Russafa, primer barrio de València que crea una red de 50 comercios que se ofrecen para fomentar la lactancia

Ángeles Juárez da el pecho a su hijo en uno de los comercios de la red de lactancia

Hornos, farmacias, bares o floristerías del barrio de Russafa han empezado a formar parte de la primera Red Amiga de la lactancia materna que se crea en la ciudad de València, gracias a la iniciativa Ciutat Cuidadora impulsada por el centro de innovación Las Naves.

Suman un total de 50 comercios y establecimientos públicos que, animados por las asociaciones Plataforma per Russafa y Amamanta, han generado una red para disponer de espacios en sus establecimientos donde amamantar a los lactantes de forma cómoda, visible y sin necesidad de consumir nada a cambio.

Ángeles Juárez, madre de dos niños de 5 y 2 años y vecina del barrio desde hace 10 años, comenta que conoció la iniciativa a través de una amiga que forma parte de la Red que empezó su actividad el pasado 4 de octubre: "al pequeño aún le doy pecho y hasta ahora lo hacía donde podía, en el autobús, en algún banco, donde me pillaba porque es algo que no puedes planificar".

Según explica, "nunca he tenido ningún problema cuando los niños han sido bebés, pero cuando son algo más mayores sí que es verdad que hay quien no te mira muy bien te dice que si no es un poco mayor ya para darle el pecho".

Para ella ha sido muy positiva esta iniciativa puesto que "se visibiliza la lactancia materna como algo natural para las madres y nos da la opción de tener un lugar tranquilo, seguro, relajado y protegido de las inclemencias del tiempo, sobre todo en invierno con el frío".

Juárez añade que "los bebés cuanto más pequeños son más tranquilidad necesitan y el tener un lugar cerrado, sin ruidos en el que no pasan frío es muy beneficioso y ya son más mayores, te sientes menos juzgada y más acompañada".

Para Inma Bauset, de la Plataforma per Russafa, se trata de empezar a diseñar un barrio cuidador que "en mitad del proceso de turistificación que estamos sufriendo ponga en el centro las relaciones de cuidado y a las personas que cuidan".

Bauset destaca la importancia de crear y fomentar "lazos entre los vecinos del barrio" con diferentes iniciativas frente a la creciente proliferación de apartamentos turísticos que de algún modo contribuye a despersonalizar el barrio y las relaciones entre vecinos.

Por su parte, Pilar Abad, portavoz de la asociación Amamanta, pone el acento en que la iniciativa es un paso para normalizar y hacer cotidiana la lactancia materna, no solo en establecimientos comerciales participantes sino también en los espacios públicos del barrio.

Esta acción se enmarca en el proceso Ciutat Cuidadora, una propuesta de Las Naves, centro de innovación del Ayuntamiento de València, coordinada por el Estudi La Dula.

Este proceso está promoviendo diferentes acciones comunitarias e innovadoras en diversos barrios de la ciudad conjuntamente con asociaciones y colectivos locales.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2019 - 22:51 h

Descubre nuestras apps

stats