"No se puede estar con mallitas marcando culito": expediente disciplinario a un policía local de Paiporta por vejar a una agente

Concentración contra el intendente de la Policía Local de Paiporta.

"No se puede estar por la central policial con mallitas marcando el culito, aquí está lleno de hombres". Así se dirigió J. M. P. G., oficial de la Policía Local de Paiporta (Valencia), a una subordinada, agente encargada de violencia de género, en dos ocasiones. Los comentarios le han costado al oficial la apertura de un expediente de información reservada y disciplinario ante la "necesidad de cortar este tipo de conductas", según reza la documentación a la que ha tenido acceso elDiario.es.

La subordinada se encarga de los delitos de violencia de género. "Se le intentó explicar al oficial que la agente viene como cualquier otro componente con su ropa de paisano e incluso que en ocasiones y en relación a las tareas asignadas por la Jefatura de Viogen [violencia de género], se le autoriza la dispensa de uniformidad por seguimiento de víctimas, visitas a domicilios, acompañamiento policial, reuniones, en los que no se aconseja el uso de la uniformidad", agrega.

Los comentarios del oficial podrían constituir una "falta grave de respeto y consideración hacia un subordinado", por lo que el intendente propone la apertura de un expediente de información reservada para aclarar los hechos e incoar un expediente disciplinario.

Guerra abierta en la Policía Local

En el seno de la Policía Local de Paiporta, según informan fuentes consultadas, hay una auténtica guerra abierta, que ha incluido concentraciones de agentes jubilados exigiendo la cabeza del actual intendente ("vete a tu pueblo", rezaba una pancarta). De hecho, el oficial autor de los comentarios machistas y la agente mantienen en paralelo un cruce de acusaciones en el que el grupo municipal popular se ha posicionado.

La portavoz popular en Paiporta, Chelo Lisarde, ha criticado que el "talante democrático de Isabel Martín [exalcaldesa de Compormís] y de Maribel Albalat [actual primera edil] ha quedado en entredicho" a raíz de la queja del oficial al Síndic de Greuges contra la agente a la que lanzó los indecorosos comentarios.

El oficial denunció que la uniformada no asistió a un servicio de control de acceso en un centro escolar desobedeciendo presuntamente las órdenes. La agente estaba atendiendo a una víctima de violencia de género, lo que, según el intendente, justifica que no acudiera al servicio en el centro escolar. 

El concejal de Seguridad Ciudadana, Vicent Císcar, sostiene que el asunto "se debe a un caso claro de malas relaciones personales de un oficial y una agente" y niega que no se hayan atendido las quejas del hombre sobre la subordinada. "En todos los casos, se han tramitado y se han mantenido reuniones del intendente con él o con ambos, tratando de mediar, y así lo comunicaremos al Síndic de Greuges", agrega.

Etiquetas

Descubre nuestras apps