La portada de mañana
Acceder
Un 10% de la población tiene que viajar más de dos horas al día para tratarse un cáncer
Sánchez reivindica la geometría variable en el Parlamento
OPINIÓN | Zabihullah Karimullah se ha ido, por Elisa Beni

Andalucía tendrá 1.200 millones de euros menos para gastar en 2014

La imposición de un déficit del 1% como tope y la reducción de las transferencias estatales dejan poco margen.

La reducción de las transferencias estatales para Andalucía en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2014, conocidos este lunes, y el tope de déficit fijado en el 1% para todas las comunidades autónomas el próximo ejercicio deja a Andalucía con 1.200 millones de euros menos que gastar con respecto a 2013. Son los cálculos de la consejera de Hacienda y Administración Pública, María Jesús Montero. Esta ha reconocido que será “extraordinariamente complicada” la elaboración de los presupuestos autonómicos, una tarea en la que su departamento intentará cuadrar cuentas sin renunciar a los servicios públicos esenciales de cuyo mantenimiento la comunidad autónoma quiere hacer gala.

Montoro asume que, "una vez más", no cumplen el Estatuto de Autonomía "porque no hay dinero"

Montoro asume que, "una vez más", no cumplen el Estatuto de Autonomía "porque no hay dinero"

La imposición del déficit -diferencia entre lo que se ingresa y lo que se gasta- para el próximo ejercicio ya se conocía desde hace un par de meses, y este lunes han llegado los detalles de los PGE, que vuelven a dejar a Andalucía sin el 17,8% del total de la inversión que reclama en función de su población, porque así está recogido en el Estatuto de Autonomía, aunque se acerca más a esa cifra que en 2012 y en 2013. En total son 1.697,74 millones de euros, el 17,3% de una inversión que para el conjunto de las comunidades autónomas asciende a 9.786,95. Por tanto, se queda a medio punto de lo que recoge la Disposición Adicional Tercera (DAT).

Esos 1.200 millones de euros menos salen de los 350 de recorte en concepto de los anticipos a cuenta que Andalucía iba a recibir del Gobierno de España; los 50 en los que se reduce el Fondo de Compensación Interterritorial (FCI); y los 800 que implica pasar de un techo de déficit del 1,58% en 2013 al 1% en 2014.

Deuda

Tampoco le ha hecho falta a la Junta de Andalucía mirar con lupa el documento para ver que no incluye la cifra de 1.504 millones de euros que la Intervención General del Estado certificó como deuda con la comunidad autónoma por las liquidaciones de 2008 y 2009. La cantidad puede ser el triple si se le suman las liquidaciones de los tres años posteriores, por lo que sigue creciendo la bolsa de la reclamación de Andalucía sin que haya fecha de pago en el horizonte.

La Junta de Andalucía está dispuesta a reclamar esta cantidad en los tribunales, según ha aseverado la consejera de Hacienda y Administración Pública. El coordinador general de IU, Antonio Maíllo, respalda esta decisión por el “incumplimiento sistemático” de un derecho aprobado por las Cortes Generales. Es más, el vicepresidente Diego Valderas, también de IU, ha dicho que la Junta de Andalucía “tiene la obligación de ir a los tribunales” por esto.

Sin embargo, los expertos recuerdan que una reclamación de este tipo no tiene visos de prosperar. El profesor de Derecho Constitucional Fernando Álvarez Ossorio se remite así a la sentencia 31/2010 del Tribunal Constitucional con respecto a la reclamación del Gobierno de Cataluña. “Es una cuestión de compromiso político, no legal. La jurisprudencia deja claro que el Gobierno de la Nación no está obligado. Para empezar porque ni siquiera las comunidades autónomas coinciden en cómo debe ser el reparto: algunas, como Extremadura y Castilla-León hablan de dispersión del territorio; otras, como Andalucía, por población; y Cataluña, por ejemplo, en función del PIB”.

Por eso, cree que la intención de la Junta de Andalucía “no va a ningún lado”. Es más, recalca que “sencillamente no hay dinero para cumplir todo lo que han ido recogiendo los estatutos, y además, esa sentencia deja claro que la gestión no lleva anudada la decisión de cómo se gasta el dinero”.

En este contexto, hasta el secretario general del PP-A, José Luis Sanz, ha anunciado que su partido “intentará que, a través de las enmiendas” que presentará a los PGE, la inversión en Andalucía alcance el 17,8% del total regionalizable. Eso sí, ha recordado que este debate es algo “artificial” y que José Luis Rodríguez Zapatero tampoco cumplió la DAT cuando gobernaba.

En qué se gastará el dinero

En el caso de Andalucía, cabe destacar que las previsiones para 2014 pasan por una inversión directa del Ministerio de Fomento en infraestructuras cifrada en 382,2 millones de euros, casi 10 puntos menos que en el presente ejercicio. La Dirección General de Carreteras es la que copa esta inversión, con 335,9 millones de euros, básicamente para acabar proyectos en marcha porque no hay margen para comenzar infraestructuras nuevas.

Por volumen, los proyectos que salen más beneficiados en Andalucía son los correspondientes a la Autovía del Mediterráneo (A-7), lo que coloca además a Granada como la provincia que más recibirá en carreteras. El total queda desglosado así: el tramo Almuñécar-Salobreña, con 54,7 millones de euros; el Motril-Carchuna, con 42,9; el comprendido entre La Gorgoracha-Puntalón-Puerto de Motril, con 10,5; el de Carchuna-Castell de Ferro, con 8,5; y el Polopos-Albuñol, con prácticamente la misma cantidad. Le sigue en inversión el segundo puente de acceso a Cádiz, con 61 millones de euros.

Como es habitual, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente es el otro que copa las inversiones, con 225,4 millones de euros para 2014, y en este caso sí crece con respecto a 2015, en torno a un 30% más. Las mayores partidas corresponden a trabajos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, con algo más de 185,3 millones de euros.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats