La portada de mañana
Acceder
Investigación - Los pagos en metálico a inspectores del Banco de España
Entrevista - Isabel Rodríguez: "El Gobierno no es un coro donde pueda haber solistas"
Opinión - Ginebra y filosofía, por Elisa Beni

Un estibador continúa desaparecido casi un mes después del accidente del buque "esclavista" en el puerto de Castellón

Pancarta de los estibadores de Castellón exigiendo que se agilicen las labores de rescate del trabajador desaparecido.

Ha pasado casi un mes desde que el buque Nazmiye Ana, de bandera panameña y propiedad de la compañía naviera turca Sinop Shipping Corp, volcó en el muelle del Centenario del Puerto de Castellón cuando realizaba labores de carga de mercancía. El accidente provocó la muerte de un tripulante indio de 22 años, cuyo cuerpo fue localizado, y heridas de diversa consideración a dos estibadores. Un tercer estibador, de 36 años, permanece desaparecido, por lo que sus compañeros se han movilizado para exigir que se agilicen las labores de rescate. "Son demasiados días y por desgracia las medidas adoptadas hasta hoy no son suficientes", reza la cuenta de Facebook de Coordinadora de Estibadores de Castellón.

Esta semana las empresas encargadas del plan de remoción del barco y su carga han desplazado el buque al muelle tras liberarlo de lastres como las bisagras de las escotillas y las antenas. El complejo operativo, supervisado en todo momento por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil, ha incluido buzos con lanzas térmicas para cortar los obstáculos que impedían desplazar la embarcación y de un sensor de aceleración para monitorizar el movimiento del buque y garantizar la seguridad de los equipos subacuáticos, según ha informado la Autoridad Portuaria de Castellón.

La tripulación del buque de bandera panameña denunció el incumplimiento de la normativa del trabajo marítimo mediante "deudas, intimidación, acoso y condiciones esclavistas en el reclutamiento". La tripulación incluye a cinco marineros de nacionalidad turca, uno egipcio y dos de nacionalidad india. Según declaró Juan Ramón García, inspector de la Federación Internacional de los Trabajadores del Transporte-UGT que estuvo en contacto con los supervivientes, la naviera turca los ha acosado "reiteradamente" para que no reclamen sus derechos ni reciban asesoramiento.

Los marineros manifestaron "las condiciones esclavistas de su reclutamiento, habiéndose visto obligados a pagar 5.000 dólares a las agencias de contratación en India para conseguir embarque, lo cual viola, entre otros, los derechos de libre acceso a la profesión que recoge el Convenio sobre el Trabajo Marítimo", aseguró García. El buque de bandera panameña es "el paradigma de unas condiciones laborales" leoninas que permite el sistema de "banderas de conveniencia", indicó a la agencia Efe el inspector.

Plan de rescate

El Nazmiye Ana está rodeado por una barrera anticontaminación y, tras el desplazamiento del buque unos 150 metros el Grupo Especial de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil trabaja inspeccionando la zona con el único objetivo de localizar el cuerpo de David, el estibador desaparecido.

El plan de remoción del buque pasa por izarlo hasta el muelle, donde será desguazado. Para ello, la infraestructura portuaria contará con repartidores de carga y con puntos de izado, además de dos grúas de celosía de 600 toneladas y una grúa telescópica de 500 toneladas.

La Guardia Civil ha incorporado dos perros de la Unidad Cinológica Central especialistas en todo tipo de rescates en medios acuáticos y capaces de detectar restos humanos hasta 50 metros de profundidad. La incorporación de los canes permite a los efectivos de los Grupos Especiales de Actividades Subacuáticas (GEAS) del instituto armado reducir el tiempo de inmersión y las dimensiones de la búsqueda.

El vuelco del mercante Nazmiye Ana se produjo el pasado 28 de mayo. Al día siguiente los buzos del GAES de la Guardia Civil localizaron el cuerpo sin vida de un tripulante. Uno de los trabajadores heridos al volcar el buque, que tuvo que ser ingresado en el hospital por shock postraumático, rechazó en un mensaje enviado a sus compañeros, del que informó este diario, que se hubiera producido error alguno en la planificación de la estiba, lo que dejaría como posible causa el mal cálculo de los lastres que hacen de contrapeso durante las labores de carga y descarga. El Juzgado de Instrucción número 3 de Castellón mantiene abierta una causa para investigar el siniestro.

Etiquetas
Publicado el
25 de junio de 2021 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats