eldiario.es

Menú

Sagunto, que fue bastión del PSPV, ¿camino de la autodestrucción?

La dirección provincial socialista anuncia una gestora -la tercera en menos de cuatro años- tras una asamblea que discurrió entre insultos y alguna que otra agresión

La agrupación saguntina tiene suspendido sine die su proceso de primarias tras la apertura de un expediente a la secretaria general y candidata, Nuria Férriz

- PUBLICIDAD -
Nuria Férriz y Juan Carlos Requena disputaron también la secretaría general del PSPV saguntino

Nuria Férriz y Juan Carlos Requena disputaron también la secretaría general del PSPV saguntino

El PSPV, hasta hace no mucho partido referente y de gobierno en una ciudad obrera e industrial como Sagunto, vive sus peores momentos, muy lejos de la caída en popularidad que le hizo perder la alcaldía en los ochenta tras la reconversión industrial que acabó con el cierre y desmantelamiento de Altos Hornos del Mediterráneo. A diferencia de lo sucedido entonces, el actual desgaste viene producido por las disputas internas entre 'familias' por intentar copar el poder en la agrupación y conseguir la candidatura a las elecciones de mayo del próximo año.

El último episodio se producía este mismo jueves, durante la celebración de una asamblea extraordinaria para elegir a la nueva ejecutiva local, cuando el ambiente se fue caldeando de tal modo entre las dos facciones de la agrupación -que representan los candidatos a primarias (aplazadas sine die), la hasta la asamblea secretaria local, Nuria Férriz, y el concejal en el ayuntamiento saguntino Juan Carlos Requena-, que de los insultos se pasó a las manos.

Todo empezó después de que el sector que encabeza Requena denunciara la irregularidad de la asamblea -que tenía por objeto nombrar una nueve ejecutiva, relevando a la actual secretaria general (expedientada por el PSPV) por otra persona (Ana María Quesada) para intentar evitar que la dirección provincial socialista disolviera la dirección y montara una gestora-.

Según denuncia Requena, tras un rifirrafe entre varios militantes, José Manuel Martínez -marido de Férriz- le propinó un puñetazo -agresión desmentida por Martínez-. Tras esto, Requena invitó a los suyos, una treintena de militantes, a que abandonaran la asamblea para "evitar que eso se convirtiera en una batalla campal". El edil saguntino está barajando la posibilidad de presentar una denuncia contra Martínez, además de pedir su expulsión del partido, "un secretario de Organización comarcal (Martínez) no puede comportarse así".

Anuncian una gestora

Tras los hechos de ayer, la dirección provincial del PSPV ha anunciado que montará una gestora en la ciudad y que no descarta disolver la agrupación tras una asamblea llena de "irregularidades", según ha explicado el secretario provincial del PSPV en la provincia de Valencia, José Luis Ábalos.

Estas irregularidades se centran en que la asamplea se convocó sin reunir la comisión ejecutiva y en el hecho de que en el orden del día no constaba la elección de una nueva ejecutiva, sino de un órgano ejecutivo, además de que no se había producido ninguna dimisión previa para la elección de nuevos cargos.

Situación "previsible"

Como el mismo Ábalos reconocía, esta situación era "previsible" teniendo en cuenta el ambiente existente en la agrupación, que según explica llevó a la suspensión de las primarias. Concretamente, el proceso se suspendió después de que se filtrara interesadamente a la prensa un expediente administrativo abierto por el Ayuntamiento de Sagunto a una de las candidatas -Nuria Férriz- al no disponer de licencia de actividades en su negocio. Además, previamente, el sector de Requena había intentado que se suspendieran las primarias en base a afiliaciones masivas, motivo que desde la dirección provincial del PSPV no consideraron suficiente para el aplazamiento.

Durante todo este proceso, ambos bandos han llevado a cabo fuertes campañas en medios y redes sociales, los partidarios del concejal saguntino exigiendo la paralización de las primarias -teniendo en cuenta los avales presentados, Férriz era claramente favorita para conseguir la candidatura a la alcaldía de Sagunto- y los partidarios de la secretaria general reclamando su derecho al voto -incluso han llegado a exigir (sin éxito) la mediación de los líderes del PSPV (Ximo Puig) y PSOE (Pedro Sánchez).

Inestabilidad 'histórica'

El socialismo saguntino ha sufrido históricamente de una inestabilidad constante, con un difícil equilibrio entre las diferentes familias. Así, desde que Gloria Calero fuera alcaldesa de Sagunto (2003-2007), el PSPV ha ido cayendo convocatoria tras convocatoria en sus resultados electorales, cosechando en 2011 el nivel más bajo de apoyos -tan sólo 5 de 25 concejales muy cerca de caer a 4 ediles-.

Además, en los últimos cuatro años, el PSPV ha visto como desde la dirección provincial destituían primero al que debía haber sido candidato en las pasadas elecciones -Manolo Carbó, vencedor en primarias- para imponer al candidato 'oficialista' -José Luis Chover- para posteriormente disolver dos ejecutivas para imponer otras tantas gestoras, que serán tres tras la anunciada por Ábalos.

De igual modo, la que previsiblemente se iba a imponer en el proceso de primarias -a la que han abierto un expediente disciplinario por el problema con su licencia de actividades y por la campaña desarrollada en los últimos tiempos para reclamar la reapertura del proceso de primarias-, es probable que acabe siendo suspendida de militancia, con lo que tampoco será la cabeza de cartel de los socialistas saguntino de cara a las elecciones municipales de mayo.

Así, las perspectivas electorales son cada vez peores para los socialistas saguntinos, que van camino seguir cayendo hasta tocar un suelo electoral al que todavía no han llegado, pasando de ser una alternativa de gobierno a una comparsa poco creíble para un electorado cansado de batallas internas por un poder poco relevante.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha