Cinco preguntas y respuestas sobre la crisis PSOE-IU en Huelva por la rehabilitación de El Torrejón

Mantener un matrimonio no es fácil, y cuando es un matrimonio político, menos todavía. El último capítulo de esa tensión en despachos que sale a la luz de vez en cuando entre el PSOE e IU en Andalucía tiene que ver con la ciudad de Huelva, ya que la Consejería de Fomento y Vivienda ha elevado a la Fiscalía el expediente de las obras de rehabilitación de la promoción de El Torrejón, en Huelva, tras haber detectado posibles "irregularidades" en estos trabajos iniciados cuando este departamento estaba en manos del PSOE-A.

Entre otras cosas, algunos de los trabajos destinados a rehabiltar las viviendas se han facturado, pero nunca se han llegado a hacer. La documentación, "tras recabarse todos los informes técnicos", se remitió a la fiscalía el pasado 1 de abril y el ministerio público "ya está investigándolo", según confirma la Junta. En el fondo están unas obras destinadas a adaptar todo un barrio a situaciones normales, como tener rampas de acceso a las casas o tejados impermeables.

Esta situación ha abierto una brecha entre las dos formaciones que gobiernan en Andalucía que, de momento, se ha quedado en la provincia de Huelva, aunque tiene otros matices. En las últimas elecciones europeas, en un mitin con toda la cúpula del PSOE en la capital onubense, la intervenciín del portavoz del PSOE, Gabriel Cruz -era el delegado de Obras Públicas ahora investigado- fue recogida por el secretario provincia del PSOE, Ignacio Caraballo, con un lacónico “es el portavoz, no el candidato”. Caraballo parece que sabía lo que pasaría días después, y comenzaba a cubrirse las espaldas.

¿En qué consistían concretamente las obras que ahora han llegado a la Fiscalía?

Gabriel Cruz explica que son obras que se proyectan y se definen “antes de llegar yo a Obras Públicas. Consistían en hacer accesibles las viviendas, ascensores, azoteas, etc, y todo lo que suponía. Suponía una estimación de unos 60 millones de euros, seguramente incluso insuficiente, para remodelar 1.496 viviendas. En lugar de una actuación global, se decidió hacer una ejecución bloque por bloque, de modo que se licitó por fases, cada una con su prespuesto”. Cruz sostiene que se llegaron a arreglar unas 200 viviendas.

Solo en parte, en la cifra, está de acuerdo con el exdelegado el portavoz de los vecinos, José Ángel Wert, que asegura que las viviendas arregladas “se mojan, las ventanas se filtran, no hay losas en las azoteas, hay cañerías que se atascan, paredes nuevas que se van a caer porque están mal puestas, portales con los cables fuera, y no nos han dado ninguna explicación, “simplemente se paró, y ahora dicen que hay problemas con la empresa. Hasta que no lleguen a un acuerdo con la empresa no pueden reanudar, porque habría queindemnizar, además de que está en el juzgado el tema ahora. Solo queremos que se reanuden las obras que están paralizadas, y las que se han iniciado que se hagan lo antes posible. Literalmente, la gente se moja cuando llueve”.

Pedro Jiménez, el coordinador provincial de Izquierda Unida, -la delegada, María Villaverde, ha declinado la invitación de eldiario.es/andalucia-, no entra en el fondo del asunto, y sostiene que respalda “al cien por cien la gestión de la delegada territorial de la Consejería de Fomento y Vivienda. El procedimiento administrativo abierto por Fomento y Vivienda ha sido elevado al Ministerio Fiscal tras detectar sus técnicos supuestas irregularidades en los expedientes y material analizado”. Sostiene, contra la información de Cruz, que la obra se paró antes de llegar IU a la Junta.

¿Por qué esta parálisis?

Gabriel Cruz afirma que no lo entiende, y cree que “esto no es excusa para la parálisis que sufre la ciudad”. "Cuando llegué a la Junta empecé a licitar los proyectos, y se empezaron a hacer. No recuerdo cuántas, pero se hicieron varias. Con la crisis se dejan de licitar, pero las que están en marcha se siguen haciendo, hasta mayo de 2011 -Cruz deja la Junta y es candidato a la alcaldía de Huelva-. Cierto es que en los últimos meses bajó el ritmo de las obras por dificultades de la empresa, pero tras irme se han seguido haciendo obras, aunque había varias pendientes".

Wert, sin embargo, asegura que todo fue una “chapuza”, ya que “esta es una obra que se hizo sin pies ni cabeza, en un lateral del barrio, en el otro, un bloque en el centro... No hay orden ni calidad en las obras. Hay casa que cuentan como terminadas, pero no es cierto”.

¿Han parado las obras o se han terminado algunas?

Gabriel Cruz dice que fue cesando la actividad poco a poco, “aunque también hay obras pendientes que nunca se han licitado, ya que eso se hace siempre sobre la disponibilidad presupuestaria. Nunca se licitaron 60 millones. Esa crifra no es real". Pedro Jiménez se apoya, a la hora de justificar que el tema haya acabado en los tribunales, en que “la actual delegada dice haber detectado cosas, y lo ha decidido llevar. Es la Fiscalía la que tiene que valorar lo que puede pasar. Pero sí hay que dejar claro que se terminaron varios bloques, por lo menos unas 200 viviendas”. Mientras, el presidente provincial del PP, Manuel Andrés González, sostiene que “ya en el mes de marzo requerimos por escrito esa misma información, y la consejera de IU dio la callada por respuesta. Estamos hablando de un asunto que está en manos de la Justicia por presuntas irregularidades, graves irregularidades en la gestión del dinero de un proyecto que la Junta, además, dejó a la mitad”.

¿Puede afectar este asunto a la relación PSOE-IU?

Pedro Jiménez sostiene que ningún responsable institucional “y mucho menos orgánico de Izquierda Unida ha acusado absolutamente de nada a Cruz y no entendemos los ataques del PSOE cuando deberían ser los máximos interesados en que toda esta cuestión se aclarase de manera transparente y lo antes posible. No es intención de Izquierda Unida entrar en ningún tipo de guerra o confrontación por esta cuestión".

Manuel Andrés González va más allá: “el PSOE y la Junta han engañado por partida doble a los vecinos: ni les han terminado las obras, ni hay dinero para finalizarlas, por lo que esperamos que la Fiscalía arroje luz en este turbio asunto y depure todas las responsabilidades, porque hemos pasado de un asunto político, a un asunto de juzgados”.

¿Van a reanudarse las obras?

Mientras Gabriel Cruz cree que no hay razón, aparte de la presupuestaria, para que la obra se haya parado, Jiménez dice que confía en el procedimiento administrativo abierto y en la actuación de la Fiscalía. “La prioridad para nuestra organización debe ser que aquello que impide retomar las obras se agilice al máximo, porque lo más importante para Izquierda Unida es solucionar el problema de las viviendas de los vecinos”.

José Ángel Wert es pesimista, “porque encima el tema está ahora en un juzgado, y eso lo va a parar más todavía”, mientras que el presidente provincial del PP no aventura plazos, y concluye que “creemos que los vecinos del Torrejón y de Huelva se merecen saber por qué se les ha engañado. Ni se han terminado las casas, ni se sabe a dónde ha ido a para el dinero y hay que dar explicaciones”.

Etiquetas
Publicado el
26 de junio de 2014 - 23:27 h

Descubre nuestras apps

stats