La portada de mañana
Acceder
Un cambio de Pfizer y la falta de previsión ponen en riesgo miles de vacunas
Cifuentes se sienta en el banquillo con una agenda desaparecida dos años
Opinión - Entre lo urgente y lo importante, por Esther Palomera

Euskadi suma otros 36 fallecidos por COVID-19 y Donostia entra también en alerta naranja, como todo el territorio

Entrada de Urgencias del hospital Alfredo Espinosa de Urduluz

El Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha notificado 36 fallecimientos más con COVID-19 entre los días 4 y 10 de enero, aunque será este jueves cuando se concreten más datos sobre la letalidad en esa semana. Entretanto, la incidencia de la pandemia sigue creciendo en Euskadi y llega a 336,68 casos por 100.000 habitantes en 14 días de media en Euskadi, con Bizkaia ligeramente por encima y Álava y Gipuzkoa ligeramente por debajo. Es un nivel general de alerta naranja -la última capital en no estar en esa situación, Donostia, ya lo está- y supone una subida del 34% en una semana aunque la última cifra diaria de nuevos contagiados sea algo menor que la anterior (735 casos en 24 horas con un 5% de positividad frente a los 817 con casi el 7% de este martes). Por territorios, los nuevos infectados se reparten en 370 vizcaínos, 237 guipuzcoanos y 114 alaveses, más 14 o de fuera o sin residencia conocida.

Euskadi realizará un ensayo clínico con 1.000 personas para probar la vacuna contra la COVID-19 de Curevac

Euskadi realizará un ensayo clínico con 1.000 personas para probar la vacuna contra la COVID-19 de Curevac

Desde este miércoles entran en vigor en Euskadi nuevas medidas, como los confinamientos de ámbito provincial. Además, serán de ámbito municipal -y con la hostelería cerrada- cuando la tasa de incidencia supere los 500 casos, el nivel que marca la alerta roja por alta transmisión comunitaria. Entre las localidades de más de 5.000 habitantes, están en esta situación un municipio de Álava -Salvatierra-Agurain-, cuatro de Bizkaia -Amorebieta-Etxano, Lekeitio, Bermeo y Muskiz- y cuatro de Gipuzkoa -Andoain, Beasain, Villabona y Zumaia-. Este miércoles Lazkao ve mejorada su situación y pasa a alerta naranja y Arrasate-Mondragón, con las peores tasas en Navidad, baja ya a nivel amarillo.

La pandemia, en principio, continúa en expansión. El R0, que mide los casos positivos que origina cada infectado, sigue por encima de uno, lo que indica que un positivo expande el virus a más de una persona y que la cadena de contagios se multiplica. En concreto se sitúa en 1,24 y, en el caso de Bizkaia, se dispara hasta 1,32. En cuanto a la situación hospitalaria, los ingresados totales son 433, 50 de ellos hospitalizados en las últimas 24 horas. Y en la UCI hay 78 pacientes en estado crítico. Todos estos indicadores están creciendo de manera progresiva en las últimas jornadas.

Etiquetas
Publicado el
13 de enero de 2021 - 12:57 h

Descubre nuestras apps

stats