La portada de mañana
Acceder
Las dudas con el suministro dejan en vilo la vacunación de los mayores antes de abril
La mitad de las provincias desconoce el origen de al menos el 50% de los casos
Análisis - La calculadora de Illa para ser president, por Neus Tomàs

"Una ola de xenofobia" frena la optativa de Islam mientras la Justicia fuerza al Gobierno valenciano a blindar Religión

Concentración en Altura promovida por el PP contra la asignatura optativa de Islam.

Padres insultando a otros padres, el PP montando manifestaciones contra una asignatura de Religión y defendiendo otra o concentraciones en los ayuntamientos como el de Altura con lemas como "imposición no". Estas han sido algunas de las reacciones que se han generado tras hacerse público que la Conselleria de Educación estudiaba, como marca la LOMCE, la implantación de la asignatura optativa de Islam en cuatro colegios de Castellón, pero también en otros de Valencia y Alicante.

El departamento que dirige el conseller Marzá se muestra muy preocupado por esta "ola de pensamiento xenofobo" y critica que "algunos partidos" estén agitando las bajas pasiones de madres y padres, que han salido a la calle a cargar contra una situación que ampara la ley que aprobó el PP con mayoría absoluta y que ya se aplica en otras comunidades autónomas.

"Esta Conselleria de Educación está porque no haya asignatura de Religión en la enseñanza pública, pero si la ley lo obliga se deben ofrecer todas las alternativas. Todos los niños que estudian en nuestras escuelas son valencianos, profesen la religión que profesen", han explicado desde el departamento de la Generalitat.

Y es que tanto el PP como las asociaciones de madres y padres han convertido la asignatura optativa de Islam -que se debe impartir en los colegios donde se solicita con una importante presencia de población musulmana- en un conflicto que ha generado imágenes preocupantes y de enfrentamiento social cuando la religión no es un problema en la Comunitat Valenciana. En Altura, Almassora y Segorbe, donde se estaba estudiando su implantación, finalmente no se ofrecerá el próximo curso.

Esta oposición frontal a una diversidad en la educación de la Religión contrasta con la actitud mantenida por el PP y sindicatos importantes como el CSIF al denunciar ante la Justicia la retirada de conciertos religiosos con entidades de la Iglesia Católica o la oferta de la asignatura de Religión Católica.

De hecho, estos recursos han hecho que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) valenciano haya obligado a la Conselleria de Educación a ofertar Religión en Segundo de Bachillerato en el próximo curso. Nunca antes se había hecho, pero una interpretación del tribunal sobre el concordato entre España y el Vaticano obligará a su implantación en este grado.

En el mes de septiembre la Conselleria de Educación hará públicos los centros de la Comunitat Valenciana donde se podrá acceder a la asignatura optativa de Islam. 

Etiquetas
Publicado el
1 de agosto de 2018 - 22:25 h

Descubre nuestras apps

stats