La portada de mañana
Acceder
Encuesta - Ayuso cosecha el doble de apoyo que Casado entre los votantes del PP
El 'vía crucis' de las inmatriculaciones: 24 años y 35.000 bienes
Análisis - Razones y confusiones en los relevos de los Mossos, por Neus Tomàs

Las residencias vascas suman tres fallecidos más y son ya 1.104 en la pandemia

Un pasillo de la residencia Iturbide

La subida generalizada de los contagios de COVID-19 en Euskadi -la consejera Gotzone Sagardui ha admitido que es uno de los "peores momentos" en cuanto a trasmisión de toda la pandemia- ha hecho que se esté registrando también un buen número de brotes en residencias de mayores y que en la última semana se hayan notificado tres fallecimientos más, uno en Gipuzkoa y dos en Álava. Aunque la vacunación -ya con tres dosis entre estos mayores- está conteniendo el embate de esta ola, los nuevos casos han aparecido en algunas de las residencias más golpeadas al inicio de esta crisis. Es el caso de Iturbide de Arrasate-Mondragón, la que registró más fallecidos durante el confinamiento (26) y que ahora tiene 12 positivos de una tacada. También ha habido un muerto de Caser Alto del Prado de Vitoria, que tuvo 19 defunciones en la primavera de 2020 incluida la del único trabajador de estos centros fallecido a causa del Sars-Cov-2.

Euskadi suspende cirugías y consultas de ambulatorios por la presión generada por los casos de COVID-19

Euskadi suspende cirugías y consultas de ambulatorios por la presión generada por los casos de COVID-19

Sin que la Diputación de Bizkaia haya comunicado cambios en los datos de sus centros, el balance general es de 56 casos activos de COVID-19 en las residencias vascas. Las estimaciones de este periódico elevan el total de positivos en la pandemia al menos hasta 8.490 y los decesos, incluidos los tres más recientes, son ya 1.104. Representan un porcentaje muy elevado de las 4.885 muertes totales que el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza) ha registrado en la pandemia. Los fallecimientos, además del de Caser de Vitoria -el difunto "había ingresado para recibir cuidados al final de la vida tras un alta hospitalaria y tenía la pauta completa de vacunación", matiza la Diputación-, se han dado en el centro Gaztelu de Etxebarri-Urtupiña (Álava) y en La Paz de Donostia.

Hay un brote activo en Álava -con un solo positivo en la residencia foral Zadorra de Vitoria- y en Bizkaia se confirmaron casos en el centro Abeletxe de Ermua hace una semana. Los focos se concentran, por lo tanto, en Gipuzkoa, donde la tasa de incidencia general es la más elevada de toda la pandemia, cerca de 1.200 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días según los datos de este lunes. Son siete las residencias con positivos, según el último parte de la Diputación. Iturbide encabeza la lista con 12 casos activos seguida de La Paz con ocho. El resto son brotes de pequeña dimensión (máximo tres casos) en San Andrés de Eibar, Caser Anaka de Hondarribia, Sanitas Txindoki de Lazkao, Atsobakar de Lasarte-Oria o la Cruz Roja de Donostia. Siete de los mayores afectados han sido derivados a centros de referencia intermedios para procurarles un aislamiento adecuado. En cuanto al personal, el único territorio con datos actualizados es Álava, que estima que una veintena de profesionales están de baja a causa de la COVID-19 o por ser contactos.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats