Andalucía mantendrá el cierre de las provincias en Semana Santa, aunque el comercio y la hostelería estarán abiertos hasta las 22.30 horas

Juanma Moreno, en la reunión del Comité de Expertos celebrada este miércoles.

Los andaluces no podrán moverse de una provincia a otra durante Semana Santa. Así lo ha decidido hoy la Junta de Andalucía, que va a mantener el cierre de las ocho provincias hasta después de esos días festivos. "Es una decisión prudente, sensata y oportuna, guiada por los expertos para evitar una cuarta ola tan agresiva como la que tuvimos después de Navidad", ha indicado el presidente andaluz, Juanma Moreno. Este cierre provincial se une al de las comunidades autónomas, acordado la semana pasada por el Ministerio de Sanidad.

La medida se adopta ante la previsión de que a partir de la semana que viene va a producirse un leve empeoramiento de la actual situación. "La curva no termina de bajar, los expertos dicen que es una especie de meseta con tendencia a subir a partir de la semana que viene", lo que ha inclinado la balanza a favor de la prudencia.

Pese a ello, y al cierre provincial, lo que sí se relajarán serán los horarios. De esta manera, el toque de queda se retrasa una hora y empezará a las 23 horas, prolongándose hasta las 6, mientras que la hostelería y los comercios podrán alargar una hora más su horario, hasta las 22.30. Estas horas son aplicables en toda Andalucía, excepto en municipios con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes, donde sólo abrirá lo esencial, aunque el presidente andaluz ha resaltado que en esta situación se encuentran pocas localidades.

Tres semanas de vigencia

Las reuniones siguen limitadas a seis personas, salvo en el interior de bares y restaurantes, donde sólo se autoriza un máximo de cuatro. Las nuevas medidas entrarán en vigor el viernes 19 de marzo y estará vigentes hasta el 9 de abril, un total de tres semanas, aunque Moreno ha anunciado que si la situación empeora se revisarán sobre la marcha.

El presidente andaluz ha lamentado que la incidencia acumulada de casos confirmados por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días en Andalucía se sitúa actualmente en 123, lo que supone un "nivel de riesgo medio-alto". "Venimos de un riesgo más que extremo y estamos mejor que hace un mes, pero no estamos muy bien".

Esta "tendencia a subir" es un "dato preocupante", al que acompañan otros no menos inquietantes: la cepa británica es ya la dominante en toda la comunidad y supone hasta un 80% de los casos en provincias como Almería, mientras que en Huelva se sitúa en un 20", de ahí la necesidad de continuar con el cierre de las provincias y "evitar la propagación". Además, la cepa sudafricana también está en la comunidad autónoma, lo que se acompaña con que "la vacunación no va al ritmo deseado" pese a que se ha administrado el 93% de las vacunas recibidas

Decepción de la ciudadanía

Moreno ha asegurado que se le han dado "mil vueltas" a las medidas a tomar, y ha admitido que "muchos no las van a entender y quizás os sintáis decepcionados". "La situación actual es un fastidio", ha reconocido también, por lo que ha pedido "responsabilidad y comprensión". "Sigamos siendo ejemplo colectivo, claro que hay desaprensivos pero el comportamiento general es motivo de orgullo", ha resaltado, además de pedir confianza en la ciencia porque la vacuna está funcionando, para lo que ha puesto como ejemplo lo que está ocurriendo en las residencias de mayores: el coronavirus ha desaparecido, "la incidencia es cero".

En la actualidad, ha señalado, sólo hay más de 383.000 andaluces que ya han recibido el ciclo completo de la vacuna y se considera que están "inmunizadas", que representan el "4,4% aproximado de la población total andaluza". Todo ello, según el criterio de los expertos, obliga a mantener el cierre provincial, una decisión que está en línea con lo acordado en países de nuestro entorno (en Italia se han impuesto medidas "muy duras y severas") y en consonancia con los mensajes de alerta de la UE, que ha advertido de un "empeoramiento" de la situación".  

El presidente andaluz se ha despedido agradeciendo "la comprensión, confianza y el ejemplo de los andaluces", al tiempo que ha insistido en que su Gobierno "está dispuesto a tomas las decisiones que sean necesarias para protegernos, sin distracciones de ningún tipo". "Las decisiones podrán gustas más o menos, pero nadie podrá decir que el Gobierno de Andalucía, en la situación más delicada de nuestra historia reciente, estaba pensando en otra cosa", ha apostillado.

Etiquetas
Publicado el
17 de marzo de 2021 - 20:55 h

Descubre nuestras apps

stats