Esquerra Republicana denuncia acoso de la ultraderecha en un acto de Joan Tardà en Barxeta

Imagen del grupo ultra que se concentró contra el acto de ERPV

Esquerra Republicana del País Valencià (ERPV) ha denunciado que los asistentes a un acto celebrado en Barxeta en el que asistía el diputado en el Congreso Joan Tardà el pasado sábado sufrieron acoso por parte de miembros de la ultraderecha.

Desde la formación explican que tres días antes registraron en la delegación del Gobierno español en València un escrito dirigido al delegado alertando de "amenazas que por las redes circulaban de gente de ideología ultraderechista que se citaba en Barxeta instando a 'luchar hasta el final'". En el escrito recordaban los hechos protagonizados por movimientos fascistas de extrema derecha en la manifestación del 9 de octubre así como la concentración de ultras de España 2000 en Vinaròs y Benicarló y le pedíamos que tomara “las medidas que considere oportunas para garantizar la seguridad de la ciudadanía que quiera acudir a los actos y sea presente a los mismos, así como la neutralización de cualquier acto violento y delictivo por parte de los integrantes de estas organizaciones fascistas de extrema derecha".

Ante esta situación afirman que hacia las 10.30h de sábado -dos horas y media antes de la hora programada por ERPV a las 13h- se presentó un grupo de una veintena de personas pertenecientes al grupuscle de extrema derecha 'Defenem Valéncia' (sic), entre los cuales estaba el dirigente ultraderechista Juan García Sentandreu. Los denunciantes critican que "el grupo se dedicó a increpar a toda aquella persona que cruzaba la plaza para acudir a los actos programados diciéndole terrorista o advirtiéndole del peligro de entrar donde había los terroristas, además de cantar los himnos de España, el himno regional o el de la Guardia Civil".

Por otra partecritican que "la Guardia Civil no se presentó en Barxeta hasta que los efectivos de la policía local no telefonearon de urgencia porque los amotinadores se enfrentaban al agente que había a la plaza"

Además aseguran que "nos consta que VOX pidió en el ayuntamiento de Barxeta un espacio en la plaza de España para poner un 'tenderete explicativo', solicitud que fue rechazada para estar presentada fuera de plazo y como medida preventiva de posibles disturbios".

Momentos más críticos

Desde ERPV también aseguran que poco antes de empezar la charla un joven que asistía al acto "al cual insultaban y grababan con el móvil se dirigió a la mujer que lo estaba grabando para quitarle el teléfono con el cual grababa, incidente que los radicales han querido vender como agresión sexista".

Añaden los republicanos que, acabado el acto y cuando militantes y simpatizantes de ERPV se encontraban al local donde iban a hacer una comida todos juntos, "el grupo de extremistas de derecha se dirigieron a un grupo de vecinos de Barxeta, que tomaban un refresco a un bar de la entrada del pueblo, a los cuales insultaron. Estos se defendieron pidiéndolos que abandonaron su pueblo". Ante esta situación explican que "la guardia Civil acudió para disolver la pelea cargando contra los vecinos de Barxeta, en cuenta de defenderlos de los violentos -tal como pedíamos al escrito al delegado del gobierno-, con el resultado de una persona con heridas a una pierna y otros con contusiones".

Desde Esquerra Republicana del País Valencià se ha querido condenar "rotundamente y por enésima vez la pasividad de las Fuerzas de Seguridad del Estado cuando se trata de parar los pies a los violentos, incívics e intolerantes". Concluyen afirmando que "pediremos información a Delegación del Gobierno de España sobre las órdenes que se dieron el pasado sábado 7 de julio para prevenir disturbios y altercados violentos".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats