La reforma de Lanbide suma más de 3,4 millones en contratos a asesorías externas

Una de las oficinas de Lanbide.

La compleja reforma de Lanbide, el Servicio Vasco de Eempleo que gestiona las políticas activas de empleo, las prestaciones de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI), de momento también los complementos de vivienda y ahora el Ingreso Mínimo Vital (IMV), acumula ya más de 3,4 millones de euros en asesorías y consultoras externas que están colaborando con el Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno vasco en la labor de transformar por completo el organismo, que pretende ser una de las patas fundamentales en el desarrollo de las nuevas leyes de RGI y de Empleo.

Euskadi creará una pasarela para reconocer el derecho a la vivienda a 32.000 perceptores de ayudas sociales

Euskadi creará una pasarela para reconocer el derecho a la vivienda a 32.000 perceptores de ayudas sociales

El Departamento de Trabajo y Empleo que dirige la vicelehendakari segunda, Idoia Mendia, adjudicará probablemente en este mes de julio el que será el contrato más importante, el que se refiere a la transformación organizativa de Lanbide dentro de lo que se ha denominado Lanbide Hobetzen, por un importe de 1,98 incluido el IVA. Antes se adjudicó la transformación digital de Lanbide por 999.460 euros y la oficina virtual por 495.495 euros, todos ellos incluyendo el IVA. En total algo más de 3,4 millones de euros, una cifra que se incrementará en los próximos meses ya que todavía se licitarán otros dos nuevos contratos cuyo importe está todavía por determinar: uno sobre ‘gobernanza del dato’ y otro de factoría digital’.

La contratación de servicios de consultoras externa para asesorar en la elaboración de planes y estrategias es una práctica habitual en la Administración que saltó a la vista con la investigación de Competencia conocida en 2021. En el caso de Lanbide, sus responsables lo justifican por el hecho de que el Departamento pretende hacer un cambio radical en el funcionamiento del organismo sin que lógicamente se detenga ni se resienta en ningún momento su actividad. “No tenemos la capacidad de hacerlo nosotros mismos porque no podemos parar la actividad normal de Lanbide mientras se está elaborando la estrategia e implantando los cambios. No tenemos personal suficiente”, señala José Antonio Carrillo, director de Servicios Generales de Lanbide. “No podemos cerrar la persiana de Lanbide, transformarlo y abrir cuando esté todo cambiado. Hay que hacer las modificaciones sin que se altere un servicio que es esencial”, recuerda.

El contrato de cuantía más elevado, por 1,6 millones de euros que sumado el IVA supone 1,98 millones, es “el pliego más complicado” señala Carrillo, “de ahí su elevado coste”. El objeto del contrato es contar con una “consultoría especializada para la identificación, definición, desarrollo detallado y apoyo a la implantación de la transformación organizativa de Lanbide”. En definitiva desarrollar todos los cambios organizativos que se definen en Lanbide Hobetzen, estrategia que se aprobó en noviembre el consejo de administración del Servicio Vasco de Empleo. “Se trata de descender a las tripas de Lanbide a sus 43 oficinas, ver cómo estamos y ver lo que hay que hacer”, indica. Es el que va desarrollar todos los cambios a nivel de personal y también materiales y de organización para constituir un nuevo Servicio Vasco de Empleo con personal cada vez más especializado o en políticas activas o en prestaciones. 

Al concurso se han presentado cinco empresas sobre las que se decidirá la ganadora del contrato, que es la que deberá abordar los cambios de organización de Lanbide entre el 1 de septiembre de 2022 y el 31 de diciembre de 2023. El coste del contrato se repartirá entre estos dos años: 661.333,33 euros este ejercicio y 1.322.666,67 euros el año que viene.

La empresa que se encargue del proyecto está entre EY Transforma Servicios de Consultoría SL, Deloitte Consulting, S.L, UTE Accenture, J&A Garrigues, Indra Business Consulting S.L.U. UTE LKS Next- NTT Data.  Entre otras cuestiones, tendrá que proponer y validar el plan y la metodología de trabajo, recopilar la información clave de Lanbide en base a la cual se elaborará el plan de gestión para la transformación organizativa y hará la propuesta de equipos de trabajo con el personal del servicio para las diferentes fases. Además, pondrá en marcha los cambios para cambiar el modelo de organismo autónomo a ente público de derecho privado y definirá los modelos de intervención y atención, el mapa de procesos del nuevo servicio la propuesta de nueva cartera de servicios. Por último, la empresa adjudicataria deberá “realizar el acompañamiento permanente hasta la implantación efectiva de todos los elementos desarrollados, con la creación de una oficina de implantación que junto con los recursos de Lanbide, asegure un despliegue efectivo del nuevo modelo y definiendo los planes de contingencia necesarios”.

Para desarrollar el pliego de este contrato se realizó una consulta preliminar al mercado para que los técnicos que elaboraron los pliegos de contratación tuvieran una idea de lo que se podía exigir en la licitación. Este tipo de consultas sirven para que la administración informe a los operadores económicos de sus intenciones y requisitos y para realizar un estudio o evaluación sobre qué solución sería la más adecuada para llevar a cabo la contratación. La estrategia que se fijará pretende ser como “como una especie de director de orquesta para que todos los instrumentos de Lanbide suenen afinados”, señala José Antonio Carrillo.

El siguiente contrato en importancia por su coste, ya adjudicado a la empresa Entelgy Ibai, elegida entre ocho aspirantes, es el de la Oficina Estratégica de Proyectos de transformación digital para Lanbide, por un importe de 999.460 euros y una duración de ocho meses. Cabe la posibilidad de una prórroga de un año con lo que el coste estimado ascendería a 1,65 millones de euros. Por último, también se ha subcontratado a la empresa Teknei Digital, elegida entre cinco aspirantes, la puesta en marcha de la ‘Oficina virtual de Lanbide’ por un importe de 495.495 euros IVA incluido para consultoría, desarrollo de software, Internet y apoyo a la oficina virtual. El contrato contempla la posibilidad de establecer dos prórrogas de un año que si se producen elevarían el coste hasta un valor estimado de 1,22 millones de euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats