Canal 9 gasta 40.000 euros en publicitar la nueva imagen de la cadena

Logo RTVV Nou

El nuevo Canal 9 arrancó el 9 d’Octubre con el objetivo de superar todos los traumas del pasado (manipulación informativa, ruina económica o el despido de algo más de 1.000 trabajadores vía un ERE brutal) y proyectarse como un medio de comunicación público, plural y al servicio de los valencianos.

Las productoras 100% valencianas, fuera de la externalización de RTVV

Con ese objetivo, entre otras cosas, la cadena autonómica ha invertido 40.000 euros en una campaña de imagen. Anuncios en autobuses, vallas, mobiliario urbano para la publicidad o mupis con algunos de los rostros de la cadena, los programas de más éxito (L’Alqueria Blanca) o el nuevo logo de la cadena.

La campaña, gestionada por una empresa especializada en gestión de medios, salió a concurso público por 50.000 euros y fue adjudicada, mediante un concurso público, por 40.000 euros, una rebaja de un 20%. La cadena, según el departamento de comunicación de Canal 9, ha llegado a todas las capitales e incluso a Elche.

Un anagrama discutido

Este anagrama, precisamente, ha despertado las críticas de varios diseñadores. Hecho por personal de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), ha sido tachado de fallido. “No es legible. Estructuralmente no funciona. En tamaños reducidos sufre. El color es moda y no se acaba de saber si es verde azulado o azul verdoso (lo hemos visto de ambas formas). No se puede hacer una versión a una tinta sin que pierda identidad. Tipográficamente es… No existe concepto, no tiene alma. Es un gráfico vacío”, dice la revista online Graffica.

A los profesionales de Xelola, una empresa de comunicación e imagen, tampoco les gusta el anagrama. Es más, lo consideran innecesario. Otros diseñadores como Xavi Calvo, Modesto Granados o Pedro González, tampoco aplauden la nueva imagen de RTVV.

“Es una marca que, por lo que se ha presentado, tiene todos los números para no cumplir con los objetivos deseables”, resume González en declaraciones a valenciaplaza.com. En cualquier caso, el nombre no hace la cosa. El 9 d’Octubre Canal 9 se presentó con propósito de enmienda.

¿Apertura informativa?

De entrada, parece que RTVV ha desterrado los peores vicios del pasado. La manipulación informativa, con telediarios que ejercían de correa de transmisión de las consignas de la Generalitat, puede haber remitido. La radio autonómica, Nou Ràdio, antigua Ràdio 9, da libertad a sus corresponsales para que se expresen con libertad.

Incluso Mònica Oltra, la diputada de Compromís, conocida por su beligerancia con el Consell, apareció el jueves en la presentación de la nueva cadena. Un pequeño detalle casi impensable bajo los mandatos de Eduardo Zaplana o Francisco Camps en la Generalitat.

Futuro en el alero

El futuro de la nueva RTVV, de todas formas, sigue en el aire. La Generalitat invertirá 70 millones en 2013 en la televisión, que no podrá gastar, por ley, un duro más. Si los tribunales anularan el ERE finalizado en agosto, indemnizar a los trabajadores con 45 días por año de trabajo más lo salarios de tramitación costaría unos 80 millones de euros.

El Consell, con la Generalitat prácticamente en quiebra, no tiene dinero, y ha amenazado veladamente con cerrar la televisión si el ERE se anula. Teniendo en cuenta que la audiencia de la cadena está bajo mínimos (un 4,5% de cuota pantalla en octubre), esa decisión ya no parece imposible.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2013 - 20:37 h

Descubre nuestras apps

stats