La portada de mañana
Acceder
La ponencia del TC pide sufragar colegios que segregan por sexo
El mapa de la desigualdad de renta por código postal
OPINIÓN | Semana fantástica en el bipartidismo, por Antón Losada

La Diputación de Alicante, del PP, paga hasta 1.500 euros al mes en un órgano cultural a dos periodistas que informan de la institución

La directora del IAC, María Teresa Pérez Vázquez.

Dos periodistas en activo en la prensa alicantina, que informan habitualmente sobre la Diputación provincial, cobrarán hasta 1.500 euros mensuales por asistir a siete reuniones del Instituto Alicantino de Cultura Juan Gil-Albert (IAC), un organismo que depende de la institución provincial presidida por el popular Carlos Mazón. La nueva dirección del Gil-Albert, capitaneada por María Teresa Pérez Vázquez, doctora en Medicina y Cirugía y vicerrectora de Relaciones Institucionales en la Universidad Miguel Hernández de Elche, ha nombrado a dos reconocidos periodistas alicantinos en la dirección de los departamentos de Arte y Comunicación Audiovisual y de Revistas. Un tercer profesional de la comunicación, antiguo director de un medio pero desvinculado hoy en día de la información diaria, dirigirá el departamento de Publicaciones e Investigación. Los tres profesionales, más allá de la gestión administrativa y de la elaboración de la memoria anual de la institución, se encargarán de elevar a sus superiores informes y conclusiones, entre otras tareas previstas en el artículo 27 de los estatutos del organismo provincial.

Así, según explican fuentes de la Diputación de Alicante consultadas por elDiario.es, los responsables de los tres departamentos cobran "indemnizaciones por asistencia a órganos colegiados" que pueden llegar a sumar hasta 1.500 euros mensuales. Las reuniones de departamento salen a 200 euros, las de la comisión permanente a 300 y la comisión asesora a 100. Como máximo, se pueden convocar cada mes cuatro reuniones de departamento, dos de comisiones permanentes y una de la comisión asesora. Si las reuniones no se celebran o alguien no asiste, no se cobra. Los nuevos directores de cada área "desarrollan las tareas que les correspondan a su departamento, en función de la planificación cultural programada en cada ejercicio".

Desde el nombramiento de los tres periodistas, el pasado 31 de julio, el nuevo equipo que dirige Pérez Vázquez ha celebrado "algunas reuniones en agosto y ahora en septiembre han retomado la actividad con normalidad", señalan las fuentes consultadas, que defienden la transparencia de los pagos. "Todas las remuneraciones están aprobadas por la junta rectora del IAC, contempladas en los presupuestos anuales y visibles desde el portal de transparencia. Son las mismas que estaban establecidas en las anteriores legislaturas, no ha habido ningún cambio al respecto", apostillan.

El objetivo del nombramiento de los tres periodistas, redactores de algunas de las principales cabeceras de Alicante, es la "promoción y comunicación, interna y externa, del Gil-Albert", según declaró la nueva directora al diario Información. Los emolumentos no han pasado desapercibidos en un sector singularmente golpeado por la crisis y la precariedad como el de la prensa. La voz de aviso la dio el periodista Ferran Belda en su columna de opinión semanal en Las Provincias.

Etiquetas
Publicado el
6 de septiembre de 2020 - 22:03 h

Descubre nuestras apps

stats