eldiario.es

9

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica denuncia que la falta de cambios legales ha permitido renovar el ducado de Primo de Rivera

Un nieto segundo del líder fascista José Antonio Primo de Rivera será el nuevo duque de Primo de Rivera con Grandeza de España, un título concedido por Franco a la familia del fundador de Falange

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica denuncia el caso: "¿Sigue reconociendo la democracia a los líderes fascistas?"

La renovación de estos títulos es automática, aunque el Gobierno de España anunció el estudio de una reforma legal para revocar los títulos nobiliarios franquistas que, hasta ahora, no ha sido materializada

"Si no lo hacemos, caemos en la prevaricación", aseguran desde el Ministerio de Justicia

58 Comentarios

El fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera

El fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera.

La ausencia de cambios legales ha dado lugar a la renovación automática del título de Duque de Primo de Rivera, con Grandeza de España, que el dictador Francisco Franco concedió a título póstumo al fundador de Falange Española, José Antonio Primo de Rivera. El nieto segundo del líder fascista heredará, más de 80 años después, aquella concesión, como adelantaba Civio.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha denunciado la situación: "¿Sigue reconociendo la democracia a los líderes fascistas?", pregunta en redes sociales. "¿Es un agravio a las víctimas?", ha cuestionado el colectivo.

"Hacer lo contrario sería manifiestamente ilegal"

La renovación de estos títulos nobiliarios es automática y no cabe una decisión específica. De hecho, fuentes del Ministerio de Justicia aseguran que "el Gobierno no ha renovado por el momento el ducado de Primo de Rivera en contra de lo que mantiene la información. En realidad, lo que ha ocurrido es que, tras el fallecimiento del anterior titular, el aspirante ha solicitado la sucesión. Con ello se ha iniciado un procedimiento administrativo reglado en el que el Ministerio de Justicia no tiene ningún margen de actuación. El procedimiento obliga a Justicia a publicar en el BOE la solicitud (lo único que hasta ahora se ha hecho) para que, en un plazo de 30 días, cualquier otra persona que considere que tiene derecho a ese título pueda alegar lo que considere conveniente. En caso de que no haya oposición de nadie, el Ministerio estará obligado a expedir la carta de sucesión. Hacer lo contrario sería una actuación manifiestamente ilegal por parte del Ejecutivo".

No obstante, el Ejecutivo de Pedro Sánchez anunció –en agosto de 2018– que estudiaría una reforma legal para poder revocar los títulos nobiliarios concedidos por Franco. La propuesta quedó enmarcada en la ampliación de la Ley de Memoria Histórica que pretendía, también, acabar con los honores y distinciones de hijo adoptivos. Una iniciativa que no ha sido materializada. Lo que sí se ha producido es la presentación de una Proposición no de Ley en el Congreso en cuyo "artículo 5 prevé que la ministra o ministro de Justicia o el competente en Memoria Histórica elabore un catálogo de títulos nobiliarios concedidos entre 1948 y 1977, así como de concesión posterior, que representen la exaltación de la guerra civil y la dictadura, para proceder a su supresión. Mientras esta nueva ley no se apruebe en el Parlamento, el Gobierno está obligado a cumplir la legislación vigente".

Desde el Ministerio reivindican  el "compromiso sin precedentes" del Gobierno en "alcanzar la verdad, justicia y reparación que reclaman las víctimas de la guerra civil y el franquismo, como demuestra la creación por primera vez en democracia de una Dirección General de Memoria Histórica, el inicio del procedimiento para exhumar al dictador Francisco Franco de su mausoleo de Estado en el Valle de los Caídos, la redacción de un mapa de fosas con el objetivo de dirigir y financiar desde la administración las exhumaciones o la conmemoración del 80 aniversario del exilio republicano español".

Por el camino han sido ejecutadas varias sucesiones nobiliarias y continúan vigentes decenas de títulos franquistas. Con el paradigma de la nieta del propio dictador y militar golpista, Carmen Martínez-Bordiú: el exministro Rafael Catalá otorgó el ducado de Franco el día de la moción de censura contra Mariano Rajoy.

En una respuesta en redes sociales a la ARMH, el exdirector general de Memoria Histórica del Gobierno de España, Fernando Martínez, que aclara: "El Gobierno socialista no ha renovado el título nobiliario. Fallecido el titular, el heredero lo ha solicitado y obligatoriamente tiene que publicarse en el BOE. El PSOE ha presentado una Proposición de Ley que plantea suprimir los títulos nobiliarios otorgados entre 1948 y 1977".

Una "sucesión" solicitada por un heredero

"La sucesión en el título de Duque de Primo de Rivera, con Grandeza de España, ha sido solicitada por don Fernando María Primo de Rivera y Oriol, por fallecimiento de su padre, don Miguel Primo de Rivera y Urquijo", que fue alcalde de Jerez de la Frontera, Consejero Nacional del Movimiento y sobrino del fundador de Falange Española.

El anuncio, hecho público el pasado 5 de septiembre de 2019 en el Boletín Oficial del Estado por el Ministerio de Justicia, a través de la Subsecretaría y División de Derechos de Gracias y otros Derechos, tiene un "plazo de treinta días, contados a partir de la publicación de este edicto".

Y la continuación ha levantado la crítica de la ARMH. "El Gobierno renueva el ducado con grandeza de España que el dictador Francisco Franco concedió póstumamente al fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, en 1948". La asociación memorialista viene denunciando, desde hace años, todas las renovaciones de estos homenajes a golpistas y partícipes del régimen fascista español. Esta acusación ha suscitado, también, la respuesta del exdirector general de Memoria Histórica, Fernando Martínez, negando la mayor.

Unos 30 herederos de títulos franquistas

Al menos una treintena de herederos de franquistas mantienen los títulos nobiliarios que les otorgó el dictador. Alberto Ruiz-Gallardón, como ministro de Justicia, renovó varios. Como el Marquesado de Queipo de Llano, dedicado al criminal de guerra que encabezó la masacre fundacional del franquismo en Andalucía. O el de Marqués de Dávila, creado por el dictador Francisco Franco en honor de "uno de los militares sublevados que dieron un golpe de Estado el 18 de julio de 1936".

Aunque el Gobierno anunció que estudiaba una reforma para poder revocar estos títulos nobiliarios, la propia nieta del dictador heredó el Ducado de Franco creado para la hija del golpista tras la muerte de su padre por su papel en una "gloriosa etapa histórica de nuestra patria" y que fue de los primeros que creó Juan Carlos I tras su llegada al trono, recuerda Civio.

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica presentó un escrito de denuncia ante la Fiscalía por la publicación en el BOE de los trámites para renovar el título de Duque de Franco y Grande de España. El ministro Catalá firmó la continuidad del Ducado de Franco en el último minuto del Gobierno Rajoy, recayendo la competencia para anularlo en el rey Felipe VI, a quien PSOE e Izquierda Unida pidieron entonces su cancelación. Apenas un mes después, el BOE hacía oficial el nombramiento, como ha ocurrido ahora con el título de homenaje al líder falangista Primo de Rivera, en esta última continuación del legado nobiliario franquista.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha