eldiario.es

Menú

Grau pasea su amenaza por los medios

El ex vicealcalde de Valencia insiste en asegurar que, si hubo financiación irregular, Barberá lo sabría

- PUBLICIDAD -
Exedil del PP dice que era Alfonso Grau "quien movía los hilos" en Valencia

Alfonso Grau, ex concejal del PP en Valencia. EFE

El que fuera mano derecha de Rita Barberá y vicealcalde de su gobierno en Valencia, Alfonso Grau, empieza a cobrarse la venganza sobre la que fue su jefa tras dejar que cayera como un lastre el pasado mes de marzo cuando fue imputado en el caso Nóos, mientras Barberá se volvía a librar de la justicia.

Grau está alimentando indirectamente las sospechas de corrupción que ahora apuntan a Rita Barberá por el presunto caso de financiación irregular del PP que ha acabado imputando a la mayoría de ediles y asesores del partido en Valencia. Así empezó con  declaraciones a TVE refiriéndose a la  defensa de Barberá de no conocer nada de la presunta financiación irregular, advirtiendo que "Eso de no sé nada de nada, de nada, de nada... hombre... vamos a ver... no, algo sí, ¿eh? Algo sí...".

Estas contundentes declaraciones tuvieron su segunda parte este jueves con un recorrido de Alfonso Grau por diferentes medios de comunicación, en radios como  Onda Cero y la Cadena Ser, así como también por  Tele 5 y Cuatro. En todas ellas siguió un mismo patrón: se mostró dolido con Barberá y el PP por su falta de apoyo evidenciando la ausencia de relación, defendió su honestidad mientras formaba parte del gobierno de Valencia, defendió a su mujer, María José Alcón -imputada en el caso Imelsa- y se desvinculó de las presuntas prácticas de blanqueo del PP de Valencia en las pasadas elecciones, las investigadas ahora, puesto que ya no estaba en la organización.

Entre las declaraciones más llamativas Alfonso Grau se mostró "perplejo" por la operación de anticorrupción que se ha producido en los últimos días, a la vez que se desmarcaba de Rita Barberá asegurando que desde marzo la relación es "inexistente", y llegando a espetar "que cada palo aguante su vela", mostrando el resentimiento de su imputación en Nóos. Insistió también que "me cuesta mucho trabajo creer que no se pueda conocer una cuestión de esta entidad si es que eso sucedió", en referencia al blanqueo de dinero, mientras a la vez afirmaba que el respondía de sus actos, y que en su época no hubo "amaños" de contratos.

Sobre su esposa, María José Alcón, imputada en el Caso Imelsa -imputación de la que de momento también se ha librado Barberá-, defendió su inocencia y atacó a Marcos Benavent y las grabaciones en las que supuestamente se airean las prácticas ilegales llevadas a cabo entre ambos. Grau advirtió así que "estamos dando credibilidad a unas grabaciones de un señor que iba grabando a todo bicho viviente'. Es destacable también que, junto con estos ataques de Grau contra Barberá, Alcón fue uno de los dos únicos detenidos en la 'Operación Taula' que no se negó a declarar ante el juezy el exvicealcalde ha declarado en calidad de testigo.

Entre los balances finales de la situación de Grau asegura sentirse "desamparado y dolido" con el PP, llegando a afirmar que "yo esperaba un poco más de calor, de respaldo de con quienes había estado trabajado 20 años", que "rencor, en absoluto", y que "un colectivo como este que se comporte así conmigo, pues... hombre... si yo lo llego a suponer, cuando entré, pues por supuesto que me lo hubiera pensado dos veces".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha