Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

Vitoria y Bilbao se encaminan a ser las primeras capitales con cierre perimetral de la nueva ola por su alto número de contagios

Un hombre pasea por el parque de Olarizu de las afueras de Vitoria este lunes.

Iker Rioja Andueza

5

Vitoria sí o sí y posiblemente también Bilbao se encaminan a ser desde la medianoche del martes al miércoles las primeras capitales en toda España en verse nuevamente cerradas perimetralmente (con algunas excepciones) en esta nueva ola de la pandemia, que en el caso de Euskadi es ya la quinta tras los picos de marzo, agosto y noviembre de 2020 y el que siguió a la Navidad. También verán reducido solamente a desayunos y comidas el horario del interior de la hostelería (de 6.30 a 9.30 y de 13.00 a 16.30 horas) y tendrán otras reducciones en la práctica deportiva. Aquí se pueden consultar todas las medidas. Esto afectaría a 250.000 y 350.000 habitantes, respectivamente, aunque se extenderá también a otros municipios de pequeño y mediano tamaño toda vez que este martes se publicará el listado con las tasas actualizadas de las 251 localidades vascas, lo que supone las medidas más duras a todas las que superen el umbral considerado como de alerta roja por alta transmisión comunitaria, 400 casos por cada 100.000 habitantes. Ahora mismo 19 de ellos ya están en esa situación.

A pesar de que los datos epidemiológicos se han visto reducidos en los últimos días por la sucesión de festivos, la capital vasca lleva al menos desde Viernes Santo en esa zona roja tras haber superado la tasa de 400. Solamente la decisión adoptada de retrasar la revisión de los municipios hasta después de Semana Santa ha permitido que todo el puente la hostelería haya podido abrir interiores y terrazas con la 'normalidad' permitida en estos momentos de pandemia o que los vecinos de la capital hayan continuado haciendo escapadas dentro de Euskadi. Con Vitoria, todo el territorio de Álava ha superado esa barrera crítica y se aplicará también un confinamiento provincial en aquellos pueblos que no tengan nivel rojo por sí mismos.

En el caso de Bilbao, el último dato oficial -con los positivos registrados hasta el jueves- dejaba la tasa en 379,53. En cuatro de los siete días anteriores había habido más de 100 casos. La pandemia crecía a un ritmo semanal del 16%. Esa velocidad sería suficiente para que se superase este martes la barrera de 400, aunque fuentes sanitarias han indicado que este lunes Bilbao estaba aún ligeramente por debajo de 400 y que habría que esperar hasta el último momento. En fin de semana, y más si se ha alargado con festivos, es habitual que se reduzca el volumen de pruebas y también el de positivos, lo que podría condicionar el escenario.

La tercera de las capitales, Donostia, inició este repunte en una situación muy próxima al nivel de contagios que se considera óptimo, una tasa de 60. Aunque su escalada ha sido igual de fuerte, el viernes estaba en una tasa poco por encima de 200 y todavía con distancia hasta la barrera de 400. El alcalde Eneko Goia, eso sí, ha intuido que la ciudad también se podrá ver cerrada perimetralmente si la tendencia alcista se mantiene. Según las fuentes consultadas, Gipuzkoa sí que podría estar cerca de ese umbral de 400 este martes. La tasa actual rondaría los 360 a falta de los datos del momento de corte. La comarca del Goierri era la más golpeada de Euskadi antes de la Semana Santa, algo que ocurre con frecuencia en todas las olas, con Ordizia y Beasain como localidades que encabezan todas las estadísticas por sistema.

Los cierres perimetrales diseñados en esta fase de la pandemia, eso sí, son más porosos que los anteriores. Además de las excepciones habituales por motivos laborales, académicos o de fuerza mayor, es posible pasar al municipio colindante para hacer actividades “socioeconómicas” o deporte. Uno de los principales centros comerciales del área metropolitana de Vitoria, el Gorbeia, se halla en otra localidad que ya estaba perimetrada desde antes de Semana Santa, Zigoitia, y la Ertzaintza confirmó que no había problema en acudir allí. Además, se decidió que quien tuviera una reserva turística entre el 1 y el 11 de abril podía seguir disfruntándola siempre que fuera previa a que se anunciara el plan, el 26 de marzo. Es decir, cubriría también viajes a Vitoria y Bilbao en esta Semana de Pascua.

El portavoz del Gobierno, Bingen Zupiria, ha llegado a deslizar que el incremento de los contagios -unido a la polémica generada por las aglomeraciones de aficionados de Athletic Club de Bilbao y Real Sociedad antes de la final de la Copa del Rey- podría suponer nuevas restricciones a la vuelta de Semana Santa. Sin embargo, no hay prevista ninguna reunión de la mesa de crisis de la emergencia sanitaria, el Labi, que es el órgano competente para cambiar las medidas. Las fuentes consultadas remarcan que “ya hay algunas adicionales que van a venir automáticas” y recuerdan que si la situación empeora el actual sistema ya prevé ampliar el lunes 12 el listado de municipios. Donde si se siente con las manos atadas el Ejecutivo de Iñigo Urkullu es con la hostelería. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TJSPV), mediante una polémica resolución del juez Luis Garrido, tumbó el sistema automático anterior que cerraba bares y restaurantes en localidades con alta incidencia (entonces la tasa de referencia era 500) y ahora el Ejecutivo entiende que no puede ir mucho más allá que la reducción de horarios y solamente en interiores, un sistema inspirado en el que estuvo en vigor en Catalunya meses atrás.

Euskadi, en su conjunto, tiene un volumen de incidencia mucho más alto que la media española, que este lunes estaba en 163 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Parte de la diferencia se podría explicar por el mayor porcentaje de pruebas diagnósticas que se realizan (un 50% más que la media española pero menos que Navarra o Extremadura, por ejemplo). En Europa, Francia supera la tasa de 800 e Italia se aproxima a 500.

En nuestros especiales interactivos, se pueden consultar todos los datos sobre la evolución de la pandemia en Euskadi, sobre los positivos y fallecidos en todas y cada una de las residencias de Álava, Bizkaia y Gipuzkoa y el avance día a día de la campaña de vacunación. También tenemos mapas con los brotes más destacados.

Etiquetas
stats