“La capacidad de nuestro sistema de salud está garantizada. Estamos muy lejos de marzo”, tranquiliza Urkullu

El lehendakari, Iñigo Urkullu, en el Consejo de Gobierno celebrado este martes en el Palacio de Miramar

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha registrado 477 nuevos casos de COVID-19, lo que supone un 8,4% del total de pruebas PCR realizadas, una leve descenso. Son ya 234 las personas hospitalizadas -26 de ellas ingresaron este lunes- y 29 están críticas en la UCI. "Nos encontramos en situación de emergencia sanitaria, pero la capacidad de nuestro sistema de salud está garantizada. Es cierto que han aumentado los ingresos en los hospitales, pero estamos muy lejos de las dificultades vividas en los meses de marzo, abril o mayo", ha enfatizado el lehendakari en funciones, Iñigo Urkullu, en su tradicional rueda de prensa en el Palacio de Miramar de San Sebastián que habitualmente marca el arranque del curso político pero que en esta ocasión ha sido el cierre de una legislatura.

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su evolución en Euskadi

La crisis del coronavirus: mapas y gráficos de su expansión en Euskadi

¿Por qué no son comparables las dos olas si ahora hay un mayor volumen de positivos? "La mayoría de los casos se producen de forma asintomática, en menores de 50 años", ha remarcado Urkullu, que ha pedido responsabilidad a la sociedad porque "el objetivo es evitar su extensión a colectivos de riesgo". "Ahora corresponde hacer todo lo posible para no volver a aquella situación [...]. El verano es un período proclive a la actividad social y su impacto en la transmisión de la enfermedad es alto", ha apostillado. En euskara ha añadido que "por responsabilidad" hay que "reducir los encuentros familiares o sociales, principalmente en torno al ocio nocturno". "La prioridad es la salud", ha implorado Urkullu, aunque a la vez ha pedido "mantener también la convivencia, la vida social, económica, educativa o cultural" al máximo nivel posible.

Por territorios, 271 de los nuevos contagios casos se dan en Bizkaia, 132 en Gipuzkoa y 55 en Álava, donde la bajada de casos ha sido relevante en las últimas 48 horas tras acreditar la mayor incidencia de Euskadi en las últimas semanas. Muchas de las miradas se posan en Gernika, con un importante foco vinculado a las aglomeraciones de las 'no fiestas' de San Roque. En 24 horas han aparecido ya 37 positivos que se suman a los 51 ya conocidos. Se harán miles de pruebas PCR ante el temor de una elevada transmisión comunitaria en la zona y en sus alrededores. Si se repara en el R0 -casos derivados de cada positivo-, la pandemia continúa en expansión al situarse de manera sistemática por encima de 1 (ahora 1,10).

"Es un virus que es una pandemia. ¡Vamos a ver si de una vez por todas interiorizamos esta cuestión! Tenemos que convivir con el virus y lo vamos a tener que hacer por mucho tiempo. Por mucho tiempo. Toca concienciación individual y cada uno podemos ser agentes concienciadores", ha enfatizado Urkullu, que se ha retirado la mascarilla para la comparecencia ante los medios de comunicación, algo que nunca hace desde hace meses su consejera de Salud, Nekane Murga.

Por otro lado, el lehendakari ha destacado la "colaboración leal" de Euskadi con el Gobierno central y con el resto de comunidades autónomas para adoptar medidas para combatir la pandemia. Por ello, ha considerado innecesario un nuevo estado de alarma. "Hay otras figuras posibles. Ahora la coordinación existe, la colaboración leal existe. La comunicación es casi diaria. Si hay voluntad, es posible" sin estado de alarma, ha repetido en varias ocasiones.

El viernes, medidas para la vuelta a las aulas

Urkullu ha reconocido también la inquietud que suscita la vuelta a las aulas, prevista para el próximo 7 de septiembre. Aunque será el viernes cuando Euskadi concrete sus planes y formalmente sigan abiertos los tres posibles escenarios -presencial normal, semipresencial y telemático, como en el estado de alarma-, el lehendakari ha defendido que "hoy por hoy" se mantiene una apuesta por la "actividad presencial". "Tenemos que hacer todo el esfuerzo posible [...], garantizar los recursos y las medidas posibles, No ha de repetirse" la situación del cuerso 2019/2020. En ese sentido, ha dejado caer como fórmula intermedia de "referencia" un regreso escalonado a las aulas como el que se produjo en mayo-junio para los últimos cursos de ESO y Bachillerato.

En todo caso, quedan pendientes tres reuniones hasta concretar el plan concreto. Este martes se reunirán las consejeras de Salud, Nekane Murga, y de Educación, Cristina Uriarte, este jueves se reúne el Ministerio con las comunidades autonómica y este viernes se celebrará otra reunión de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria vasca, a la que asistirá como invitada la responsable de Educación en funciones. "Para este viernes habremos adoptado las medidas", ha prometido Urkullu, si bien ha querido subrayar que "desde junio" se han ido elaborando protocolos y que en el verano se han sucedido hasta "23 reuniones" para abordar esta cuestión. Se da la circunstancia de que podría producirse un cambio al frente de la cartera de Educación justamente el fin de semana previo a la 'vuelta al cole', ya que se espera para el 7 de septiembre la conformación del nuevo gabinete de Urkullu.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats