La Policía Local de Murcia pasa el verano con una radio sin cobertura y patrullas unipersonales: "Juegan con la integridad física de los agentes"

Policía local de Murcia

Ruido blanco, voces entrecortadas o silencio absoluto. Es lo que han escuchado de forma intermitente desde hace más de un mes los agentes de la Policía Local de Murcia en su radio interna, único sistema de comunicación que les permite coordinarse con sus compañeros, solicitar refuerzos o acudir en ayuda ante situaciones de peligro. "Llegamos a estar siete días seguidos sin poder comunicarnos y nos hemos visto en apuros" señala un agente consultado por este medio, que ha pedido mantenerse en el anonimato por miedo a represalias. El policía local asegura que incluso algunos compañeros han tenido que pedir a gente en la calle que llamaran con sus móviles a comisaría mientras reducían a una persona en actitud violenta. "Juegan con la integridad física de los agentes", lamenta.

De los fallos en la emisora puso en aviso en la primera semana de agosto el sindicato de funcionariado público Somos Sindicalistas, a través de un comunicado. El portavoz del sindicato, Armando Plaza, señala que el hecho de que no funcione bien la radio está ocasionando "un riesgo para los agentes". A los fallos en el sistema de comunicación se suman las denuncias "durante los últimos años de policías y algunos sindicatos", de falta de recursos -como espráis de pimienta o armas de electrochoque como táseres- para poder lidiar en situaciones de peligro sin tener que emplear el arma de fuego o el cuerpo a cuerpo. Ninguna de las peticiones ha sido respondida hasta ahora.

El portavoz sindicalista se muestra alarmado de que ningún agente advirtiera del mal funcionamiento de la emisora durante varios días: "Es una cosa muy grave. Que estuvieran varios días con fallos y que nadie dijera nada. Es por el miedo a ser expedientados", asegura el portavoz.  

Una segunda fuente policial señala a este medio que a las puertas de septiembre la comunicación mejoró, pero las operadoras utilizan los mismos transmisores que emplean las patrullas de calle, ya que las centralitas no funcionan: "Si se pierde la cobertura el policía no puede comunicarse con la sala". "En verano estuvieron mucho tiempo sin cobertura, y ahora ya no tienen ese problema pero sí  hay fallos de forma intermitente", añade. Las mismas fuentes aseguran que desde hace tres meses tienen un puesto inoperativo a la espera de ser ocupado, llegando a coger cada uno de los trabajadores más de cien llamadas en jornada parcial: "Es una casa de locos; son seis personas por la mañana y cinco por la tarde. No dan abasto".

Desde el Ayuntamiento de Murcia indican a este medio que el concejal de Seguridad Ciudadana, Eduardo Martínez-Oliva, se reúne "diariamente con los cuatro sindicatos que tienen representación sindical en la policía -CSIF, CCOO, SIME y UGT-, y son los que le advierten, piden o solicitan los recursos necesarios", y señalan que ni Armando Plaza ni nadie de Somos Sindicalistas está en esa mesa. En la misma línea, expresan que ninguno de los cuatro sindicatos ha pedido espráis de pimienta ni táseres.

Somos Sindicalistas señala a este medio que tiene representación en el Ayuntamiento de Murcia de dos delegados electos en la Junta de Personal, y "desde luego tiene la responsabilidad, en lo que atañe a la seguridad y salud, de los agentes de la Policía Local, y hemos pedido estos medios imprescindibles, para protegerlos en las actuaciones cada vez más comunes donde intervienen armas blancas". Plaza expresa que el Consistorio está vulnerando sus "derechos fundamentales dentro de la Ley Orgánica de libertad sindical y otros", lo que ya han denunciado en el Juzgado Correspondiente, cuya vista tienen señalada para el próximo diciembre.

Patrullas unipersonales y falta de cobertura

A raíz de la implantación del Estado de Alarma en marzo se implementaron las patrullas unipersonales en una plantilla de unos 500 policías para el municipio, que supera los 450.000 habitantes y abarca 52 pedanías. Una situación que Somos Sindicalistas ve "peligrosa" al no tener los agentes el apoyo del compañero, por lo que piden que se supriman. "Y encima con la emisora con fallos, solo tiene su móvil para contactar y por lo general no tienen ni dónde cargar el móvil", señala Plaza.

"Cuando estamos en pedanías vamos a pelo, no tenemos escudos, no tenemos nada", lamenta un tercer agente policial consultado. Cuando un Policía Local de Murcia debe desplazarse a pedanías alejadas como Barqueros –con unos mil habitantes y una extensión de 20 kilómetros cuadrados- se encuentran en muchos puntos sin cobertura. "Estamos completamente desconectados varias horas y nadie puede saber si nos hemos perdido o nos ha pasado algo por ahí", añade.

Otro de los agentes entrevistado señala que cuando envían a un compañero a la pedanía Martínez del Puerto –con casi 1.500 habitantes y 30 kilómetros cuadrados- el compañero más cercano se encuentra a 40 kilómetros distancia: "Si hubiera un atraco en una gasolinera o cualquier situación de peligro, esa persona está sola y encima, sin comunicación".

"Llevo casi 20 años en el cuerpo y siempre hemos estado pidiendo un aumento de medios" señala otro de los policías a este medio, que también pide el anonimato por posibles represalias. Renovaron los uniformes pero asegura que "las letras de la espalda se caen". También les dieron nuevos chalecos antibalas con una caducidad de cinco años, de los que se han consumido ya dos: "Veremos si los cambian". "Solo ha habido mejoras al introducir una defensa extensible", explica Plaza.

Enfrentamientos entre PP y PSOE por el funcionamiento de la radio de la policía

El PSOE de la capital murciana también denunció la semana pasada la situación de la Policía Local en el mes de agosto. "Exigimos un mínimo de responsabilidad al alcalde y a su equipo de Gobierno. Desde hace más de un mes se carece de un contrato de mantenimiento de la red de comunicaciones de la policía. Dejar a los agentes sin transmisiones seguras es poner en peligro su seguridad personal y la de la ciudadanía" criticó la concejala socialista Teresa Franco en un comunicado.

Una acusación que el edil del equipo de Gobierno rechazó en una nota enviada a los medios: "La Policía Local no ha estado en ningún momento sin contrato de mantenimiento de la red de comunicaciones, los socialistas mienten a sabiendas con este tema". Martínez-Oliva acusó a la señora Franco de "faltar a la verdad y crear polémica con un asunto que saber perfectamente que no se ha producido".

El edil popular explicó que la reunión de una mesa de contratación que se celebró hace unos días se dio un nuevo paso para la adjudicación del contrato que sustituirá al que se encuentra en vigor en la actualidad. De igual forma, aclaró que "en respuesta a los problemas que se han detectado en el servicio, los técnicos de la empresa adjudicataria se pusieron a trabajar desde que se produjo la primera incidencia para acelerar su reparación y puesta a punto, procediendo a la sustitución de los elementos averiados y revisando y optimizando el resto del sistema de radiotransmisiones".

Etiquetas
Publicado el
3 de septiembre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats