Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Una denuncia de la extrema derecha lleva al límite a Pedro Sánchez y amenaza el Gobierno
Crónica - El día que Sánchez se declaró humano. Por Esther Palomera
Opinión - El presidente Sánchez no puede ceder

Trasvase máximo del Tajo al Segura mientras se retrasan las nuevas reglas de explotación

Trasvase Tajo-Segura

Alicia Avilés Pozo / elDiarioclm.es

0

La Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo Segura reunida esta semana ha constatado que la cabecera del Tajo se encuentra en una situación hidrológica correspondiente al escenario 2, es decir, no está en situación hidrológica excepcional, lo que conlleva la autorización automática, para el mes de febrero, de 27 hectómetros cúbicos en origen. No fue así el pasado mes, cuando el nivel 3 de los embalses de cabecera limitó a 20 hectómetros cúbicos la transferencia de agua.

Este trasvase se produce cuando se cumple un año del plazo que el Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) se dio para aprobar las nuevas normas de explotación del trasvase, acordes con los nuevos planes hidrológicos de cuenca. Por ahora, no hay noticia de la aprobación de esas nuevas reglas.

La previsión del Ministerio es que dicha situación de nivel 2 se mantenga los próximos meses, pudiendo llegar hasta junio. Es decir, si no se aprueban las nuevas normas, las derivaciones mensuales de agua hasta entonces seguirían siendo del máximo de 27 hectrómetros cúbicos.

“Las reglas ya deberían estar cambiadas”

Esta circunstancia ha llevado a la Asociación de Municipios Ribereños de la cabecera del Tajo a poner el grito en el cielo. “Las reglas ya deberían estar cambiadas. Cada hectómetro cúbico enviado de más es una puñalada para el río. Recuerdan que el día 10 de febrero deberían haberse modificado las reglas de explotación para reducir ”drásticamente“ los envíos en niveles 3 y 2, y temen que ”el miedo a los regantes vuelva a jugar en contra para adoptar las medidas que demanda la ciencia frente a la política“.

Desde la cabecera del Tajo lamentan la demora en la modificación de las reglas de explotación, pero temen que “la habitual mano izquierda con la que se trata a la agroindustria lastre una nueva oportunidad de poner fin al dislate del Tajo”. “Las reivindicaciones del sector no deberían pesar más que las necesidades urgentes de la cuenca cedente”, señala el presidente de la Asociación, Borja Castro.

Confía en que “el criterio técnico y todas las sentencias favorables se traduzcan en unas reglas de explotación acorde a lo que el escenario actual, la ciencia y el sentido común indican, porque de todas formas el cambio climático impondrá más pronto que tarde la realidad en una industria que es insostenible desde hace décadas”.

“Queda por ver si decidimos adaptarnos a la realidad y amortiguar los problemas o preferimos recorrer el camino duro, con el río Tajo muerto, el Mar Menor podrido y el terreno yermo a sendos lados de la tubería”, concluye.

Etiquetas
stats