eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

¿El Gobierno más feminista del mundo?: Habrá que verlo

Pedro Sánchez ya ha hecho historia: el español será el Gobierno con más protagonismo femenino desde que existe la OCDE

Los interrogantes que rodean su mandato son grandes y muy evidentes. Tanto como el riesgo de frustrar las expectativas de un revolucionado movimiento feminista

- PUBLICIDAD -
17 ministros

17 ministros

A Ruth Bader Ginsburg, la octogenaria magistrada de la Corte Suprema de EEUU convertida en icono millennial, le preguntaron una vez cuántas juezas deberían formar parte del alto tribunal para que se pudieran considerar suficientes. "Nueve", respondió provocadora, citando la totalidad de los asientos de la corte. Al fin y al cabo, razonó, "ha habido nueve hombres y a nadie le ha parecido raro".

El nuevo gobierno de Pedro Sánchez no va a llegar a tanto, pero va a tener, por primera vez en la historia española, más mujeres que hombres (incluido el presidente). Y a una notable distancia: 11 ministras frente a 6 ministros. Sólo con esto, ya se ha hecho historia: el español será el Gobierno con más protagonismo femenino desde que existe la OCDE.

Y no es la única novedad. El Ministerio de Igualdad, que Zapatero creó en 2008 y eliminó dos años después al estallar la crisis, se recupera y además se eleva a la categoría de Vicepresidencia con Carmen Calvo. Los puestos con más peso e influencia dentro del gabinete, salvo Asuntos Exteriores, tendrán nombre femenino. Mujeres de probada trayectoria y capacidad técnica serán quienes lleven riendas de la estrategia política (vicepresidencia) y la económica (hacienda, economía, energía, industria). También controlarán la defensa y CNI, la justicia, la administración territorial y otras áreas clave como trabajo, educación y sanidad.

Tres meses después de las históricas manifestaciones del 8 de marzo, que causaron asombro mundial por la capacidad de movilización de las feministas españolas, y 14 años después de aquel primer gobierno paritario de Zapatero en 2004, la elección del nuevo gabinete quiere traslada dos mensajes rotundos: uno, de ambición (ministras y ministros con potencia de fuego). No parece que entre los planes de Sánchez estén presidir un gobierno de trámite ni que piense en convocar elecciones de inmediato. El otro gran mensaje es de compromiso con la igualdad, no como un apartado de su política, sino como eje transversal de la acción del nuevo Gobierno.

En 2015, Suecia decidió autoproclamarse como "el primer Gobierno feminista del mundo" cuando nombró 12 hombres y 12 mujeres como ministros y priorizó la agenda igualitaria. Otros como Justin Trudeau en Canadá, Macron en Francia, hace unos años Michelle Bachelet en Chile (y Zapatero antes que todos ellos) acapararon titulares al apostar por la paridad. Ahora, cuando el nuevo gabinete de Pedro Sánchez se haga la tradicional foto en la escalinata de La Moncloa, con esas once mujeres en puestos protagonistas ¿estaremos no sólo ante el gobierno más feminista de la historia de España, sino del mundo?.

Lo averiguaremos conforme vaya avanzando esta incierta legislatura. Es verdad que las interrogantes que rodean al mandato de Pedro Sánchez, elegido de manera extraordinaria, con capacidad de acción limitada, apoyos frágiles y una duración inusualmente breve, son grandes y muy evidentes. Tan grandes y evidentes como el riesgo de frustrar las expectativas de un revolucionado movimiento feminista, que el 8M y con el juicio de 'la manda' ha puesto pie en pared y exige cambios profundos:  violencia machista, lucha contra la brecha salarial, permisos de paternidad y maternidad, reforma del Código Penal en los delitos sexuales, ley del aborto... 

Durante estos 40 años de democracia en España, la mesa del Consejo de Ministros ha sido, exceptuando los años de Zapatero, una merienda de corbatas. Como muestra  esta infografía, durante las tres primeras legislaturas (Suárez, Calvo Sotelo y Felipe González) sólo hubo una mujer en el gabinete, y en los gobiernos siguientes la presencia femenina siguió siendo claramente minoritaria, a menudo residual. Si hacemos números, tendríamos que estar varias legislaturas nombrando gobiernos formados exclusivamente por ministras para igualar (ojo, sólo igualar), la balanza. Así que, para quien los tenga, menos nervios.

No faltarán quienes digan que Pedro Sánchez ha querido simplemente dar un golpe de efecto, estrenar su efímero gobierno con una bonita foto de portada. Dirán que todo lo que intenta es arrimar el ascua del movimiento feminista a su esmirriada sardina electoral. Es una conclusión posible, o como diría Rajoy, no es una conclusión imposible. Pero antes de llegar a ella, sólo un consejo, echad un ojo a las credenciales políticas estas once señoras (y seis señores). Y hablamos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha