La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

Casi 400 ingresados por COVID-19 en Euskadi, el doble del umbral para la “emergencia sanitaria” en otras olas

UCI del hospital de Galdakao (Bizkaia)

En otoño de 2021, antes de la explosión de contagios de la variante ómicron del Sars-Cov-2, las autoridades sanitarias vascas fijaron una ocupación orientativa de 200 personas en los hospitales como referencia para reactivar la denominada “emergencia sanitaria”, que faculta a adoptar restricciones. Ahora mismo, sin que oficialmente nadie hable de nueva ola de la COVID-19 y con otras patologías copando el protagonismo, son 392 las personas ingresadas, casi el doble, aunque nunca la proporción de casos críticos en la UCI había sido tan baja con respecto a la planta (11 casos ahora mismo, lejos de los 50 de primera referencia de riesgo). Del 16 al 22 de mayo los ingresos nuevos han sido algunos menos que la semana anterior (338 por 344) aunque la ocupación sube de 346 pacientes registrados el pasado lunes.

Investigan un primer caso sospechoso de viruela del mono y sus contactos en Vitoria

Investigan un primer caso sospechoso de viruela del mono y sus contactos en Vitoria

Los datos reflejan que se ha superado ya la presión asistencial de la ola del pasado verano -cuyo pico quedó en 356 ingresados en agosto- y de la del verano de 2020 -371 en septiembre-. Y no se detiene la proporción de mayores de 60 años ingresados. Su tasa ronda las 40 hospitalizaciones por cada 100.000 personas, mucho más del doble que la media. Eso sí, 31 menores de 40 años pasaron por Urgencias la pasada semana.

Según los datos facilitados este lunes, en este contexto han fallecido 48 personas entre el 13 y el 19 de mayo, los últimos días con datos, y hay ocho decesos más comunicados con retraso. De esos 56 casos totales, eso sí, 25 no tendrían el virus como causa principal, según el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza). Definitivamente ya se ha superado el hito de seis meses con al menos un deceso cada día, algo desconocido desde la llegada de las vacunas. En la última semana con datos, de hecho, ha habido entre tres y diez defunciones -uno de los finados era un cuarentañero y el resto mayores de 60- y el 10 de mayo se alcanzaron las 16 muertes. Son ya 1.744 los fallecidos en lo que va de 2022, muy cerca ya de los 1.977 de todo 2021.

En contraste, la incidencia registrada de la COVID-19 ha descendido, aunque en esta fase la medición no es tan fiable porque no se hace un seguimiento exhaustivo a toda la población. De 6.905 casos conocidos del 9 al 15 de mayo se ha pasado a 6.061 del 16 al 22. La tasa general marca 588 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, frente a 607 de la semana anterior, aunque ya serían suficientes para considerar como un indicador de alerta roja por alta transmisión comunitaria. Hay también un ligero descenso en la tasa específica para mayores de 60 años, de 1.147 a 1.121 puntos y el R0 -que mide la velocidad de propagación al indicar cuántos casos genera cada infectado- ha bajado de la barrera de 1, por lo que se aventura que la cadena de contagios se contrae.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats