Grau apoya a Barberá y desmiente la denuncia de 'corrupción total' de su mujer

Alfonso Grau, exvicealcalde de Valencia, antes de declarar ante el juez por el caso Taula.

El exvicealcalde de Valencia, tras meses de desencuentros con su antigua superior, Rita Barberá, ha sorprendido en su declaración en el juzgado que investiga el supuesto blanqueo de capitales del PP de Valencia. Alfonso Grau ha desmentido la versión de su mujer, ha contradicho la de sus asesores -que se negaron a participar en el supuesto delito y lo confesaron en sus comparecencias- y ha asegurado desconocer la procedencia del, presuntamente, dinero negro con el que se pudo financiar el partido.

El juez pide al Supremo que impute a Barberá por blanqueo de capitales

El juez pide al Supremo que impute a Barberá por blanqueo de capitales

Grau ha declarado en calidad de testigo. Según ABC, considera falsa la versión de su mujer, la exconcejal y exasesora del PP María José Alcón. Ésta, en unas conversaciones grabadas por la policía, denunció la "corrupción total" en el partido. "Claro, bueno, claro, es que han hecho una trampa en el partido, que me han dado mil euros en dos billetes de 500, dinero negro... y yo les tenía que hacer una transferencia legal de mi cuenta, o sea, ¿eh? Para blanquear dinero, vamos, corrupción política total (...)".

El exvicealcalde asegura que es imposible que Alcón recibiera el dinero negro. En mayo de 2015, ha asegurado, su mujer estaba ingresada en un centro médico. Grau va más lejos e incluso niega validez a los testimonios de algunos de sus asesores. Si se negaron a hacer el donativo de mil euros para financiar la campaña del PP -que luego se recibirían en billetes de 500, de ahí el delito de blanqueo- no fue para evitar delinquir sino porque, sencillamente, no iban a continuar de asesores del PP. Perdido su trabajo, no tenía sentido ayudar al partido a ganar las elecciones, ha venido a decir.

Grau también asegura desconocer la procedencia de los más de 200.000 euros ingresados por el PP cuya procedencia, según fuentes judiciales, no se ha podido justificar. El exvicealcalde, eso sí, ha señalado a Carmen García-Fuster, secretaria del grupo municipal popular e íntima de Barberá, como la responsable de las finanzas del partido. Este es el único punto en el que Grau se ha distancia de la exalcaldesa. En el resto, en un giro copernicano, ha defendido las mismas teorías que Barberá, pese a que ésta le culpó de su posible imputación por blanqueo de capitales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps