La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

La huelga indefinida del metal en Cádiz se inicia con incidentes: "La propuesta de la patronal es una provocación"

Imagen de la primera jornada de paro del sector del metal

La huelga indefinida en el sector del metal ha vivido una primera jornada marcada por el alto seguimiento (98% según los sindicatos) y por los incidentes vividos en la avenida de Astilleros de Cádiz. Barridas, cortes de carretera y piquetes informativos en las puertas de las principales factorías han sido la nota predominante en un conflicto que viene provocado por la falta de acuerdo entre los sindicatos y la Federación de Empresarios del Metal de la provincia (FEMCA).

Denuncian jornadas de 80 horas semanales en la reparación de cruceros en Puerto Real con contratos por la mitad

Denuncian jornadas de 80 horas semanales en la reparación de cruceros en Puerto Real con contratos por la mitad

Los sindicatos piden una actualización de los salarios dentro de la negociación del convenio colectivo con la patronal. La respuesta ha sido negativa hasta el momento porque los empresarios afirmar no poder asumir esas mejorar debido a la crisis provocada por la pandemia. Ya la pasada semana se vivieron dos paros y ni siquiera la mediación de la Junta de Andalucía a través del Servicio Extrajudicial de Conflictos Laborales ha dado resultado.

La FEMCA asegura que las subidas que piden los trabajadores supondrían "la desaparición de la industria gaditana, que tendría que competir con la de otras provincias que parten de una situación más ventajosa". Unas subidas que son del 2%, 2,5 y 3 para los años 2021, 22 y 23. En las antípodas está el punto de vista de los sindicatos gaditanos, que aseguran a través de Antonio Montoro, secretario general de FICA-UGT Cádiz, que la última propuesta de la patronal para la revisión salarial fue "indecente". La propuesta de la patronal ha sido, según los sindicatos, una subida del 0,5 con retroactividad a septiembre y el 1,5 para el año 2022 y el 2023, sin incluir subida de IPC.

El ambiente estaba muy caldeado y ha derivado en enfrentamientos con la policía. Las concentraciones en las puertas de Navantia, Dragados o Airbus se convirtieron en una auténtica batalla en la Avenida de Astilleros, donde los lanzamientos de piedras y de pelotas de goma han sido una constante durante la mañana de este martes. Desde los sindicatos se condenan los incidentes y FEMCA asegura que la violencia mostrada por los piquetes "supone un enorme deterioro en la imagen exterior de la provincia, que genera incertidumbre a los clientes internacionales".

"Ha sido un día tenso y complicado, porque la propuesta del viernes de la FEMCA invitaba a ello, era una provocación. Tenemos la mano tendida y no vamos a apoyar los disturbios, pero la patronal está tardando en aceptar nuestra propuesta. Es una actitud imprudente y temeraria después de recibir ayuda de la administración durante la pandemia, por lo que tienen unos compromisos con esta provincia y sus trabajadores. Vamos a acabar trabajando de camareros porque será más rentable que trabajar en el metal", lamenta Montoro.

En defensa de "los que han salido a la calle"

Los dos sindicatos que han estado negociando el convenio han sido UGT y CCOO, pero en la provincia de Cádiz tiene mucha fuerza la Coordinadora de Trabajadores del Metal de la Bahía de Cádiz. Diego Rodríguez, portavoz de este colectivo, afirma en declaraciones a este medio que representan "a todos los que no tienen delegado sindical y no pueden reivindicar nada, que son fundamentalmente los que han salido a la calle".

"Este convenio afecta sobre todo a la pequeña y mediana empresa, que son las que trabajan para las grandes factorías. El núcleo duro de la empresa tractora, formada por cientos de pymes, sobre todo en el sector naval. Hablamos de empresas compuestas por mucho personal eventual, sin representación sindical", añade.

"Somos trabajadores que nos cambiamos el mono y vamos cambiando de empresa cada poco tiempo. Llevamos 30 años de incumplimiento de convenio. Los trabajadores eventuales somos gente que estamos seis meses como mucho en una empresa. La gente sale a la calle porque hay compañeros cobrando 300 euros por debajo del convenio, limpiando tanques y cobrando según el convenio de limpieza blanca; gente que quiere ir a la mutua y la mandan a la seguridad social; gente represaliada que gana un despido improcedente y que después ya no entra más en un astillero a trabajar", denuncia Rodríguez.

El alcalde de Cádiz, José María González "Kichi", ha mostrado su apoyo a las protestas a través de Twitter.

Etiquetas
Publicado el
16 de noviembre de 2021 - 19:43 h

Descubre nuestras apps

stats