La ocupación hospitalaria y la presión en la UCI sitúan a Cantabria en el Nivel 4 de riesgo extremo por COVID

UCI de Valdecilla

El sistema hospitalario cántabro está recibiendo el impacto del pico de la sexta ola de infecciones por coronavirus, lo que ha hecho que la Comunidad entre en el nivel de alerta 4, de riesgo extremo, pese a que en las últimas jornadas estén remitiendo los contagios. El incremento de la hospitalización convencional, pero sobre todo el incremento de los ingresos en Cuidados Intensivos (UCI) son los responsables de que Cantabria haya empezado la semana en Nivel 4.

El pasado domingo, la situación continuó registrando un paulatino descenso de contagios y de las tasas de incidencia en períodos de 14 y siete días, aunque aún los indicadores sigue siendo altos y la transmisión sea comunitaria con una capacidad de rastrear los contactos a la baja: 59%. Así,. se notificaron 147 nuevos casos, que sumados a los de los 14 últimos días totalizan 3.782 personas contagiadas. La tasa de incidencia a dos semanas vista continúa descendiendo y este domingo se situaba en 649 casos por 100.000 habitantes (666/100.000 el pasado sábado), que era de 267/100.000 si se analiza la evolución de los últimos siete días (292/100.000 el pasado sábado).

Es, sin embargo, la presión hospitalaria el dato más preocupante hoy día. Sigue habiendo nuevos ingresos, tanto en hospitalización convencional como en UCI. El domingo había hospitalizadas 107 personas en Cantabria (8.8% de ocupación), siete más que un día antes. Y de ellas, 27 se encontraban ingresadas en la UCI (25,7% de ocupación), tres más que el sábado (22,9% de ocupación). Este indicador es el que ha hecho que Cantabria 'saltara' de nivel y se encuentre en riesgo extremo.

La propagación en gran medida está fuera de control de los equipos de rastreo con una trazabilidad de contactos del 59%. Por contra, es halagüeño el dato de la positividad, el porcentaje de resultados positivos de los test que se practican, que ha bajado del 14,9% al 14,2%, aunque sigue siendo muy alto.

La vacunación ha cerrado su peor semana en dos meses, con 22.667 dosis administradas estos últimos siete días, muy lejos de registros récord de semanas anteriores con prácticamente el doble de unidades inoculadas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps