total, esta inversión “se ha multiplicado por cinco”. Hizo declaraciones similares tanto en marzo como en abril del año pasado.

Esto, afirma este empleado, no se corresponde con la realidad “por más veces que las repitan”. El funcionario ya se dirigió en dos ocasiones anteriores a la página web mencionada para explicar que el Gobierno castellanomanchego no es quien decide duplicar estas ayudas.

Con arreglo al Real-Decreto

¿Dónde está la trampa? Argumenta que la decisión de incrementar la disponibilidad presupuestaria del Bono Social Térmico para el ejercicio 2022 aparece recogida en el artículo 3 del Real Decreto-ley de octubre de 2021 de medidas urgentes en materia de energía, y es por tanto una decisión del Gobierno de España. El Bono Social Térmico se financia con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, siendo el Ejecutivo regional competente para gestionarlas y repartirlas, como el resto de comunidades autónomas.

Según el citado artículo las ayudas se dan “con cargo al presupuesto de la Secretaría de Estado de Energía” y “se incrementa el crédito presupuestario de la aplicación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021 en 100 millones de euros, para sufragar el programa de concesión directa de ayudas destinadas a paliar la pobreza energética en consumidores vulnerables para el ejercicio 2021, en lo que respecta a energía destinada a calefacción, agua caliente sanitaria o cocina, denominado Bono Social Térmico”.

“Si bien es cierto que el Gobierno autonómico, con cargo a sus propios presupuestos, podría ampliar la cuantía, la realidad es que no lo ha hecho”, le espeta este técnico a García-Page, al tiempo que lamenta el “nulo efecto” de sus protestas en esa web “a la hora de afearles la conducta de hacer afirmaciones que no se corresponden con la realidad, con el agravante de haber constatado que lo hacen a sabiendas”.

El empleado público ironiza con la cuestión insistiendo en que el Ejecutivo castellanomanchego “no duplica” ningún presupuesto porque no es su competencia, pero “lo que sí decide el Gobierno regional es lo que publica en la página web y lo que anuncia en declaraciones públicas, que deberían caracterizarse por el rigor y la veracidad”, concluye.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats