La portada de mañana
Acceder
La economía española tumba el catastrofismo de la derecha
Por qué los médicos de familia jóvenes abandonan un trabajo que aman
Ayuso: ¿refuerzo o principio del fin? Por Rosa María Artal

València y Alicante estarán conectados con trenes de alta velocidad en 2025

La secretaria de Estado, Isabel Pardo de Vera, en su visita al trazado en ancho convencional entre Xàtiva y el Nudo de la Encina.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ya ha movilizado inversiones por 4.400 millones de euros en el desarrollo del Corredor Mediterráneo, que avanza a velocidad de crucero. Y es que en los nueve primeros meses del año se han licitado contratos por más de 1.500 millones de euros, se han adjudicado 900 millones y han sido ejecutadas actuaciones por más de 450 millones. En total, de los 4.400 millones activados para financiar 300 actuaciones, ya se han adjudicado 2.800 millones de euros, que se encuentran en fase de construcción, y 1.900 millones de euros están ejecutados.

“En estos más de cuatro años de gobierno hemos aumentado la longitud del Corredor Mediterráneo en 233 kilómetros, hemos puesto en servicio la Alta Velocidad a Granada, el tramo Alcudia-Moixent, la variante de Vandellós la Alta Velocidad a Elche, Orihuela y, en unos días, a Murcia”, ha explicado la secretaria de Estado de Mitma, Isabel Pardo de Vera, durante su visita a la Comunitat de Valencia, donde ha asistido a una actuación prevista clave la conexión en alta velocidad entre València y Alicante prevista para el año 2025: el nuevo trazado en ancho convencional entre Xàtiva y el Nudo de la Encina en vía doble, con el que conectará en ancho estándar o internacional de las 3 capitales valencianas.

“Hemos recorrido en un tren de pruebas parte del tramo Vallada-La Encina, que absorberá los tráficos ferroviarios mientras se realizan las obras de cambio al ancho internacional y electrificación a 25.000v. Es especialmente relevante porque se trata de la única parte del Corredor Mediterráneo en la que no había comenzado ningún trabajo de cambio de ancho”, ha explicado Pardo de Vera, que ha estado acompañada por la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé; la consellera de Política Territorial de la Generalitat Valenciana, Rebeca Torró; el director general de Conservación y Mantenimiento de Adif, Ángel Contreras; y el comisionado del Gobierno para el Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira.

Balance

Tras el recorrido la secretaria de Estado ha realizado un breve balance sobre el proyecto, junto a Josep Vicent Boira, en el que ha recordado que el Corredor es un conjunto planificado de redes prioritarias de transporte pensadas para facilitar la comunicación de personas, mercancías y servicios a lo largo de la Unión Europea, que fueron aprobadas en 2011, definidas en 2013 y que en 2030 tiene que estar finalizada la red básica, un total de 64.572 kilómetros. Asimismo, la red básica extendida debe concluirse en 2040 y diez años más tarde, en 2050, habrá que concluir la Red Global, casi 120.000 kilómetros.

“Reconozco que me gusta hablar del Corredor Mediterráneo real para diferenciarlo del imaginario. El Corredor Mediterráneo es un corredor prioritario para Europa para el que existe un plan perfectamente prefijado. Un plan al que nos estamos ateniendo. Un plan que vamos a cumplir y que seguiremos acompañando de otros elementos no relacionados con las infraestructuras, como puedan ser los incentivos a la compra de material rodante o los ecoincentivos”, ha aseverado Pardo de Vera.

El avance del Corredor Mediterráneo queda reflejado en la siguiente comparativa: en junio de 2018, los estudios previos se encontraban a un 60%, cuando hoy ya se han completado al 100%; el porcentaje de proyectos no superaba en ese período el 57% sobre el total y hoy alcanza el 85%; las obras en desarrollo representaban un 45%, cuando hoy el 75% de están en marcha en todas las regiones; y las actuaciones en servicio se situaban en un 21% y hoy se elevan al 34%.

En la Comunidad de Valencia, el repaso a este eje estratégico muestra la siguiente foto: en junio de 2018, de los 717 km del Corredor Mediterráneo proyectados, un total de 440 km se encontraba sin avances; 114 km se desarrollaban y 163 km estaban finalizados. Hoy, los km en desarrollo suman 488 km y son 229 los km acabados.

En Cataluña, 520 km se encuentran terminados (un 78% del total) y 144 km bajo desarrollo, cuando cuatro años antes 144 km se encontraban sin avances, 45 km en desarrollo y 475 km terminados. En la Región de Murcia, los km avanzados suman en la actualidad 193 (más del 85% de los proyectados en esta comunidad) y los terminados se elevan a 33 km. En junio de 2018, hasta un total de 176 km se encontraban sin avance alguno y 17 km estaban en desarrollo.

En Andalucía, el Corredor Mediterráneo Litoral se prolongará a lo largo de 574 km: de estos, 460 km (un 80%) se desarrollan ya y 114 km ya han finalizado. Cuatro años antes, eran 460 km los que se encontraban sin avance y 114 km en desarrollo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats