eldiario.es

Menú

Camps eludió al juez: ni contestó su móvil ni estaba en casa

Aunque el expresidente valenciano aseguró estar en Valencia “haciendo vida normal” el juzgado no lo localizó repetidamente ni en su domicilio ni en su teléfono

"Todo el mundo sabe donde vivo y si no, que se lo pregunten a quienes cada dos por tres vienen a manifestarse ante mi patio", dice

- PUBLICIDAD -
Camps, "tranquilo" porque la administración "funciona extraordinariamente" y lamenta la "condena prematura"

Francisco Camps.

Penúltimo sainete protagonizado por el expresidente esperpéntico de la Generalitat Valenciana. Francisco Camps, que no ha podido ser localizado este fin de semana por el juzgado de Palma de Mallorca que investiga el caso Nóos, aseguró el domingo por la tarde, cuando la comitiva judicial ya estaba de regreso a las Baleares, que había estado en Valencia sábado y domingo.

“En casa, haciendo vida normal”, declaró al diario ABC. "Ni tengo chalé ni apartamento. He pasado el fin de semana en mi casa, en Valencia, en el centro de Valencia. Todo el mundo sabe donde vivo y si no, que se lo pregunten a quienes cada dos por tres vienen a manifestarse ante mi patio", dice, desafiante, al diario Las Provincias.

Con pocas sutilezas, Camps ha acusado al juzgado de Instrucción número 3 de Palma de falta de diligencia para fijar su declaración como testigo en el caso Nóos. “¿Tengo que salir con un megáfono para que me encuentren?”, «Todo el mundo me conoce y si no me localizan podían haber preguntado a la Delegación del Gobierno», remacha el expresidente de la Generalitat, que también reconoce haber dejado su domicilio en ocasiones. Al menos, salió a comer fuera tanto el sábado como el domingo.

El tono desafiante de Camps, caído en desgracia tras el caso de los trajes, no ha tardado en ser contestado por el juez Castro. Fuentes del juzgado que investigan el caso Nóos aseguran que no pudo ser encontrado ni en el teléfono móvil que facilitó a la secretaria judicial ni en su domicilio, al que un agente judicial acudió pese a que Camps pidió que el juzgado le enviara cualquier notificación al Consejo Jurídico Consultivo, el órgano asesor al que está adscrito.

Así constaría en los oficios judiciales, que dejan constancia del esfuerzo de las autoridades para dar con el paradero de Camps. Éste, además, no hizo intento alguno para contactar con el juzgado pese a que todos los medios de comunicación difundieron el sábado las dificultades del juez para localizarle. Casualmente, sus primeras declaraciones tras 48 horas ilocalizable fueron el domingo por la tarde, cuando la comitiva judicial desplazada a Valencia ya no se encontraba en la ciudad.  

Camps y Barberá, testigos

Rita Barberá y el expresidente de la Generalitat,  Francisco Camps, están relacionados con Nóos tras encargar a Iñaki Urdangarin actos por valor de casi 4 millones de euros sin concurso público o estudio que lo justificara. Por una parte, la empresa de Urgandarin cobró unos 3,6 millones por organizar tres ediciones de la Valencia Summit, un congreso relacionado con los grandes acontecimientos deportivos. Además, Noos se embolsó 382.000 euros del contribuyente por un estudio sobre unos eventuales Juegos Europeos que, por supuesto, nunca se celebraron.

A diferencia de Camps, que además se ha acogido a su prerrogativa de declarar por escrito, la alcaldesa de Valencia si prestó declaración el sábado. Y lo hizo en el juzgado, donde acusó a Urdangarín de engañarla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha