eldiario.es

9
Menú

PNV y EH Bildu siguen su escalada soberanista atacando a la Constitución por "imponer" la unidad de España a la fuerza

El Parlamento vasco apoya una declaración con el apoyo de PNV y EH Bildu donde recalcan que la Constitución "desprecia la voluntad de los pueblos "

32 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Egibar (PNV) considera que la única "posibilidad real de intentar un acuerdo" presupuestario es con EH Bildu

Joseba Egibar, portavoz del PNV en el Parlamento vasco

PNV y EH Bildu han reforzado  su acuerdo soberanista con una declaración contra la Constitución.  El Parlamento Vasco ha denunciado, con el apoyo de PNV, EH Bildu y parcialmente de Elkarrekin Podemos, "la base antidemocrática e históricamente falsa" de la Constitución española porque "impone" la unidad de España. La declaración reivindica que cualquier reforma constitucional o proceso constituyente debe "dar respuesta a los actuales retos de blindar los derechos sociales, garantizar las libertades y reconocer y articular el carácter plurinacional y plurilingüe del Estado en una clave federal y/o confederal, teniendo que incorporar al texto constitucional el principio de libre determinación". PSE y PP han rechazado la proposición.

Todo ha partido de una iniciativa de EH Bildu sobre la celebración del 40 aniversario de la Constitución española, que se celebrará el próximo 6 de diciembre. Esa iniciativa ha derivado en un texto acordado con el PNV y en algunos puntos con Elkarrekin Podemos.

En el texto,  el Parlamento vasco afirma que "la mayoría de la ciudadanía de la Comunidad Autónoma de Euskadi no respaldó la Constitución en el referéndum de 1978" y señala que "aquel déficit de legitimación perdura hasta el día de hoy". Asimismo, subraya que la Constitución española de 1978 "se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles".

Por ello, destaca que "la unidad desde la imposición y la pertenencia desde la obligación, suponía y supone construir el Estado español desde una base antidemocrática e históricamente falsa, porque dicha unidad no fue, ni es, consecuencia de la libre adhesión y voluntad de los Pueblos".

"Una generación no puede sujetar con sus leyes a las generaciones futuras y, en este sentido, y tras cuarenta años de vigencia de la actual constitución, cualquier reforma constitucional o proceso constituyente que se realice ha de dar respuesta a los actuales retos de blindar los derechos sociales, garantizar las libertades y reconocer y articular el carácter plurinacional y plurilingüe del Estado en una clave federal y/o confederal, teniendo que incorporar al texto constitucional el principio de libre determinación", defiende el texto que se va a probar.

El Parlamento Vasco también señala que la interpretación jurídico-política de actualización de los derechos históricos del Pueblo Vasco "permite reconocer el derecho y la capacidad de los vascos y vascas para decidir, expresar y ejercer su voluntad colectiva de cara a la consecución de fórmulas de convivencia acordadas voluntariamente y de establecer mecanismos que garanticen que los compromisos alcanzados serán respetados".

Además, subraya que "en una sociedad democrática, todo cargo público de representación de la ciudadanía debe ser elegido y renovado periódicamente a través de elecciones" y señala que "este principio y valor debe hacerse extensivo a la Jefatura del Estado".

El debate

En el debate, el parlamentario de EH Bildu Pello Urizar ha rechazado que el Parlamento Vasco participe en el aniversario de la Constitución señalando que "40 años después hay un marco basado en la imposición en el que la voluntad de los pueblos ha sido despreciada una y otra vez y donde no hemos tenido más opción que la convivencia obligatoria".

Asimismo, cree que en este tiempo de vigencia de la Carta Magna "hay más para rechazar que para celebrar" porque la Constitución "no garantiza los derechos de la ciudadanía" y cree que el problema territorial del Estado español no se va a resolver "hasta que no se respete la voluntad de los pueblos". "El principal problema es que no se quiere dejar votar", ha subrayado antes de reclamar la necesidad de "poner sobre la mesa una solución para que los ciudadanos puedan elegir".

El parlamentario del PNV Joseba Egibar, por su parte, ha destacado que "la mayoría de la ciudadanía vasca no respaldó la Constitución en el referéndum de 1978 , ya que solo fue apoyada por el 30,8 % de la población y le ha recordado al PSE que en la actualidad "está pidiendo mayorías cualificadas para reformar el Estatuto".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Jon Hernández ha defendido que "es el momento de una nueva Constitución" porque la actual "no es capaz de hacer frente a los retos que nuestra sociedad tiene por delante, de carácter político, social y territorial para los que no tiene respuesta".

En este sentido, ha defendido que "la solución no puede llegar del unilateralismo de ninguna parte ni de la fractura entre trabajadores, ni de la judicialización de los problemas con acusaciones desproporcionadas por delitos de rebelión inexistentes" y cree que solo puede llegar de un acuerdo político para un nuevo marco constitucional mejor y más democrático".

El parlamentario del PSE Jose Antonio Pastor ha defendido "el valor que ha tenido y tiene la Constitución, con sus defectos y fallos" y ha apostado por "su mejora y reforma, con los mismos sustratos de consenso, para que mejore la vida de la gente y que se mejoren las relaciones entre los distintos territorios de España".

El parlamentario del PP Borja Semper cree que la declaración es fruto de la "unión ya indestructible entre PNV y EH Bildu" con la que los 'jeltzales' han prescindido del maquillaje, en su escalada continua a no sé qué montaña". Para Semper, lo que quiere hacer el PNV con EH Bildu es "dividir antinatura a Euskadi en relación a España y dividir a los vascos entre nacionales y ciudadanos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha