La portada de mañana
Acceder
El Gobierno ocultó a la ONU la venta de armas a Arabia Saudí en 2018
La agónica lucha de las células contra el coronavirus en los que murieron
Opinión - La directora, por María Ramírez

El movimiento vecinal Satorralaia exige la paralización del Metro en Donostia

Concentración contra el Metro en Donostia

El colectivo social Satorralaia se ha concentrado esta mañana frente a la sede del Gobierno vasco en Donostia, protestando contra la construcción del Metro en la capital guipuzcoana. El movimiento vecinal exige al Ejecutivo la suspensión de las obras del tramo Miraconcha-Easo debido a los “elevados sobrecostes, el impacto ambiental y los graves riesgos que conlleva su ejecución”, según han señalado los miembros de Satorralaia.

Decenas de miembros de la plataforma vecinal se han reunido cerca de la delegación del Gobierno vasco para reclamar la paralización del Metro. También se han visto carteles y paraguas con la frase “Stop Metroari” que portaban algunos asistentes, mientras dos portavoces de la plataforma vecinal han leído un manifiesto en el que han denunciado “los graves sucesos y sobrecostes de la obra”. Así, han declarado que esta situación “alarmante” ha provocado cierta “preocupación e indignación en la ciudadanía”.

“El proyecto ha sido impulsado por el Gobierno vasco de forma totalmente impositiva y sin ninguna participación ciudadana”, ha protestado Mikel Álvarez, uno de los portavoces y miembros del Satorralaia, un movimiento vecinal que siempre ha denunciado la obra de la pasante del Metro. Los miembros entienden que el proyecto ferroviario responde al interés del Gobierno vasco por las “fuertes implicaciones urbanísticas” y por el “gran negocio” que se mostrará tras la obra. El plan “elimina la estación central de Euskotren en la Plaza Easo con claros fines edificatorios” y también establece “un nuevo trazado ferroviario en torno a la zona comercial y turística” de la ciudad, ha señalado Mikel Álvarez.

Condiciones geotécnicas desfavorables

“La construcción del Metro sigue representando uno de los mayores problemas que afectan a la ciudad”, han manifestado los portavoces de Satorralaia ante los nuevos riesgos presentes en la ejecución de la infraestructura. Los miembros del colectivo social han explicado que el propio Gobierno vasco ha admitido que el tramo se encuentra con “unas condiciones geotécnicas muy adversas”, pudiendo ocasionar “inestabilidades” y afectar a la “integridad de las edificaciones del tramo”.

No es la primera vez que hay errores en las obras de la pasante que unirá la Plaza Easo y la playa de La Concha. Además, los miembros de Satorralaia han afirmado que “el Servicio de Costas ha certificado la agresión ambiental generada por la obra en La Concha” y ha requerido que las obras “queden paralizadas hasta que se realice un estudio completo de la traza”. Álvarez ha incidido igualmente en que “todavía no se ha hecho el gasto de dinero más grande”, estimando que el Gobierno vasco ha invertido “70 millones de euros en tres años”. Así, los presupuestos de la administración vasca destinarán 142 millones de euros más hasta 2025, año en el que la variante del Metro estará operable.

Los sindicatos ELA, LAB, CCOO, ESK, KURPIL (trabajadores de Dbus) y Steilas; los grupos políticos EH Bildu y Podemos-Ahal Dugu; la organización Greenpeace Euskadi, así como otros grupos y vecinos de Donostia se han sumado a la protesta firmando el manifiesto.

Etiquetas
Publicado el
20 de abril de 2021 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats